Corona, nueva esperanza cementera

Jesús Corona es quizá la contratación más importante de cara al siguiente torneo en el fútbol mexicano y es que realmente no hay mucho de dónde escoger. Con esto no quiero decir que el ahora portero de Cruz Azul no sea un jugador de primera línea, pero me parece exagerado el entorno que han querido crear con esta contratación.

El simple hecho que Cruz Azul sea noticia es más que suficiente para llamar la atención de los aficionados al fútbol, pues es un equipo importante y de convocatoria importante en el D.F. y alrededores. No me atrevo a compararlo con lo que América y Guadalajara levantan a nivel nacional, pero el equipo celeste y su historia son del saber común entre los aficionados al fútbol.

En la década de los setentas surgió la figura de Miguel Marín y a la fecha es el jugador más importante en la historia de este Club, que ha tenido un sin fin de jugadores históricos pero que en los últimos diez años ha carecido de una figura importante. El famoso Supermán Marín ha sido por si fuera poco el mejor portero que ha venido a México en la historia.

Muchos podrían pensar que las figuras normalmente son los delanteros o un buen mediocampista, pero en Cruz Azul la portería ha sido muy importante en su historia.

Desde Pablo Larios, quien fue incluso seleccionado nacional y titular de México en 1986, hasta Óscar Conejo Pérez, quien fue un ícono para los seguidores cementeros, pero que realmente y debido a la crisis de títulos que ha tenido este equipo durante los últimos 30 años (un título) no fue un jugador significativo en esos aspectos.

Cruz Azul requiere gente que gane campeonatos. Sí, por más fuerte que esto suene y sin ofender a muchos jugadores que han pasado por sus filas, este club se ha ido apagando hasta el grado de festejar subcampeonatos y quedar conformes con ser segundos o perder ante equipos que en el papel sean favoritos, cuando por historia los favoritos deben ser ellos.

Esta es una mera impresión pero también es un sentir general, pues basta recordar las últimas dos finales que Cruz Azul perdió, ante Santos y Toluca, para recordar que mucha gente y algunos periodistas suavizaron los fracasos diciendo que al menos estaban ahí y que eran dignos subcampeones. Que me disculpen, pero la historia de Cruz Azul no debe permitir este tipo de conformismo, no olvidemos que la grandeza de un equipo va de la mano de la grandeza de su afición.

Jesús Corona es un gran portero, tiene cualidades importantes, incluso para ser titular de la Selección. Es un jugador al que ya se le está empezando a meter presión y a hablar de ganar títulos cuando ni siquiera se ha puesto el uniforme y jugado un partido oficial.

Corona puede ser el jugador que Cruz Azul espera en ese puesto, sobre todo porque Yosgart y Blanco no hacen uno, pero los fracasos de Cruz Azul van mucho más allá de la portería y ese es un aspecto que usted, amigo cementero, no debe perder de vista.

Desde Hermosillo y Palencia en aquella tarde de domingo en el Nou Camp de León, con este equipo no pasa nada. Veremos si Corona y todos los demás que forman el equipo, le dan ya alegrías a una afición sedienta de éxitos verdaderos.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

1 comentario

  1. enrique lopez farias martes 1, diciembre 2009 at 15:45

    HOLA CORONA MI HERMANA KAREN TE GUSTO CORONA JAJAJAJAJA TU NADA EMAIL YO SI TENGO ADIOS

Your email address will not be published. Required fields are marked *