Evanivaldo Castro ¿Cabanho?

Parado, gritaba poco, gesticulaba. Hablaba por teléfono y después volvía los ojos a la práctica. El entrenador le preguntaba cosas, se le acercaba la gente por autógrafos. Yo, desde lejos lo analizaba. Estaba desorbitado, incrédulo, ansioso. Y él seguía parado, apenas viendo, apenas dirigiendo.

Un amigo llegó corriendo y me dijo «vamos tráete un cuaderno y una pluma». Pero me bloqueé. No sabía qué hacer, tenía un pánico raro. Ya había hablado con personajes ilustres, con gente famosa y sí, me entraba el cosquilleo, como ese sentimiento de que no crees que sea real, pero lo es. Pero con él me sentía nublado, como muerto en vida.

Un rato después llego mi cuate con un autógrafo apenas legible. Decía, para Emiliano con cariño, de su amigo… ¿Carruso? ¿Calado? ¿Castro? No, no. Pero en fin, tenía su autógrafo. Riéndome, le dije a mi amigo «no mames, es Cabanho, vino su doble».

Pero no. El verdadero, inigualable, histórico Cabinho, estaba en mi Prepa. Firmando autógrafos, posando para la foto, entrenando a las campeonas. La Prepa 6 en fútbol femenil había ganado todo desde que yo estaba estudiando ahí.

Así que se consiguieron el contacto de Cabinho y llegó a animarlas, visorearlas y entrenarlas. Se supone que habría después una charla con Leonardo Cuéllar, pero sólo aquellas que en verdad mostraran talento.

Terminando el entrenamiento corrimos y esperamos a un lado del campo arenoso. Por fin se acercó y le firmó, ahora, la camisa a mi amigo. Nos contó sus planes, sus proyectos. Dijo que lo mantenían olvidado ahí en la institución puma, lejos de cualquier protagonismo.

Tenía un proyecto de dirección técnica. Era el momento en que Hugo Sánchez se estaba tambaleando al frente de la Universidad, luego de haber sido bicampeón. Cabinho, cabizbajo, con poca presencia, o por lo menos la que yo esperaba del mejor de todos los delanteros que habían existido en nuestro fútbol.

El Cabo terminó de platicar con nosotros y se fue. Casi nadie lo reconoció en ese momento. Yo no pude dormir: había intercambiado puntos de vista y escuchado la historia de Evanivaldo Castro. Pensé que lo volvería a ver, por lo menos dirigiendo fuerzas básicas o Primera A, o a los Pumas. Pero hasta ahí quedó. Parece, según contó aquella vez, que las mafias futboleras no lo dejarían llegar a los reflectores, al primer plano. Cabinho no era del agrado del patronato, algo así como El Tuca, inteligente, respondón y bocasuelta.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

21 comentarios

  1. Luis Ramos domingo 28, junio 2009 at 1:09

    Cabinho qué. ja ja ja. No es cierto, simplemente pienso que es una figura antigua, pocos la recuerdan, ni siquiera los supuestos aficionados puma, tal vez suene exagerado, pero para mí es perfectamente olvidable.
    P. D.
    El artículo de Nedved te quedó muy muy chido

  2. miguel montoya martes 28, julio 2009 at 16:06

    quien haya visto jugar al cabo sabra que lo que opina luis ramos es una estupides, grande cabo hacias lo que querias y como querias a los defensas rivales ni saturnino cardozo se hacerco a lo que fuiste tu, en verdad el mejor centro delantero del futbol mexicano

  3. JULIO ABEL lunes 7, diciembre 2009 at 23:36

    hola cavo como estas espero tengamos comunicacion

  4. JULIO ABEL lunes 7, diciembre 2009 at 23:38

    yo fui auxiliar del cavo en puebla

  5. Emiliano Castro Sáenz martes 8, diciembre 2009 at 10:58

    Julio, estaría bien que nos contaras un poco más de tu experiencia al lado del Cabo, cómo fueron los ayeres de auxiliar del más grande extranjero que ha pisado canchas mexicanas. Ojalá, también, que Evanivaldo reciba tus saludos.

