Y entonces, ¿quién es mejor?

Mucho se ha especulado acerca de la popularidad del Real Madrid y del Barcelona y esa inalcanzable lucha por demostrar quién es mejor. Las cosas son muy sencillas, si nos vamos a los números única y exclusivamente, el Real Madrid es mejor que el Barcelona, incluida la goliza en contra que este año el Barca le propinó al Real Madrid, con todo y eso, los títulos nos llevarían a un elegido, los merengues.

Si nos referimos al último año, sobra decirlo, el Barcelona es infinitamente superior al Madrid y el 2-6 en el Bernabéu manda sobre todas las cosas. Más allá de eso, también está el fútbol maravilloso que el Barcelona desarrolló este año y que lo llevó a ganar el triplete que ningún equipo español había logrado, incluido el Madrid.

En fin, dimes y diretes, la realidad es que entre Barcelona y Real Madrid no podemos especular de una manera tan a la ligera pues la historia de los mismos no lo permite.

Esta semana, Jorge Valdano, Director General del Real Madrid lanzó una clara muestra de arrogancia comentando que el Barcelona mira de Cataluña hacia adentro y el Madrid lo hace de España hacia afuera, esto con referencia a la visión que cada equipo intenta ocupar en el mundo.

Las palabras de Jorge Valdano no surgieron de su ociosidad, fueron un tanto, el resultado de una guerra de declaraciones que se ha dado entre los dos rivales más importantes de España, pues las contrataciones multimillonarias del Real Madrid fueron criticadas en una primera instancia por jugadores culés que parecían espantados en un principio, caso del jugador Gerard Piqué que se soltó haciendo comentarios sarcásticos al respecto sin que nadie se lo pidiera, pero el jugador cayó en ese juego de palabras y dio rienda suelta a una infinidad de comentarios a favor y en contra.

En su momento Joan Laporta, Presidente del Barcelona, no pudo evitar hablar de Florentino Pérez y la situación del mercado global en cuanto a la compra y venta de jugadores. Prácticamente rompió el mercado y encareció lo que normalmente no era tan caro. Al fichar a Cristiano Ronaldo, a Kaká, a Benzema, el Real Madrid gastó más de 200 millones de dólares, por ende, los demás equipos subirían los precios de los jugadores que entrarían en el mercado veraniego y eso obstaculizaría la llegada de jugadores a otros equipos de manera automática, siendo el beneficiado pues los equipos que tienen suficientes millones para contratar jugadores.

Florentino continuó con sus fichajes caros y el Barcelona en cierta manera respondió al hecho haciéndose de los servicios de un jugador de clase mundial y carísimo también, hablamos de Zlatan Ibrahimovic, un jugador de condiciones espectaculares y que en mi opinión personal, podría dar más al Barcelona que quizás Ronaldo al Madrid. El sacrificado fue Samuel Eto’o, consentido de la afición culé, sobre todo por su antagonismo con el Real Madrid.

El fichaje del habilidoso jugador sueco por supuesto que no pasó desapercibido en la entidad blanca y los comentarios igual surgieron ahora en contra del equipo culé.

Hoy, el Real Madrid debe pensar antes que en el Barcelona y su triplete, en conformar un equipo de fútbol, porque da la impresión que este acoplamiento de jugadores podría llevarse algún tiempo y la presión seguramente estarán a la orden del día y ni se diga, las inevitables comparaciones.

De funcionar Kaká y compañía, seguramente el Real Madrid apuntará a los máximos logros este año, aun más cuando la final de la Champions se jugará en el Bernabéu este año, cuestión que puede jugar a favor o en contra del equipo merengue, dependiendo el manejo de la presión que se vaya generando en torno al tema y claro, al momento que viva el equipo.

La Liga Española aun no arranca y Barcelona ya se llevó el primer título del torneo ganando la Súper Copa de España y el Madrid sigue apabullando a rivales de poca categoría y se deja apapachar por los medios que engrandecen los triunfos merengues, pero la realidad es que aún le falta mucho al Real Madrid para que funcione como su Presidente desea, como una máquina demoledora.

En cuanto a quién es mejor… es un tema que merengues y culés nunca se pondrán de acuerdo.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

  1. Emiliano Castro Sáenz sábado 29, agosto 2009 at 1:22

    Estoy de acuerdo. En estos tema, la pasión trasciende fronteras. Incluso si dejamos atrás la historia (cosa imposible de hacer) y comparamos hombre por hombre, función por función.
    Todo depende del cristal con que se mira. Es la misma historia, que ocupamos por espacios de tiempo, la que nos dirá quién se ubica dónde.
    De momento, la historia apoya al Madrid y el presente sustenta al Barcelona.

  2. Sergio Sánchez sábado 29, agosto 2009 at 15:34

    Así es Emiliano, de hecho las épocas en que uno comenzó a ver futbol condiciona muchas veces la parcialidad por un equipo, lo que sí no podemos, es dejar de reconocer nunca, el buen futbol hágalo quien lo haga. Saludos Emiliano, gracias por tu comentario.

Your email address will not be published. Required fields are marked *