Selección Mexicana: Sin rumbo fijo

México arrancó su participación en Copa Oro ganando 2-0 a Nicaragua, un rival muy flojo y francamente semiprofesional. Nuevamente la inoperancia del equipo azteca se hizo presente, sobre todo en el medio del campo. Desesperante la cantidad de pases equivocados, uno tras otro y con jugadores que no están en su momento. Pero cuando son todos, no queda de otra que darle para adelante y tratar de mejorar.

Lo cierto es que contra rivales de este calibre, como Nicaragua, no hay pretextos. Nadie asume la responsabilidad, nadie se pone el traje de protagonista y nadie toma la postura de seleccionado nacional.

Nicaragua, una selección semiprofesional, con grandes errores en todas sus líneas. Por momentos parecían un equipo de llano y los seleccionados ni así daban tres pases correctos de manera consecutiva.

Número 135 en el ránking de la FIFA, Nicaragua mantuvo durante 40 minutos en cero al Tricolor y fue hasta que el árbitro central regaló un penal al cuadro azteca que se abrió el marcador.

México, sin llegada, sin jugadas claras de gol, nadie hace relevos, nadie hace la pasada cuando los volantes buscan pasar el balón, una Selección realmente pobre, que está viviendo su peor momento en muchos años. Jugadores como José Antonio Castro, que sigue siendo el mismo de siempre, centrando mal, no respetando el esfuerzo de los demás. Tuvo en Medina a un compañero que intentó hacer pareja con él, tocando y moviéndose al espacio, pero El Gringo Castro ni enterado.

Torrado simplemente no juega. Sale a repartir leña como se dice vulgarmente, y ha olvidado los argumentos futbolísticos que lo llevaron a la Selección y al Mundial. Torrado se ha convertido en un jugador más que si está o no, nadie se da cuenta.

Ismael Rodríguez, infame. Realmente sin nivel para estar en Selección. Erró una cantidad impresionante de pases en cada salida. Juega al pelotazo, no se compromete y parece jugar escondido para pasar desapercibido.

Todo eso que se habla sólo tiene un nombre y ese nombre es miedo. Así es señores, el jugador mexicano demuestra una vez más que el jugar en una liga profesional y gozar de provilegios, los cuales sus oponentes no conocen ni en sueños, caso los jugadores de la Selección de Nicaragua, no es suficiente para imponer condiciones y demostrar que se es superior. Al contrario, se presionan cuando se saben o los saben superiores, son sensaciones que a la fecha  nuestros seleccionados no saben controlar. Son procesos mentales que un día deberán convertirse en una habilidad para pensar y controlar todos esos aspectos que hoy traicionan a nuestros futbolistas. La Selección Mexicana no está lista para grandes retos, no está lista para triunfar, al menos por ahora.

Javier Aguirre tiene mucho trabajo. Quizás jamás pensó lo complicado que iba a ser este retorno al seleccionado nacional. Aguirre sigue probando jugadores. Sigue haciendo lo mismo que hicieron Hugo Sánchez, Chucho Ramírez, Sven-Göran Eriksson y todos ellos terminaron con los mismos resultados.

Esta Selección seguramente no será la que enfrente a Estados Unidos pero curiosamente todos los pensamientos y reacciones, están dirigidas al 12 de agosto, día crucial para el Tricolor pues podría estar decidiendo ante EU su participación en el Mundial próximo.

Los regresos seguros de Osorio, Rojas, Salcido, Márquez, Pável, Guardado, Cuauhtémoc y probablemente Sinha, deberían dar un poco de tranquilidad y confianza, pero señores… están de vacaciones y algunos ¡de pretemporada! Si acaso Cuauhtémoc está vigente en su equipo. Entonces, ¿por qué no están jugando la Copa Oro?

En fin, sólo en México se ven este tipo de situaciones. Aguirre sabrá el porqué y tendrá sus argumentos, los cuales hay que respetar porque él es el que sabe y creo en el trabajo del Vasco, aunque por más que soy optimista, no veo claro, no veo por dónde y mucho menos, no veo quiénes vayan a ser los valientes que metan a México en Sudáfrica 2010.

Quizás el 12 de agosto se sacudirán el miedo y nos darán a los mexicanos una esperanza, pero para eso hay que mejorar mucho y, sobre todo, volver a creer en ellos mismos.

See how many cases are our website resolved on the first contact
FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *