Si el Barça ganó… ¡No se dieron cuenta!

FC Barcelona se adjudicó la Supercopa de España por octava ocasión en la historia al ganarle al Athletic de Bilbao por 5-1 global. El domingo, en el Camp Nou, demostraron su calidad e implantaron un juego dominante, dejando a los vascos sin oportunidades claras.

El partido cumplió con las expectativas y dejó satisfechos a los asistentes (del estadio y de la pantalla). El Barça de Guardiola logró su primer título de la nueva temporada y abrió el telón de la Liga Española 2009-2010. Sin ser un partido exuberante ni excelente, sí mostró una probada de ambas escuadras de cara al torneo que viene, dejando en claro que la presión no sólo será para el Real Madrid galáctico, sino que el campeón debe de reafirmar el buen juego, comunión y momento por el que transitan.

¡No narraron nada!

Sarmiento. Lati. Pietrasanta. ¡¿De qué estamos hechos?!

Más allá de los 90 minutos en el terreno de juego, estuvieron los 90 minutos de narración (… si a eso se le puede llamar narración…). En México, la cadena de televisión de paga SKY tuvo la exclusiva. Antes compraban las transmisiones enviadas directamente desde España, y cierto es que no se entendía mucho, pero hablaban del partido, traducían las jugadas a la palabra.

Para el juego por la Supercopa, las crónicas estuvieron a cargo de Raúl Sarmiento (primer tiempo), Alberto Lati (comentarios) y Jorge Pietrasanta (segundo tiempo). Y todo se resume a dos palabras: triste y lamentable. Tiempo atrás, en este espacio ya se había señalado la triste realidad del periodismo deportivo que se vive en México. También, el desfase que se ve y de lo que se escucha (llámese Perro Bermúdez y sus ladridos-Elías-), la poca discreción de los teveaztecos (insultos, jugueteos ante el micrófono y chismoseo absurdo), la falta de preparación en FOX Sports (mexicano) y algunos disparates y pleitos en ESPN.

Triste fue (y me sigue rebotando en la cabeza) el parloteo dormilón de Sarmiento. Que si en México hay confusión con el spray de los árbitros, que si Márquez está recuperado, que si la paternidad americanista sobre los cementeros… ¡¿Y la Superocopa?! Alguna jugada que distraía a los locutores, hacía recordar (sobre todo a Sarmiento, que llevaba los hilos) que el Barcelona dominaba, que llegaba una vez más al arco, que el Athletic casi anotaba, o que había fuera de lugar o alguna falta.

A Lati se le cruzaban los cables seguido. Secundaba a Sarmiento, saludaba a Pietra y hablaban de Kelly-Kelly. Mientras tanto, la primera parte se escurría en las coladeras que se escuchaban por televisión: Los tiros de Ibra, las corridas de Messi y las jugadas creadas en la mente de Xavi.

En la segunda parte, ya Sarmiento había dejado los micrófonos en boca de Pietrasanta (seguro para irse a dormir). El acontecer del comentarista no cambió tanto, aunque sí llegó un poco más la emoción. De todas formas el Barça no hizo caso de los habladores y clavó tres tantos.

Al final de cuentas, la transmisión trasciende a lo lamentable, para el olvido, como si lo tuvieran que hacer por obligación y no por amor al fútbol o de pérdida por compromiso al trabajo. Al final de cuentas, el fútbol del Barcelona no recae en las palabras de los que se sientan y balbucean. Al final de cuentas, esperemos que la Liga Española se transmita de acuerdo a la realidad que sucede en el campo.

Se abrió (decíamos) el telón de la temporada venidera: por favor señores cronistas, regálennos por lo menos una décima parte de lo que juega el Barça y cuéntennos historias que no tengan que ver con ustedes, si no que evoquen siempre al buen fútbol…

FacebookTwitterWhatsAppEmail

6 comentarios

  1. Sergio Sánchez martes 25, agosto 2009 at 1:22

    Me uno a tu petición Emiliano.
    Saludos…

  2. Juan Manuel martes 25, agosto 2009 at 21:59

    Que quiten a Sarmiento, está de güeva… y de paso a los payasos de TV azteca que se la pasan pitorreándose de todo mundo y no son profesionales. ¡Cómo extrañamos a Don Fernando Marcos, a Luengas, a Albert (padre) o hasta a Ángel Fernández. Ahí va eso…

  3. Emiliano Castro Sáenz martes 25, agosto 2009 at 22:19

    Saludos igualmente, Sergio.
    Hay que valorar a los que son buenos o medianamente buenos.
    Desgraciadamente ponen a los peores para los partidos estelares.

  4. Emiliano Castro Sáenz martes 25, agosto 2009 at 22:22

    Estimado Juan Manuel,
    Es verdad. Sería bueno que la decadencia de la narración (que está tocando fondo) aproveche sus malos tiempos, para reformarse y partir de cero. Parte de la tarea está en nosotros como aficionados, ¡Hay que generar el cambio!

  5. Jairo Martínez martes 25, agosto 2009 at 23:58

    jajaja la fotito del Jabalí… de lo peor que vi en mi vida…

Your email address will not be published. Required fields are marked *