Lass, ¿así o más importante?

Sobre la cancha el Real Madrid inauguraba la nueva temporada del fútbol español. Las miradas atentas sobre los nuevos «galácticos” de Florentino Pérez y las expectativas de la afición crecían al igual que el ego de un Florentino que lucía sobrado en el palco del Bernabéu, en compañía de su colega del Deportivo, Augusto César Lendoiro, quien mostraba serenidad antes del inicio del juego.

Era lógico pensar que las miradas estarían centradas en Kaká, en Ronaldo, en el mismo Benzema, en Xabi Alonso y hasta en Raúl y máxime después de que al primer minuto Kaká encaró solo frente al marco y su tiro salió apenas a un lado del poste, gran jugada del Madrid, la cual por cierto, la originó Lassana Diarra, conocido como Lass en la entidad merengue.

El juego siguió y el empate a dos prevalecía en el marcador. Ciertamente ya Ronaldo había marcado de penal y Kaká se soltaba poco a poco sobre la cancha del Bernabéu que por algunos instantes, comenzó a sentir presión al ver que el Deportivo de la Coruña forzaba el juego. Pero ahora, a diferencia de otros juegos, surgió la figura de un centrocampista, del “10” del equipo blanco y no era Kaká, ni Guti, simplemente un jugador que este sábado en el Bernabéu se robó los aplausos de todos los asistentes al estadio y que además, por si fuera poco, metió el tercer gol, por cierto, un golazo por la técnica y potencia con que golpeó el balón desde fuera del área.

Lass llegó el año pasado al Real Madrid, a mitad de temporada justamente para cubrir una zona del campo básica en un equipo de fútbol, la mitad del campo. Llegó porque Mahamadou Diarra se lesionó y había que traer urgentemente a alguien a esa zona, porque nadie, absolutamente nadie en ese momento tenía las condiciones para hacer una labor tan demandante en un equipo, que es la de un mediocampista que corre toda la cancha, que marca y que hace juego además.

Lass no sólo es un jugador importante por su técnica y clase para jugar al fútbol, hoy más que nunca jugará un papel fundamental en la mitad del campo merengue, pues no sólo es un recuperador, es un jugador que tiene condiciones para crear y distribuir juego dejando a Kaká un poco más libre y más adelante, jugando cómodo por así decirlo.

Sin exagerar me hace recordar a aquel fantástico jugador que aunque no era catalogado como «galáctico» en su momento, en la cancha tenía peso específico de estrella y hablo de Claude Makelele quien en su estadía en el equipo blanco ganó una Champions League, una Supercopa de Europa, una Intercontinental, dos Ligas de España y una Supercopa de España. La salida poco entendida de Makelele fue el principio del fin de una era fantástica del Real Madrid. Años después lo comprobaron Florentino y compañía, cuando los fracasos se hicieron llegar y los “galácticos” que quedaban ya no pudieron ganar nada más. Faltaba un tornillo en la maquinaria y no lo quisieron reconocer.

Hoy puedo decir, sin temor a equivocarme, que el Real Madrid ha encontrado a ese jugador que tanta falta le ha hecho en los últimos 6 años desde que se fue Makelele. Lassana Diarra parece estar conectado con el equipo y sobre todo entender su función a la perfección, porque el semestre anterior limitado estaba a ser un recuperador que derrochaba condición física y nadamás. Hoy Lass está creciendo futbolísticamente al grado de ser básico en el sistema de Manuel Pellegrini. Trató de manejar los tiempos, los ritmos y espacios y aunque queda claro que es la primera jornada y que aun mejorará sus condiciones individuales, Lass mostró un juego práctico y hasta elegante por varios pasajes del encuentro el cual redondeó con un gol sensacional.

Así entonces Lass se convierte desde esta primera fecha en un jugador a seguir muy de cerca en un equipo que luce desequilibrado sobre todo en la zona defensiva y que tendrá en el versátil Diarra (Lass), el punto de equilibrio para que Manuel Pellegrini pueda evaluar el desempeño global de su sistema táctico.

Lassana Diarra, ¿así o más importante?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *