¿Y el mérito al buen fútbol?

Apenas un día después de la goliza que el América le propinó al Toluca, surgen toda clase de comentarios, a favor y muchos en contra, cuestión que es normal cuando el América es el que está en posición ganadora. Decimos normal porque los medios de comunicación están llenos de «celebridades» que no simpatizan con el América, esto porque la poca aceptación de lo que sucedió el domingo en el Azteca es el común denominador de los comentarios generales en nuestros medios deportivos, sobre todo los electrónicos.

Seamos realistas y dejemos a un lado las cuestiones partidarias para tratar de hacer un análisis lo menos amarillista y exagerado posible.

América jugó bien, diría yo que jugó muy bien, pero no porque goleó al Toluca, sino por lo mostrado en la cancha, sobre todo en los primeros 45 minutos. Toluca jugó muy mal, sí, es cierto, jugó muy mal, sobre todo por lo mostrado en los primero 45 minutos. Acá la primera gran duda es entonces, ¿qué pesó más, el buen juego del América o el mal juego de Toluca?  ¿Qué percibió usted mientras veía el partido?

Los comentaristas se han enfrascado en una polémica bárbara, y son tres o cuatro los que han preferido realzar lo hecho por el equipo de Coapa sin dejar de señalar los errores que Toluca cometió, pues fue claro que el equipo rojo cometió fallos graves. Trelles, Gómez Junco y Rafa Puente, los únicos que he escuchado, han defendido el buen fútbol, a pesar de no ser partidarios del América.

Curiosamente, la semana pasada, Toluca goleó a Santos y le metió tres goles en 35 minutos, y los comentaristas se regodeaban con el maravilloso fútbol del Toluca. No lo digo de manera sarcástica, lo digo en serio, yo vi ese juego y el Toluca barrió al Santos y no lo humilló porque se tentó el corazón, pero el juego estaba para meterle siete al equipo lagunero. Inmediato a eso, la polémica en los medios habló del mismo tema: el Toluca iba a ser el referente para saber si el América, que venía de ganarle a Cruz Azul, en efecto estaba mejorando.

Todos, absolutamente todos los programas deportivos mexicanos, comentaron lo mismo. Esa semana pasada se habló maravillas de Néstor Calderón y sus goles. Se habló de Romagnoli y su juego práctico en la mitad del campo. Se dijo que Sinha estaba pasando por un momento tan importante que era ilógico el que no sea llamado a la Selección, en fin…

De América todo era más reservado. «Aún hay que verlo ante un rival que le imponga condiciones», porque Cruz Azul no era referente y perdió con América porque su mentalidad era la de un equipo espantado. Hoy Cruz Azul se llevó los elogios de los comentaristas cementeros, que abundan en la televisión, sobre todo en Televisa, por su triunfo ante Morelia.

«¿¡El América!? Sí, goleó pero Toluca jugó muy mal. ¿¡El América!? Sí, metió siete pero fue circunstancial», se atreven a decir otros comentaristas de esos que son especialistas en nuestros programas. «¿¡El América!? Sí, aprovechó todos los errores del Toluca, errores que no se veían en el equipo rojo hace muchos años», comentaron otros en diferentes espacios.

La idea es justamente señalar lo que sucedió y nada más. Así como Universidad venció a Querétaro y se rescata la actuación de Dante López o el triunfo de Cruz Azul ante un Morelia que, si somos estrictos, no hizo nada el domingo pasado, pero que el mérito lo tiene Cruz Azul porque jugó bien y metió los goles, es tan sencillo como eso.

En fin, América aún tiene que demostrar muchísimo y le viene más complicado el panorama porque ahora tendrá que refrendar el estilo de juego en la cancha que se presente, y seguramente será cuestionado y atizado en caso de que el siguiente partido, que por cierto será sin seleccionados tanto mexicanos como extranjeros, no consiga mostrar un fútbol similar ante Tigres en el ruidoso Volcán.

América aún no ha ganado nada, sólo ganó un partido por goliza y nada más. Si sigue así, seguro la opinión pública cambiará y estaremos hablando del América que la gente quiere ver, sobre todo los americanistas.

La polémica es parte fundamental del tema fútbol, el trato de la misma en los medios es la que la hace de calidad o mediocre. Al final, si usted es americanista, estará contento o eufórico, y si no, estará de acuerdo en que el Toluca jugó el peor partido de su historia.

¿Cuestión de enfoques?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *