River regresó a lo grande…

Por fin regresa el fútbol argentino. A mitad de semana tuvimos buenos adelantos en la Copa Sudamericana, pero en la baraja de ligas ajenas a nuestro país, la argentina está dentro de las mejores y nunca sobra a la hora de buscar un partido por tv (por cierto, ¿sí habrá transmisión para México?)

Se atrasó una semana el arranque. Primero por las deudas de los equipos con los jugadores (¡ya páguenles!). Después el problema con el contrato de televisión (ojalá aquí hicieran algo similar…). Y para terminar, un nuevo orden político-futbolero que no termina por estar muy claro. Total que a pesar de problema tras problema, la patada inicial se retrasó sólo una semana, ya con todos los partidos televisados por el canal estatal y, por supuesto, de forma gratuita (Ahh, aquellos tiempos…).

En fin, hoy viernes juegan Gimnasia LP contra Godoy Cruz de Diego Cocca, e Independiente del Tolo Gallego (Toro, según Orvañanos) recibiendo a Newell’s.

Pero el tema que me interesa es River. Sí, el Millonario no las ha traído consigo desde hace un buen rato. Es cierto, hace un año y meses gritaba campeón con Simeone y Ortega, pero en general ha venido a menos, un poco por lo que ha dejado de hacer y ganar, y un mucho porque en La Boca hay un equipo que lo ha mantenido en la sombra.

Hace una década River ganaba lo que le ponían enfrente, quizá por ello la dirigencia y Gorosito optaron por regresar a aquello. En este plantel millonario vamos a encontrar tres nombres que nos remiten a clase, títulos e ídolos, pero que está por verse aún si pueden poner a La Banda en el lugar que le corresponde. Ariel Arnaldo Ortega, Marcelo Daniel Gallardo y Matías Jesús Almeyda serán los líderes de este equipo. Este último, recomendado directamente por uno de los más históricos de todos, Enzo Francescoli, a lo que Gorosito aceptó no sin varias dudas en su cabeza.

Burrito, Muñeco y Pelado tienen una lucha contra 19 equipo y contra la edad. El tema futbolístico está resuelto, la calidad les sobra y les sobrará el resto de su vida, pero las piernas se cansan cada vez más, los recorridos cuestan más, y la recuperación de un juego a otro ya no es la misma. Almeyda incluso vivía en el retiro desde casi cuatro años atrás. Pasó por Quilmes, anduvo en Noruega, y hasta era parte ya de equipo de ex jugadores. Será a él a quien más le cueste de los tres.

¿Qué harían ustedes en el lugar de Gorosito? ¿Confiarían plenamente en el talento de estos hombres, o los condicionarían a rendir examen de titularidad semana con semana? No olvidemos que su puesto puede correr peligro también.

Por lo pronto Pipo anunció que arrancará el domingo con Ortega y Gallardo. El sacrificado, Buonanotte.

Los aficionados al fútbol esperamos ver a estos dos cada partido, porque con ellos el fútbol aparece sí o sí. El problema es que a veces los técnicos prefieren poner a alguien que corra más para sentirse «más seguros». Almeyda tardará unas semanas en lo que se pone a punto, pero yo lo quiero ver junto a sus contemporáneos. Es más, yo también incluiría ahí a Buonanotte, total, el buen fútbol jamás sobra.

Tengo ganas de ver a River. No sé cómo andará ni si ganará algo, pero estos nombres no me permitirían perderme sus partidos (insisto, ¿sí los van a pasar?).

Lo que es un hecho es que River Plate regresó a lo grande… ¿si o no?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *