Pero el árbitro pitó… fuera de lugar

En el 2007, el Premio Nobel de Literatura llamado Günter Grass, autor de El Tambor de Hojalata, La Ratesa y Pelando la cebolla, encabezó una campaña organizada por los aficionados del Friburgo, equipo alemán del cual el escritor es más que un fiel seguidor, para exigir la restitución del entrenador Volker Finke, técnico que permaneció en el banquillo de dicho equipo durante 16 temporadas y que había sido cesado por no obtener resultados.

En compañía de otros 2600 aficionados, Grass estampó su firma en el documento que pedía a los directivos revocar la decisión del cese. El escritor firmó con la pasión del hincha enojado y con la convicción de que su nombre haría recapacitar a la junta directiva. La confrontación con un Premio Nobel, herido en su pasión futbolera, los puso a pensar… y a temblar. ¿Quién está primero: el escritor famoso o el hincha apasionado con apellido famoso?, como sea, Grass mandó y su voz (su firma) sirvió para darle voz a los otros 2600 aficionados.

Navegando en el ciberespacio me encontré este poema que el mismo Günter Grass escribió al equipo de sus amores: el Friburgo.

Lentamente ascendió el balón en el cielo.
Entonces se vio que estaban llenas las tribunas
Habían dejado solo al poeta bajo el arco,
Pero el árbitro pitó: fuera de lugar.

Lo anterior de inmediato nos transporta a otro escritor, Mario Vargas Llosa. El autor peruano de La ciudad y los perros, Los Cachorros, Pantaleón y las visitadoras,  es aficionado al Universitario de Lima. ¿Qué pensará Vargas Llosa de ver la situación actual en el fútbol peruano? El pasado 25 de julio la Agremiación de Futbolistas de Perú anunció la renuncia masiva a la selección nacional; argumentan un bajo nivel en la liga por falta de apoyos, específicamente reflejados en los bajos salarios o pagos nulos.

Alrededor de 800 futbolistas peruanos, tanto de la liga local como los que juegan en el extranjero, comulgaron en dicha decisión para exigir a la Federación Peruana de Fútbol que aplique nuevas reformas, más justas, en beneficio del fútbol peruano. ¡Hay unidad! Pero la FIFA tenía que llegar a jalarles las orejas para advertirles que serían sancionados. Blup ¡Ya fregados de por sí, y los quieren fregar más!

Pero no toda la cuestión futbolística peruana está para llorar: por ello les dejo con este poema de Blanca Varela, poetisa peruana y aficionada al fútbol universal.

Juega con la tierra
Como con una pelota
Báilala, estréllala, reviéntala
No es sino eso la tierra
Tú en el jardín

Mi guardavallas,
Mi espantapájaros,
Mi Atila, mi niño
La tierra entre tus pies
Gira como nunca
Prodigiosamente bella

Esto fue una pequeña muestra de la relación constructiva que existe entre el fútbol y la literatura; entre el fútbol y la poesía. Como lo dijo Grass y se vive ahora en el Perú:

Habían dejado solo al poeta bajo el arco,
Pero el árbitro pitó: fuera de lugar.

In iran an ice cream flavoured with salep, sprinkled with pistachios, https://writemyessay4me.org/ and laced with rosewater is particularly popular although commercial production does not date back further than the 1950s
FacebookTwitterWhatsAppEmail

15 comentarios

  1. Israel miércoles 29, julio 2009 at 10:56

    wooowwww y no podria algun escritor famoso remover a sabath del area de penales jejejeje

  2. Vero miércoles 29, julio 2009 at 11:24

    Querido Amigo, sólo puedo decirte que:

    COMO VAS A SABER LO QUE ES EL ODIO
    SI NUNCA HICISTE UN GOL EN CONTRA.
    COMO, PERO COMO VAS A SABER LO QUE ES LLORAR
    SI LLORAR,
    SI JAMÁS PERDISTE UNA FINAL EN UN MUNDIAL
    SOBRE LA HORA CON UN PENAL DUDOSO.
    COMO VAS A SABER, QUERIDO AMIGO,
    COMO VAS A SABER LO QUE ES LA VIDA
    SI NUNCA JAMÁS, JUGASTE AL FÚTBOL

    WALTER SAAVEDRA

    ¿O no es así?

    Vero

  3. michell miércoles 29, julio 2009 at 12:47

    tomala barbón lo que te dice esa tal Vero…jaja!

  4. Queta miércoles 29, julio 2009 at 13:36

    Mmm… pues me gustan los poemas al fútbol, pero me gustan más los poemas de amor. Será porque no le tengo tanto amor al fútbol. Creo es para entretener a la gente, pero para eso, mejor irte a un bar!
    (Así me divierto más).

  5. Isaura miércoles 29, julio 2009 at 13:44

    Don Günter… gran novela esa de la Ratesa (los urjo a leerla). Para comenzar a entender a la gente està bueno, ¿no?, ¿cómo dice que le va Queta?, al bar también hay que ir y a la calle y al estadio… uy, yo descubrí la catársis futbolera en el partido de bienvenida del Bam Bam Zamorano (adivinen a qué equipo fui a apoyar?)… es que fue genial, loco. Lean y jueguen lo que les venga en gana. Buen apunte.

  6. George (chocho) miércoles 29, julio 2009 at 17:35

    Buen artículo, ya me imagino al buen Carlos Monsivais apoyando a un equipo de futbol jajaja, cuando el ha sido uno de los críticos más fuertes a este deporte, pues muchos lo recordamos en una entrevista en donde confrontaron a Javier Alarcón y Joserra, donde el moderador (quien no recuerdo quien era, creo que fue Aristegui) le preguntaba al buen Monsi Y USTED QUE OPINA???a lo que el Monsi únicamente respondía, PERO SI YO NO SE NADA, NO SE NI POR QUÉ ME INVITARON JAJAJA, buena anécdota.

    Pero el que sí sería buen ejemplo es Germán Dehesa. Por cierto, se la sigue recordando a ARTURO MONTIEL??? jaja hace mucho no leo su columna

    • Elías Leonardo miércoles 29, julio 2009 at 18:18

      Estimado Jorge, como bien dices Carlos Monsivais era el más extrañado de que lo invitaran a ese programa para ¡hablar de fútbol! En ese caso, se agradece que indirectamente la literatura y el fútbol se hayan unido. Gracias por tu comentario y aquí andamos pamboleando

  7. Bobona miércoles 29, julio 2009 at 18:04

    Lic. Leonardo,

    Agradezco infinitamente que comparta esta información tan valiosa e interesante, que además se relaciona al fútbol. Gracias, pues yo como mujer alejada y negada al arte futbolero descubro datos interesantes, de personajes interesantes que me hacen ver la otra cara del fútbol (es decir, fuera los piernones locos que tiene esos muchachones como Cristiano el guapo). Siga así y seguro me interesare más por estos temillas, que definitivamente me harán entender más los gustos de un chico que ando queriendo conquistar. Jajajajaja
    Besos

    • Elías Leonardo miércoles 29, julio 2009 at 18:15

      Mi estimada y querida ¿bobona?, ¡bombona!, me emociona leer que los datos y personajes aquí citamos la acerquen al maravilloso mundo pambolero. Incluidas las piernas de Cristiano Ronaldo. Con mucho gusto seguiremos con estos y más temás que le interesen para que no sólo conquiste a ese chico, sino para que termine por enamorarlo con todo y casorio. Una mujer que le entra a su hombre mediante el fútbol seguro se gana su corazón… ¡y más! Gracias por tu comentario y te devuelvo los besos. (Espero que en casa mi señora no se ponga celosa)

  8. Miguel Sánchez miércoles 29, julio 2009 at 20:33

    Hola, Elías. Excelente nota, llena de dos de tus pasiones. En efecto, la belleza se manifiesta por medio de la poesía, y ¿quién dijo que no hay poesía en una hermosa jugada futbolera? Lo que pasa es que muchos intelectuales se desmarcan de cualquier relación con el deporte/entretenimiento debido a que gobiernos inescrupulosos, apoyados por la fuerza de la televisión, hacen del futbol una forma de circo con la que mantienen distraido al espectador de los problemas más acuciantes de la vida, y de sus raterías y deshonestidades (del gobierno, digo).

    A mí me gusta el juego, y apoyo sin límites al equipo de mis amores aunque no falte quien se extrañe de que lo haga. Por cierto, gracias al futbol he comenzado e incrementado grandes amistades, algunas verdaderamente entrañables.

    Hay que leer a Grass, Galeano, Villoro y a muchos más que han sabido darle un lugar al futbol entre sus afinidades fundamentales. Y espero que algún día leamos un libro de Elías Leonardo, de Isaura o tal vez mío dedicado a este deporte tan bello. Un abrazo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *