La Copa VIVA

Ya hace algunos días habíamos dejado pendiente el tema de la Copa VIVA, luego de meternos al tema de la Nouvelle Fédération-Board, mejor conocida como Non-FIFA Board. Este torneo es el equivalente a la Copa del Mundo del FIFA, pero organizado por la N.F.-Board, asociación que recibe a todos aquellos equipos que representan países, provincias o regiones no reconocidas por la FIFA.

Este torneo se pensó para jugarse cada dos años, iniciando en 2006. Se disputó en aquel año del 19 al 25 de noviembre en Occitania, zona ubicada cerca del Macizo Central francés y los Alpes. No es una entidad como tal, sino una región conocida así por hablar occitano.

La ciudad elegida fue Hyères, ubicada en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, en Francia. Originalmente se había elegido a la República Turca del Norte de Chipre, pero cuando asumió una nueva directiva la Federación de Fútbol del Norte de Chipre (KTFF), se optó, desde las oficinas de la N.F.-Board, por cambiar de sede. La KTFF argumentó que los costos impuestos por la organización eran demasiado altos y no podría realizar la competencia.

Por cierto, tras perder la sede, la KTFF anunció la organización de un torneo similar, la Copa ELF, en la cual sí se comprometió a cubrir los gastos de los participantes, lo que atrajo el interés de varios equipos de la N.F.-Board y hasta de la FIFA.

En fin, se pensó organizar la primer Copa VIVA con 16 selecciones, pero por distintas causas pronto se vieron sin muchos equipos que quisieran participar y terminaron únicamente con seis, los cuales fueron divididos en dos grupos de tres. Estos equipos eran Camerún Meridional, Laponia y Mónaco en un grupo, y Occitania, Papúa Occidental y Rom en el otro.

Los problemas seguían y en octubre, un mes antes del torneo, los equipos de Papúa Occidental y del pueblo gitano de Rom, se retiraron debido a problemas de financiamiento. Únicamente seguían en pie las participaciones de cuatro selecciones. Finalmente, el equipo camerunés meridional no pudo llegar debido a problemas de visado y sus partidos terminaron en la mesa con marcador de 3-0, por supuesto en contra. Así, con únicamente tres partidos disputados, el título se lo llevaría la selección de Laponia tras meterle un escandaloso 21-0 a Mónaco.

La segunda edición, en 2008, tendrá la colaboración de la Asociación de Fútbol de Laponia para la organización. La sede viajaría a la localidad de Gällivare, Suecia, entre el 7 y 13 de julio.

Este evento fue planeado para recibir ocho equipos y organizar, además, un torneo femenino. Los equipos varoniles fueron Laponia, Padania, Kurdisán, Provenza, Suryoye, Zanzíbar, Gozo y el pueblo Arameo.

Se jugó a grupo único disputando la final los dos primeros, mientras el juego por el tercer lugar sería para los ocupantes del tercero y cuarto puesto.

Se consagró campeón el equipo de Padania, quien derrotó 2-0 al pueblo Arameo en la final. En el fútbol femenil sólo participaron las locales y organizadoras Laponia y Kurdistán, quienes se disputaron el título a ida y vuelta, ganando las primeras ambos partidos, primero 4-0 y después 12-1.

Este torneo tuvo la particularidad de que el juego inaugural inició a las 23:00 hrs., aprovechando el fenómeno llamado “sol de medianoche”. Los premios se entregaron en el Grand Hotel Lapland de Gällivare, digo, hay que ponerle caché al sunto.

Se consideró realizarla cada año, iniciando este 2009, la cual recién se jugó en junio. Fue organizada en Padania, Italia. Participaron seis equipos: Padania, Kurdistán y Occitania en el grupo A; Laponia, Provenza y Gozo en el B.

Algunos resultados que llamaron la atención fueron el 7-2 de Laponia a Gozo y el 4-0 de Padania a Laponia en la final, con lo cual los italianos se llevaron su segunda Copa VIVA.

Sí es para resaltar que para esta tercera edición se utilizaron cuatro estadios, el Franco Ossola de Varese para 10 mil personas, el Mario Rigamonti de Brescia para 16 mil, el Silvio Piola en la ciudad de Novara para 7,500, y el Marcantonio Bentegodi, estadio del Chievo y Hellas Verona, con capacidad para 44 mil personas. Un reflejo de que año tras año, la Copa VIVA va sumando importancia y aficionados.

La edición 2010 será en Gozo, una isla de Malta en pleno mediterráneo, un lugar paradisiaco para hacerle honor a su nombre. Le seguiremos la pista indudablemente, y quién sabe, en una de ésas hasta nos damos una vuelta por allá por el puro gustito de ver otro fútbol, quizá un juego muy similar al que se podía ver en las primeras Copas del Mundo.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

  1. Isaura martes 4, agosto 2009 at 23:42

    Gracias, los amantes de las curiosidades (absurdas incluso) celebramos estos datos.

  2. Oswaldo Ugarte domingo 9, agosto 2009 at 22:19

    Si puedo voy a ir a Gozo, faltan muchas seleccione spor participar en el evento, seria fabuloso ver a Groenlandia, Chipre del Norte o a Zanzibar participando, tiempo al tiempo.

Your email address will not be published. Required fields are marked *