    Miguel, coincido contigo, no en que lo de Luis sea estupidez, sino que Cabinho ha sido el más grande y de ahí le sigue Cardozo.

    Luis,
    De seguro no eres puma y lo hubieras querido en tu equipo alguna vez, no crees? En fin. Tienes cierto grado de razon en algunos aficionados puma que se vuelven de ocasión y pocos de esos recuerdan al Cabo. Pero la mayoría de Pumas son de corazón azul y piel dorada y tienen tatuadas los goles de Cabinho en el alma.
    Gracias por las flores de Nedved y perdona (perdonen) por responder hasta ahora.

    Les mando un saludo y gracias por visitar el sitio y comentarnos. ¡Hasta la vista!

  6. Zacarias martes 8, diciembre 2009 at 12:27

    Que tal Emiliano…

    Que Cabino no es el maximo anotador de goles de todos los tiempos en Mexico ?? digo porque fue si mal no recuerdo 7 veces campeon de goleo individual…u 8 ?

    Saludos.

  7. Emiliano Castro Sáenz martes 8, diciembre 2009 at 16:12

    Qué tal Zacarías!
    Sí, fueron siete campeonatos de goleo del Cabo. Un referente obligado si se quiere hablar de constancia y capacidad en la delantera de la liga de fútbol mexicana. Es, simplemente, el más grande, el mejor de todos los tiempos.
    Un saludo, y ¡hasta la próxima!

  8. Sergio martes 8, diciembre 2009 at 17:40

    Para Luis Ramos: Seguramente nunca lo viste jugar o simplemente le vas a otro equipo. No dudo que haya pumas muy jóvenes que no lo conozcan (aunque muchos ni habían nacido cuando el gran Cabo realizaba sus hazañas lo conocen perfectamente), pero te puedo garantizar que la gran mayoría de la afición puma sabe que es parte importantísima de la historia del club y del futbol mexicano en general ya que es simplemente el mejor extranjero que ha jugado en nuestra liga.

    Por cierto, pronto seré padre de un varón y estoy en el proceso de convencer a mi esposa de llamar al niño: Evanivaldo Castro 😀 jejeje, a ver si la convenzo.

    Sergio Vázquez

  9. Emiliano Castro Sáenz martes 8, diciembre 2009 at 22:11

    Hola Sergio,
    Gracias por visitar ELBUENFÚTBOL, esperemos verte más seguido por aquí. Aunque Luis le vaya a otro equipo, es muy difícil desacreditar todo lo hecho por el gran Cabinho. Puede no ser del agrado de muchos, pero no olvidarse perfectamente.
    De a cuerdo a lo de tu hijo… Mucha suerte con el convencimiento, aunque sería raro ver el acta de un chamaco que pareciera tener tres apellidos. Sería original, no sé si muy grato para él después. Por lo de Evanivaldo, si tanto es el afecto, no se escucha mal. A ver si en una de esas se nos inspira y termina rompiendo la liga dentro de unos veinte años… Ojalá.
    Saludos pues. Gracias por comentar.

  10. jorge miércoles 9, diciembre 2009 at 17:39

    Hola Emiliano

    Buenas tardes, la mejor de las suertes y que envidia de la buena la de saludar y que te autografiara el gran Cabo, Cabinho soy aficionado de Pumas y pues si la verdad yo lo vi jugar ya en su ultima etapa si mal no recuerdo con los Tigres; pero eso no me impide reconocer la grandeza de este gran delantero, parte fundamental en la historia de Pumas y del fut bol mexicano, ahora que si ya es parte de la historia o décadas atrás pues eso no significa que lo desacrediten por que eso significaria que en 10 ó 15 años también los aficionados jovenes desconozcan o desacrediten los logros de Cardozo o Borgetti…….los grandes jugadores forman con los años las historias y grandes logros de los club en los que militaron. Y pues Pumas este gran equipo, tan carismático ha tenido grandes delanteros siendo sus grandes referentes como mexicano Hugo Sánchez y como extranjero Evanivaldo Castro Cabinho.
    PD A la directiva de Pumas denle un chance al gran Cabo , hombre este señor les va a dar personalidad y presencia y a los delanteros que les toque la suerte de entrenar tendran que ser de lo mejor en cuestión de definir frente a la meta. No es por nada, pero el gran Cabo debe darles mucho más que Tuca, no tengo nada en contra de Ferreti pero su estilo es muy conservador y defensivo y la mística de Pumas debe ser la del ataque.
    Saludos

