¿El fin de una era?

Apenas ayer Raúl González comentó que el puesto de titular lo ha peleado 15 años y que este torneo no será la excepción. Este comentario tiene muchas vertientes y es que apenas hace unos días Luis Felipe Scolari, ex seleccionador brasileño, acusó al estandarte madridista de ser el gran problema del Real Madrid, pues dice que domina el vestidor aun por encima del técnico que esté.

Raúl ha sido un emblema del equipo merengue. Ídolo de la afición y sobre todo un profesional en todo el sentido de la palabra. Es Raúl el máximo goleador del equipo en Champions League en toda su historia y nadie puede dudar de su calidad y caballerosidad respetando siempre al rival.

Sin embargo todo por servir se acaba y la vida de un futbolista, se sabe, no es muy larga. Raúl González Blanco ha venido disminuyendo físicamente en las últimas dos temporadas y ha tenido que ser, incluso, ubicado en otras posiciones para dar lugar a jugadores que llegan al club con cartel y prestigio. Caso directo cuando llegó Ronaldo Luiz Nazario y Raúl dejó el eje del ataque para jugar como media punta o poste. Así podemos decir que el 7 blanco parece aferrarse a una titularidad que hoy está en duda, pues la llegada de jugadores como Kaká, Cristiano, Benzema y por ahí Ribéry, si es que se concreta, desplazarían definitivamente a Raúl del cuadro titular.

La afición merengue está muy ilusionada con la llegada de los nuevos refuerzos y pareciera que las figuras que han dado historia y títulos al equipo, y que aún siguen ahí, se están quedando en el olvido.

Todo proceso tiene un principio y un fin y quizás el de Raúl está cerca. Apenas hace unos días el Manchester City hizo una oferta importante por él, quien sin dudarlo respondió que no saldría del Madrid ni por todo el oro del mundo, dejando un claro mensaje de que se sabe seguro en el equipo.

Desde tierras brasileñas, apenas hace unos días, Ronaldo Luiz comentó que Pellegrini deberá tener mano fuerte en el vestuario, haciendo referencia, en cierta manera, a las palabras de Scolari y dejando claro que un vestidor con tantos jugadores de primer nivel puede ser complicado de manejar.

Manuel Pellegrini, nuevo estratega merengue y conocido como El Ingeniero, tendrá que construir un ambiente limpio, claro y profesional en el vestuario del Madrid. Dejar a un lado el vedetismo y estrellitis de jugadores que pudieran en algún momento confundir toda esta ola de cariño con la idolatría, proceso para el cual primero deben ganar muchos títulos con el equipo y marcar la historia con sus nombres en cada partido que disputen, tal y como lo ha hecho Raúl.

Ahí sí me atrevo a decir que el famoso Ángel de Madrid, como es también conocido Raúl, es el referente no del vestuario, sino del Real Madrid, el jugador líder y querido por todos los madridistas pues ha sido el 7 un ejemplo a seguir dentro y fuera de la cancha.

Si Raúl juega o no, si es titular o no, dependerá única y exclusivamente del Director Técnico en turno y así deberá de ser.

Pellegrini tiene la última palabra.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *