Vuelta olímpica con “Vochito”

En el mundo del fútbol se habla de Vochos y Ferraris para ejemplificar si un equipo está bien armado o si su plantel está por debajo del resto. En una supuesta carrera futbolística sobre ruedas, lo normal es que los equipos con mejor auto se lleven los grandes premios.

En la Bundesliga hay equipos con muy buena máquina. Bayern, Werder Bremen, Schalke, Stuttgart, Borussia Dortmund y Hamburger parten siempre como favoritos, y normalmente son ellos los que se disputan los torneos alemanes.

Este año la liga estuvo medio loca. En la primera mitad de la temporada el recién ascendido Hoffenheim sorprendió al mundo al estar en la parte alta de la tabla. Los grandes equipos navegaron entre la inconsistencia y nadie se mantuvo como líder único. Y el año cerró con sorpresa. De atrás apareció un equipo pequeño que no tiene muchas páginas en su libro de historia, y por supuesto, tampoco títulos. Ascendió hace no mucho a la máxima categoría y hoy se le nombrará Campeón por primera vez.

Wolfsburg venció en la última jornada y goleó 5-1 a Werder Bremen, equipo recién desempacado de Estambul, en donde dejó ir la Copa UEFA. Con esta goleada, el cuadro de Felix Magath sumó 43 puntos en la segunda vuelta, con 14 victorias, 1 empate y sólo 2 derrotas. Recordemos que la primera vuelta fue más bien discreta. Hasta la jornada 17 terminó noveno, con apenas siete triunfos, cinco empates y cinco derrotas, lo que le valió para ganar 26 puntos.

Gran parte del título se debió al gran momento de sus atacantes, quienes tuvieron un torneo soñado, tanto así que en la lista final de goleadores de la Bundesliga encontramos dos jugadores del VfL Wolfsburg en la parte alta. Grafite fue el campeón goleador con 28, uno ellos acaso el mejor gol del 2009. Edinaldo Batista Libânio, hoy Grafite para el mundo, lo recordamos por ganar el Mundial de Clubes con Sao Paulo en 2005. Segundo terminó Džeko con 26, una torre bosnia de 1.92 que no había brillado gran cosa antes de esta temporada, ni antes de llegar al Wolfsburg.

Ya hablábamos del técnico Felix Magath, campeón del mundo en España 1982 y quien tiene una historia curiosa que será contada en algún momento. Hijo de un soldado puertorriqueño que abandonó a la madre cuando tenía un año de edad, se reencontró con él hasta el año 2000. Actualmente, con un perdón mediante, llevan una estrecha relación.

El VfL Wolfsburg fue fundado en 1945 en la ciudad que lleva el mismo nombre y que es sede principal de la empresa Volkswagen, empresa propietaria del 100% de las acciones del club desde 2007. La compañía automovilística fue fundada por Adolfo Hitler en una fecha muy cercana al día en el que consiguieron el título de liga, 26 de mayo de 1938. Al principio se le llamó Stadt des KdF-Wagens (Ciudad del coche KdF). Dicha sigla corresponde al nombre de la empresa Kraft durch Freude (fuerza a través de la alegría). Actualmente la conocemos mundialmente como Volkswagen. Se dice que acudieron 70.000 personas a la inauguración celebrada por Hitler y Ferdinand Porsche, la cual inició una historia automovilística que se representa por el Volkswagen Beetle, inconfundible compacto que en muchos lugares es apodado Vochito.

Después de 71 años, esta pequeña ciudad del norte de Alemania, localizada en la zona de Baja Sajonia, y que cuenta con apenas 120 mil habitantes, es testigo de otro suceso notable, el pequeño VfL Wolfsburg ha logrado el título de la Bundesliga. En resumen, en esta ocasión, el Vocho superó a los Ferraris.

Vuelta olímpica con "Vochito"

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *