La Copa de la Paz

En estos días hemos escuchado mucho de la Copa de la Paz. Oímos que se juega en tierras españolas, que por allá anda el Atlante, y que hay equipos tan grandes como Juventus o Real Madrid.

Pero seguro habrá quien se pregunte qué cosa es la Peace Cup, ¿de dónde sale? ¿quién la organiza?

Este torneo veraniego lo organiza la Fundación de fútbol Sun Moon para la Paz, quien invita equipos de todos los continentes apelando a la lucha por la paz mundial. Esta fundación tiene relación directa con Sun-Myung Moon. ¿Quién es este sujeto? Es un surcoreano, nacido en 1920, fundador de un movimiento religioso conocido como Iglesia de la Unificación, así como de la Federación para la Paz Universal. Estamos hablando de una organización que mezcla credos cristianos con enseñanzas orientales dirigidas a lo espiritual.

Aquí habría que anotar que Sun-Myung Moon ha tenido que enfrentar fuertes batallas legales ante justicias nacionales, como la norteamericana, por presunta explotación de la fe. Los adeptos y benefactores de este movimiento sostienen que la auténtica misión de Jesús no fue morir crucificado, sino que aceptó con valentía ese destino a pesar de que los dirigentes de la época jamás lo reconocieron como Mesías. Este valiente acto, proponen, le abrió la puerta a la resurrección y a la venida del Espíritu Santo, con lo cual sembraría toda la teoría del cristianismo.

Los problemas le llegaron a Moon cuando se autoproclamó el actual Mesías, el Padre Verdadero, asumiendo el papel de Hijo de Dios. Según cuenta, Jesús se le apareció una mañana de Pascua de 1936, y le encomendó continuar su obra: “me dijo que continuase con la obra que él mismo había comenzado sobre la tierra hacía dos mil años, que lograse el establecimiento del Reino de Dios, que aportase la paz a la humanidad”.

En fin, que no nos alargaremos más sobre Moon, que sin duda ha sido un tipo polémico como adorado, con una vida digna de contarse. Estuvo preso en Estados Unidos por evasión fiscal, sufrió la muerte de su segundo hijo Heung-Jin Moon en un accidente automovilístico por lo que lo nombró “Rey de los Espíritus”, y ha dejado algunas enseñanzas entre las que resaltan la desaparición de todas las religiones, así como la obediencia absoluta hacia su persona.

Regresando al fútbol, este torneo se realiza cada dos años desde 2003, las tres primeras en Corea del Sur, y la actual en España. Anteriormente participaban 8 equipos divididos en dos grupos de los cuales los líderes calificaban a la final. Para esta ocasión, con 12 participantes, hay cuatro grupos de tres equipos en donde los primeros lugares califican a las semifinales. Los tres campeones previos son invitados para la edición 2009, PSV Eindhoven, Tottenham Hotspur y Olympique Lyonnais. El campeón recibirá 2 millones de euros, un millón el subcampeón, y 500 mil euros los semifinalistas.

La comunidad autónoma española de Andalucía recibirá la mayoría de los encuentros en los estadios de La Cartuja y Ramón Sánchez Pizjuán en Sevilla, Chapín en Jerez, el Nuevo Colombino de Huelva y La Rosaleda en Málaga. Se añade el Santiago Bernabéu para los dos partidos del Real Madrid en la fase grupos.

El Olympique de Lyon ha estado en todas las finales anteriores. Perdió las dos primeras frente a PSV y Tottenham, y en la 2007 derrotó al Bolton Wanderers por 1-0.

Los goleadores han sido Mark Van Bommel con dos jugando para el PSV en 2003, Robbie Keane marcó cuatro con su Tottenham en 2005, y Kim Källström del Lyon con dos en 2007. Los mejores jugadores fueron en el mismo orden de ediciones Ji Sung Park, Keane y Karim Benzema.

Por ahora ya tenemos en semifinales una llave definida entre Juventus y Real Madrid, quienes dejaron en el camino a Sevilla y los coreanos de Seongnam Ilhwa, así como a la Liga de Quito y Al-Ittihad saudí respectivamente.

Los otros grupos se definen este miércoles. Al Atlante le basta empatar con Aston Villa para calificar, toda vez que Málaga ha quedado eliminado. En el sector D la situación no es muy diferente, Porto necesita un punto contra Besiktas (Beskitas según Raúl Sarmiento) para obtener su clasificación.

Es el viernes 31 de julio cuando se juegan las semifinales, y el domingo 2 la final se vivirá en el estadio Olímpico de La Cartuja.

Se resalta la idea de reunir equipos distintos para verlos competir, así como el motivo, el cual si bien entendemos como utópico, nada de reprochable hay en los intentos. Además, para los creyentes moonistas y futboleros, debe ser un lujo saber que el Mesías opta por torneos de fútbol para establecer la paz sobre la Tierra. Ni más ni menos.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *