Una paternidad añeja

Una nueva edición del Clásico Joven está por sucederse, esto será el próximo sábado 22 de agosto en la cancha del Estadio Azul, en la Ciudad de México.

América y Cruz Azul vuelven a medirse en un juego pasional por historia pero que en los últimos años ha tenido un solo dueño y ese ha sido el América que cuenta con 14 partidos de liga sin perder ante el Cruz Azul con un total de 9 triunfos y cinco empates.  A este récord cabe añadir triunfos del América en una final de Interliga y por ahí dos juegos amistosos en donde han dividido triunfos, el más reciente, del América en ese concepto. Son más de cinco años que Cruz Azul no sabe ganarle al equipo de Coapa.

La incógnita del partido del próximo sábado, no es si por fin  Cruz Azul ya le va a ganar al América, es si el América va a ser capaz de mantener esa paternidad, porque me queda claro que el América de los últimos dos años ha sido el peor de la  historia y con todo y eso el equipo cementero simplemente sigue siendo el mismo, no cambia, juega a nada cuando enfrenta al América.

Es cierto que este Cruz Azul parece estar mejor definido en sus líneas y parece incluso un equipo que empieza a tener solidez,  pues a pesar de la derrota en Torreón de este domingo pasado no lució desarticulado, pero tuvo problemas para contrarrestar la velocidad de sus oponentes y ese aspecto debe mejorarlo.

América llega al Clásico Joven con cierta mejoría con respeto al América de los últimos dos años,  pero realmente sigue padeciendo  en sus líneas, sobre todo en defensa donde ni con Aquivaldo Mosquera han solidificado esa línea. Adelante Cabañas sigue siendo la misma fórmula, pero me queda claro que tiene mejores jugadores con respecto a los últimos torneos, veremos si son capaces de seguir mandando sobre Cruz Azul.

Recuerdo al América de Romano, hace año y medio sacar un empate  a dos goles del estadio Azul y con un jugador menos desde el minuto 18 del primer tiempo, parecía que lo iban a golear y Sabah salió fino, pero al final no fue así.  Años atrás el América de Carrillo pues simplemente era invencible y dentro de su racha de 32 juegos sin perder por supuesto que Cruz Azul formó parte de la misma perdiendo incluso las semifinales de ese torneo. Ese  América era infinitamente superior a los cementeros que contaban con Kikín Fonseca y Pavón como carta fuerte en la delantera, y ciertamente el Chelito Delgado que se fue sin ganar un solo juego a los de Coapa.

Años atrás recuerdo una buena etapa del Cruz Azul sobre el América, cuando Palencia formaba parte de este equipo, fueron algunos partidos donde los de Coapa no vencían a Cruz Azul, pero esa racha no perduró mucho tiempo.

En fin, partidos y partidos entre América y Cruz Azul han pasado y la historia siempre es la misma. Ya desde ahora hay quienes aseguran que son tres puntos seguros los del próximo sábado y una parte del americanismo, quizás menos crecida ante el rival, piensa que tal vez ya sea este juego donde Cruz Azul logre el triunfo, pero más por probabilidades que por desconfianza en el equipo.

Enrique Meza, actual Director Técnico de Cruz Azul, tiene récord positivo contra el América, pero dirigiendo a Toluca y Pachuca.  Estando en el banquillo de Cruz Azul tiene una derrota dolorosa ante los de Coapa, derrota que incluso le significó su salida del equipo cementero en la temporada 1993–1994, cuando el América de Antonio Carlos Santos, de Zague, de Cecilio de los Santos, de Francisco Uribe, los venció en semifinales en el estadio Azteca.  Enrique Meza asumió su error de sacar a Octavio Mora y a Julio Zamora y dejar solo a Carlos Hermosillo en la delantera, quien sufría de dolor de estómago por cierto. América vino de atrás y en los últimos minutos  Uribe venció a Robert Dante Siboldi dejándolos tendidos en el terreno, era ya el último minuto y ese gol le dio al América el pase a la siguiente fase.

Un año antes, América eliminó a Cruz Azul por global de 6-4 en cuartos de final del torneo  1992-1993, con actuación estupenda de Martelotto en el primer juego y de Hugo Sánchez en el segundo.

En 1988-1989, América derrotó en la final por el campeonato mexicano al Cruz Azul por global de 5-4  levantando en ese entonces su título número ocho.

Cruz Azul tiene que remonatrse hasta los 70’s para festejar en grande contra el América, y hablamos de aquella final de liga donde los cementeros derrotaron por 4-1 al América de Reinoso y a partir de ese año el juego entre estos dos se transformó en clásico.  Otros tirunfos importantes hasta  la década de los 90’s, cuando Cruz Azul eliminó al América en repechaje en 1991-92 y en el 1995-96 lo eliminó en semifinales en el estadio Azteca.

Regresando a la actualidad,  Jesús Ramírez, Director Técnico del América, pues está empezando su historia  como estratega en Primera División y ya el  torneo pasado probó las mieles del triunfo ante el Cruz Azul, justamente en estadio Azul con soberbia actuación de Cabañas.

Será importante para Cruz Azul dejar realmente de lado esa racha negativa ante el América y dar algo más que pena, porque en los últimos años la imagen del equipo cementero ha sido esa cuando enfrenta al América y su afición se lo sigue recriminando, aunque eso hace que la ilusión por vencer al odiado rival para ellos, sea mucho más grande.

Si América sale relajado pensando que va a ganar simplemente por la racha ganadora ante el equipo azul, probablemente perderá el juego. América tendrá que salir a jugar un clásico como siempre lo juega, y si logra imponer carácter y personalidad, seguramente estaremos hablando de un triunfo más del equipo americanista.

Cruz Azul–América, mucho más de tres puntos en disputa el sábado en el Azul.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

1 comentario

  1. R4III lunes 21, junio 2010 at 15:17

    pz aii se ven xidos sigan
    ganando son los mejores!!!

Your email address will not be published. Required fields are marked *