  11. Emiliano Castro Sáenz jueves 10, diciembre 2009 at 17:34

    Hola Jorge,
    Qué tal. Buen comentario el que haces. No sabes la cantidad de nervios que me abordaron cuando lo vi de lejos, observando, dirigiendo a las chicas de la Prepa. Inolvidable es y será. Es de esos parteaguas en nuestro fut tan vendido y ajetreado por los malos tratos de directivos, lo de Cabinho fue un acierto inmejorable. Así como una oportunidad al frente de Pumas, León o de Atlante, ¿por qué no?
    Tal vez se convierta en un referente de la dirección técnica de nuestra lastimada liga. Mientras tanto, los Pumas seguirán con Ferreti, un tipo que ama sus colores, que crea jugadores y los forma y les da nuevas oportunidades, pero que se resguarda el gusto por ofender, y deja a su equipo amarrado en la retaguardia, volviéndose por momentos el clásico mexicano ratonero.
    Gracias por visitarnos, leernos, comentarnos. Un abrazo!

  12. jesus miércoles 6, enero 2010 at 15:00

    bueno hablar del cabo cabinho es un honor, yo soy americanista y tube la gran oportunidad de ver jugar a este gran jugador y gran ejemplo en todos los aspectos dentro y fuera de la cancha es un fuera de serie un ejeplo a seguir, y que daria por tener un autografo del mejor jugador extranjero que ha venido a mexico, solo que lo han olvidado tanto directivos del futbol como los de pumas ,a esta persona nunca un homenaje se le ha echo porque? porque el olvido? si alguien tiene la forma de decirme como le pudiera hacer para tomarme una fotografia con este super personaje, se lo agradeceria mucho . algun dato por favor, ami mi esposa no estubo de acuerdo en ponerle su nombre a mi hijo, no pude convencerla lastima , no hay jugador tan ejemplar como el , es unico .que dios te bendiga cabinho. algun dato por favor a mi correo eduarm_131@hotmail.com muchas gracias. P.D. por favor las personas que no lo vieron jugar o que no sepan de futbol, mejor que no opinen.

  13. Emiliano Castro Sáenz miércoles 6, enero 2010 at 20:14

    Jesús,
    Un placer tener a gente conocedora del buen fútbol y que gozó épocas doradas como la de Cabinho en sus diferentes casacas, porque sea donde fuera, el Cabo siempre lo dio todo.
    Estaremos pendientes de encontrar la manera de que lo contactes. De todas formas puedes meterte a su página de internet (www.cabinho.com) donde están sus datos en la casilla de *contacto.
    Que tengas mucha suerte con el encuentro y saludos para ti.
    Hasta la próxima y no olvides de seguir vistándonos

  14. lazaro lopez jueves 7, enero 2010 at 16:28

    Como muestra basta un boton; el ultimo campeonato que ganaron juntos «»el gran Cabinho» y el otro «» Hugol Sanchez» da cabo para recordarle como gran jugador, como nota especial se marco un penalty a favor de pumas y el cabo dejo que lo tirara Hugo para quedar empatados en goles. Este tipo de jugadores jamas debieron de dejar a su equipo del alma, asi como tampoco que les hagan »gachadas» como la que acaba de pasar con Ramoncito Morales. NO LO ENTIENDO, son estandartes de su equipo, otro ejemplo Luis el matador y necaxa, dulio davino y el america, etc.

  15. Estaca Brown jueves 7, enero 2010 at 19:01

    Cuando «Cabinho» anotaba a nuestro equipo como que lo aceptabas dócilmente, cosa que no sucedía con Cardozo (con todo respeto, un mamonazo). Al «Cabo» si debió invitársele a que se naturalizara mexicano (creo que nunca fue seleccionado por Brasil), un jugadorazo como él nunca hubiera despertado tanta polémica como la levantada por el «Guille» o Vuoso.

  16. Emiliano Castro Sáenz viernes 8, enero 2010 at 10:29

    Que tal Lázaro,
    De acuerdo contigo, este tipo de emblemas merecen el mejor trato del equipo (porque ya lo tienen con la afición), o al menos ser tratados con respeto. Si bien la carrera de Cabinho terminó como jugador hace ya bastantes veranos, sería bueno verlo en algún cargo, porque según vi durante aquel (lejano ya) encuentro, el Cabo estaba animado y sabe de fútbol.
    POdría probarse su trabajo, siempre y cuando no se aproveche de su imagen como jugador por el resto de sus días. El trabajo de hoy sí cuenta, pero si no se le da oportunidad, ni cómo probarlo.
    Gracias por visitarnos de nuevo y por tu comentario. Hasta luego.

    Estaca Brown,
    Estoy en tu canal. El Cabo es más mexicano que el chile, si no ya se hubiera regresado. Lo cierto es que vive y trabaja para nuestro país desde que llegó de Brasil. Nunca fue convocado por ninguna selección y se desaprovechó a un grande… todo por los fantasmas mentales de los que padecen nuestros directivos.
    Además de la rareza que existe en la soceidad: Hay cierto malinchismo, pero a su vez se desprecia al extranjero. «Ni si ni no, sino todo lo contrario», diría el buen Cantinflas. Imagínate una selección con el Cabo, Hugo y compañía???
    EL hubiera no existe, pero vale la pena imaginarlo.
    Saludos y gracias por tu comentario.

  17. Crisófro Guzmán sábado 23, enero 2010 at 14:31

    Te felicito, tuviste la oportunidad de hablar con el más grande futbolista de los PUMAS de todos los tiempos, sin desdeñar a tan grandes figuras que han pasado por la institución y solamente aquel que sabe, ha jugado y ha vivido el futbol podrá dar una opinión cercana a la realidad futbolística del estatus del «cabo».
    simplemente el mejor, el que más goles metió con una cantidad de recursos que asombran y que tenía algo que para mi es lo más importante: profrsionalismo y disciplina, cosa que le falta hasta al más habil, sino recuerden el rumor(más que eso) de la corrupción en las alineaciones de Hugo, las artimañas de Cardoso o la falta de caracter de Rafa Márquex en la selección.
    Felicidades.

  18. Emiliano Castro Sáenz domingo 24, enero 2010 at 0:09

    Hola Crisóforo!
    Toda una experiencia es el simple hecho de cumplir uno de los grandes sueños que lo acompañan a uno desde que es conciente del fútbol, de la pasión del fútbol. El más grande, sin más ni más. Los reconocimientos le caen a él, por su entrañable carrera y no por abrirse camino entre los medios de comunicación.
    Muchas gracias por el comentario y por las felicitaciones. Ojalá y te veamos más seguido aquí en este tu espacio, ELBUENFÚTBOL*. Hasta la próxima!

  19. Ray viernes 13, septiembre 2013 at 10:07

    yo le iva a pumas y cuando cabinho se fue al atlante me volvi atlantista. es que no era cualquiera y habia que seguir disfrutando de los goles del cabo «

  20. Ray viernes 13, septiembre 2013 at 10:09

    creo que seria un buen entrenador de delanteros, era inteligente, se sabia mover sin balon, cuando picar cuando frenar. y era muy contundente.

Your email address will not be published. Required fields are marked *