¡Los Diablos están que arden!

Es la jornada 5 del Apertura 2009 del fútbol mexicano y la escuadra escarlata del Estado de México ya ha atraído la atención del país en general. Su estilo del juego total, que respeta al buen fútbol, sigue sacando chispas en el infierno choricero.

Los Diablos han arrasado con cuatro de sus cinco rivales (sólo Monterrey se atrevió a levantarle la mano). Comenzaron en un juego trepidante ante las Chivas, imponiéndose de último momento. Le siguió una visita a Chiapas y también arrebataron uno que otro suspiro. Luego achicharraron a la Universidad, mandando un mensaje claro hacia la corona reinante. Un tropezón asimilaron en la Sultana del Norte, sin embargo de las caídas siempre han aprendido.

El domingo hicieron gala de la historia jerárquica de la que gozan e invocándola, acabaron con Santos. Los minutos 6, 21 y 29, vistieron la victoria infernal que le propinaron al paraíso obscuro que vive actualmente la oncena que dirige Sergio Bueno.

Un Sinha desenfrenado, un Avión desenfadado y un Cristante destacado, se conjuntaron para el beneficio de la campaña que está armando el DT José Manuel De la Torre. Desde que llegó a la capital mexiquense, le ha dado mayor soporte al equipo. Una base que va desde la creación de talentos, pasando por la elección de refuerzos de calidad (aunque realmente es particularidad histórica del Toluca) y llegando al desarrollo del fútbol común (de todos, para todos).

El suscriptor de estas líneas ingenuamente pensaba que, luego de la época de José Saturnino Cardozo, se acabarían las glorias diabólicas. Sin embargo, el recambio fue bien programado por la familia Diez, Rafael Lebrija y actualmente Fernando Corona.

Vinieron técnicos de diferentes ideologías, y la calidad permaneció. Desfiló Tuca, La Volpe, Gallego (los dos últimos ganadores de títulos), y Pekerman. El orden de Ferreti, el 5-3-2 de La Volpe, la defensa del Tolo y la colectividad de José Néstor, se resumen hoy en el juego efectivo, bonito y ardiente del Chepo.

Así, la historia reciente de los Diablos Rojos de Toluca da para hablar, da para imaginar un título más, da para emocionar a cualquiera. Ahora sólo falta que sean congruentes con su estilo, que a la hora de que lleguen a la fase final (seguro lo harán… y más allá) no se caigan, resistan y le hagan caso a la chispa que hoy arde al rojo vivo. Señoras y señores, estamos viendo al mejor equipo de los últimos tiempos del fútbol mexicano, que podría ser designado el conjunto de la década. ¿Les arrebatará los lugares históricos, en el palmarés, al América y al Guadalajara?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *