Es la envidia de Florentino

Florentino Pérez llegó al Madrid y comenzó a romper el mercado de pases en Europa. Uno a uno llegaron Kaká, Cristiano, Benzema, Albiol, y los millones de euros se mencionaban como si el Bernabéu fuera un banco suizo.

Sí, Florentino y su Madrid gastaron, aunque deben haber planificado perfectamente la forma en que van a recuperar su dinero, ya sea con venta de camisetas, de derechos de transmisión o con giras por Asia y Estados Unidos. Pero aún con las gigantes cantidades que hemos escuchado últimamente en terrenos merengues, se están quedando cortos en comparación con el equipo de Manchester, y no estamos hablando del United.

Sheik Mansour compró al Manchester City en 2008 por 230 millones de euros, todo esto sumado a otros 191 millones destinados en los fichajes de Robinho, Tévez, Adebayor y otros más. Es decir, estamos hablando de 421 millones de euros en un año, cifra que deja en ridículo los 214 gastados por Florentino este año.

Con estos jugadores, el técnico Mark Hughes busca representar en juego el poder económico de Mansour, uno de los jeques de Emiratos Árabes. Esto significa pelear con los cuatro grandes de Inglaterra y también con los mejores de Europa.

En este mismo verano, también desembolsó por Roque Santa Cruz y Gareth Barry, que llega del Aston Villa. Con esto suma 93,1 millones de euros sólo en este periodo vacacional, cifras que podían ser la envidia de Florentino.

Lo de Samuel Eto’o ya quedó olvidado, pero estuvo cerca de vestirse de azul. Ahora el gran objetivo parece ser John Terry, ya que la defensa sigue siendo el pendiente de Hughes. Ancelotti no parece tener intenciones de dejar ir a su referente y capitán, pero la gigantesca fortuna árabe del City no parece tener fin. Hughes declaró que “Terry es el hombre”, “es la clase de jugador que necesitamos si queremos competir al máximo nivel”. Dijo que si Chelsea no lo vende tendrán que resignarse, pero que por ahora aún no están en ese punto. Fuertes palabras que habrán preocupado a más de uno por los rumbos de Stamford Bridge. Por ahora Chelsea ya rechazó dos ofertas, la más reciente de 35 millones. La otra opción Ciudadana era Joleon Lescott, pareja de Terry en la defensa inglesa de Capello, pero que se descartó luego de que Everton rechazara una jugosa oferta de 17,3 millones, siempre hablando de euros.

Así que si de dinero se trata hay que alejar los ojos de Madrid y dirigir la vista hacia Manchester, pero en esta ocasión a la zona oriente, sector de la ciudad donde habita la mayoría de los seguidores blues, así como en oriente medio está la fuente de la fortuna que pone al Manchester City como uno de los equipos a seguir para la próxima campaña.

2 comentarios

  1. George (chocho) martes 21, julio 2009 at 14:52

    Vaya que estos señores saben gastar (o despilfarrar quiza?) bien su dinero, no compran por comprar, realmente tienen asesores, estudiosos y gente que vive y come del futbol, saben que jugadores son los que necesitan y saben explotar sus habilidades al máximo. Habrá que seguir de cerca a estos muchachos del City, en donde hasta hace unos meses, había un mexicano, lo recuerdan?? sí el mismisimo, polémico y siempre lesionado Nery Castillo…

  2. Queta martes 21, julio 2009 at 17:29

    Un ticket de entrada para un partido equis del Real Madrid cuesta más de 50 euros; para un partido chidito cuesta casi 100 euros (el más barato). Así que rápido recuperarán la inversión.
    Es como quitarle un pelo al gato!

Your email address will not be published. Required fields are marked *