Chavas, ¡entiéndanos!

A las mujeres que no les gusta el fútbol… o no mucho. A Jaz.

Hay circunstancias adversas que un aficionado tiene que enfrentar toda vez que se adentra en el mundo del fútbol; circunstancias que no son impedimento para que apoye a su equipo, a sus colores. Es muy común sortear un castigo por parte de los padres, conseguir la lana para el boleto, intercambiar guardias de trabajo, aliviarse de una fuerte gripa, entre otros. Pero qué sucede cuando en nuestro camino nos topamos a la mujer ladrona de nuestros sentimientos ¡y no le gusta el fútbol! ¿Un dilema?

Si bien es cierto que a los de mi género se nos da por fingir y ceder ante las féminas durante el proceso de la conquista, también lo es que no podemos ocultar o negar nuestra devoción futbolera. En este preámbulo de una relación, de inmediato se suscita la primera gran confrontación directa (sin que ellas se percaten, quizá si) cuando ellas comienzan a criticar y descalificar a los hombres amantes del fútbol. “No le veo ningún chiste”, “sólo son un grupo de hombres detrás de un balón”, “es una pérdida de tiempo”, “mi hombre no debe ser tan estúpido como para que le guste el fútbol”.

(Paradójicamente aguantamos las agresiones de la persona a la que queremos deleitar con caricias. ¿Por qué? Recordemos que ellas tienen motivos muy, pero muy, poderosos para dominar nuestra atención)

Sin embargo, se llega a un arreglo que no necesita de explicación ni de la firma de un contrato, ¡sólo eso faltaba! Para que nos acepten con ese “defecto” que les puede llegar a incomodar. “Nada más recuerda que también debes tener tiempo para mí, no quiero verte echado todo el fin de semana viendo fútbol”, “total, son tus gustos”. Afortunadamente no hay partidos después de las 11 de la noche ni todos los días. ¡Mi amor, siempre tengo tiempo pa’ ti!

Conforme avanza el proceso, ambas partes cedemos para comprendernos, más no siempre para entendernos y en ocasiones nos podemos encontrar con una desventaja: la paciencia. En nuestro caso nos acoplamos a sus eventos sociales (ni modo de huirle al tarro), a sus gustos por la ropa y su compulsión por las compras (siempre hay un padre o un marido con quien intercambiar comentarios), a sus caprichos (si nos les cumplimos, pues) y a convivir con su familia (nunca falta el tío o el hermano que nos apoya y nos concede razón en todo). En el caso de ellas, se sientan a ver un partido con nosotros porque “nos quieren” (todo el partido se la pasan preguntando), nos acompañan al estadio (durante 90 minutos nos recuerdan que tenemos que ir a visitar a la suegra), nos regalan una playera (siempre del equipo al que no le vamos). Eso sí, cómo nos deleitan con esa frase que determina nuestra relación por unas horas: “sólo dime que no van a venir tus amigotes”. ¡Mejor ni avisarles!

Es curioso concluir que sin ellas definitivamente no podemos vivir, y sin el fútbol tampoco. Quizá la desventaja que tiene este último es que no pueden darnos las satisfacciones que las féminas sí pueden. Pero ya habrá mecanismos para poder integrar ambas partes. En fin, la mujer es lo más bello que existe sobre la tierra… pero como dice Villoro: “Dios es redondo”.

9 comentarios

  1. Isaura viernes 29, mayo 2009 at 11:57

    Sr. Leonardo, ahora sí que me pone en entredicho. Me gusta el futbol, lo confieso, pero me tomo respiros largos y no resulto tan clavada como usted describe ahí. He tenido algún maestro en esto del conocimiento pambolero (varios, uno se llama como usted, qué curioso, já… Ese Bro), y aún así hago comentarios burdos, infundados, digo tonterías, critico… pero puedo levantarme y dejar a los sujetos gritoneando para salir por un café, sin culpa.

    Esto de las “viudas del futbol”… no sé qué decir. Pero así como hay viudas de futbol, hay viudos de montones de otras cosas.

    Saludos
    Saludos Jaz!

  2. Vero viernes 29, mayo 2009 at 13:30

    Querido amigo,
    Sin duda!!! Genial su comentario sobre el fut, aunque es de suma importancia puntualizar, que también habemos (quizá no muchas) mujeres pamboleras!!! A quienes si nos gusta y entendemos, aunque quizá no practiquemos. Y en la práctica, a nosotras, las mujeres, nos es ´mucho más conveniente hacer preguntas a nuestra pareja, para que se sienta un plus más sobre el Universo, ”amor mío pregunta que yo te abriré al mundo de la verdad futbolera” Jajaja. Teniendo esa condición, sabemos, de antemano, que el próximo fin de semana habrá cine, cena y quizá hasta mas!!!! Besos amiguito PD Y ARRIBA LOS PUMAS!!!! Cómo no te voy a querer, como no te voy…

  3. Israel viernes 29, mayo 2009 at 13:43

    Punto numero uno… el fut no es para mujeres y si no me creen vean cuanta gente va a los partidos de mujeres y al mundial femenil… existe un mundial femenil??? bueno el punto es que seamos honestos se ven mal hay mejores cosas en las que son buenas… aunque sea dejenos el fut para nosotros…. ya tienen nuestros corazones el fut no nos lo quiten jejeje

    Saludos a todas las feminas.

  4. Leonardo viernes 29, mayo 2009 at 13:48

    Mi estimado Israel, el fut también es para las mujeres y sí existe un mundial femenil. Tan es un deporte de mujeres que en alguna ocasión MARIGOL iba a fichar por un equipo de primera división. Eso sí, coincido que ya con nuestros corazones tienen, pero en lugar de que nos quiten el futbol es mejor que se integren a él. Un saludo.

  5. Bombona viernes 29, mayo 2009 at 14:17

    Hola a todas y todos, al parecer mi querido Elías esta dramatizando un poquitito. Definitivamente no soy fan del futbol y la realidad es que no tengo idea mas allá de que los seres humanos masculinos con esas piernas tan fuertes y bien formadas (incluyendo sus…) nos deleitan la pupila. jajajajajajajajajaja.
    Solo no se claven tanto y si son accesibles para las compras, la familia, etc. tanto como nosotras con ustedes, seguro juntos veremos no uno sino varios partidos de futbol.
    Besos a todos los futboleros y las no futboleras tambien….

  6. George (chocho) viernes 29, mayo 2009 at 14:53

    Dicen por ahí que a las mujeres hay que amarlas, al igual que los hombres amamos al futbol (pero definitivamente, las mujeres nos dan más cosas que el futbol). En efecto, los hombres nos clavamos mucho con el soccer, pero no es con todos los partidos, solo es con un partido, por un par de horas ya sea sábado o domingo y después tendremos el tiempo completo para ustedes mujeres, ahora sí que como dicen QUE TANTO ES TANTITO…

  7. MOLLETUCA viernes 29, mayo 2009 at 15:18

    Afortunadamente, la mujer ha ganado terreno en varios aspectos de el llamado “juego del hombre”. Y eso es grato para algunos caballeros, pero más lo es para algunas feminas que tenemos una extraña pasión por este deporte, y no me refiero a ver sólo los atributos de los bien formados cuerpos de los futbolistas.
    Pero algo curiso sucede también en nuestro caso: encontrarnos con un hombre al que lo guste ese deporte. Si, los hay; así que entiendo el sufrimiento de los futboleros cuya pareja no disfruta de esa pasion llamada futbol.

  8. Miguel Sánchez viernes 29, mayo 2009 at 19:25

    Ojalá que todas fueran como tú, Molletuca. Un abrazo.

  9. XANATL jueves 18, junio 2009 at 19:49

    keridisimo Elias no entiendo por ke tenga ke ser tan complejo el arreglo entre parejas, si es tan sencillo como esto. los dos ven el partido tomando unas cheluquis y en la noche…..pues recrear el partido tuya mia te la presto gooooooollllll, jajajajajajaj

Your email address will not be published. Required fields are marked *