Fair Play, regla por conciencia

El próximo fin de semana se jugará la semana del Fair Play en todo el mundo, tanto en ligas locales como en juegos eliminatorios. Muchos hemos escuchado esta palabra, ¿pero realmente sabemos en qué consiste el Fair Play de la FIFA?

El Día Fair Play de la FIFA se instituyó en 1997 y desde entonces se ha celebrado anualmente. En muchos países se realizan varios actos, principalmente torneos para niños y jóvenes, que van desde el fútbol de base hasta el profesional.

Para las actividades se solicita a las asociaciones miembros de la FIFA, además de sus ligas y clubes, que se unan para apoyar de palabra y obra el espíritu de la deportividad dentro y fuera del campo. La FIFA pide a los jugadores, a los árbitros, a la afición y a los directivos que den a todo el mundo un ejemplo inconfundible de los valores de la deportividad.

¿Cuándo y por qué surge el Fair Play?

La campaña fue en gran medida el resultado indirecto de la Copa Mundial de la FIFA de 1986 en México, cuando el gol con la mano de Diego Maradona provocó la célebre reacción del entrenador inglés Bobby Robson. Desde entonces, la campaña ha recibido el apoyo incondicional del antiguo presidente, João Havelange, y el actual Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

Con objeto de dar una mayor difusión al juego limpio, la FIFA concibió un programa que transformó una noción general en un concepto simple y fácil de entender, un código de conducta, que podía ser reconocido y acatado tanto por los jugadores como los aficionados.

La deportividad desempeña un papel fundamental en el fútbol, y es necesario aplicarla en todos los ámbitos del deporte, en particular en las actividades infantiles. Los niños necesitan crecer rodeados de valores sólidos y, como el fútbol es un deporte de equipo, su práctica les ayuda a comprender la importancia que tienen la disciplina, el respeto, el espíritu de equipo y la deportividad, tanto en el deporte como en la vida.

La campaña está representada por el lema “Yo juego limpio” (“My Game is Fair Play“).

El Código Fair Play abraza todos los principios deportivos, morales y éticos que defiende la FIFA, y por los cuales continuará luchando en el futuro, independientemente de las influencias y presiones que pueda afrontar.

Las diez reglas de oro no sólo sirven de credo a la FIFA como órgano rector del fútbol mundial, sino que también refuerzan el sentido de fraternidad y cooperación entre los miembros de la familia universal del fútbol. Acá las diez reglas:

1.- Juega Limpio 2.- Juega a ganar, pero acepta la derrota con dignidad. 3.- Acata las reglas de juego. 4.- Respeta a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los espectadores. 5.-  Promueve los intereses del fútbol. 6.-  Honra a quienes defienden la buena reputación de fútbol. 7.- Rechaza la corrupción, las drogas, el racismo, la violencia, las apuestas y otros males que representan una amenaza para nuestro deporte. 8.- Ayuda a otros a no ceder ante instigaciones de corrupción. 9.- Denuncia a quienes intentan desacreditar nuestro deporte. 10.- Utiliza el fútbol para mejorar el mundo.

El 21 de septiembre de 2004 se celebró por primera vez el Día Fair Play de la FIFA junto con otro acontecimiento: el Día de la Paz de las Naciones Unidas, una invitación a todas las naciones y pueblos a cumplir con el cese de hostilidades en todo el mundo.

Tradicionalmente, el Día Internacional de la Paz se conmemora guardando un minuto de silencio o mediante la celebración de una ceremonia especial. No obstante, la FIFA anima a sus asociaciones miembros a que se reúnan ese día alrededor de un terreno de juego para resaltar los valores de la deportividad y recordar a la familia del fútbol el significado de la paz y la necesidad de trabajar para lograr su consecución.

Desde 2004, el Día Fair Play de la FIFA se celebra durante la semana del 21 de septiembre, para permitir que las asociaciones miembros puedan incorporar las actividades relacionadas en los partidos disputados en sus respectivos países, la mayoría de los cuales tienen lugar durante los fines de semana.

Lo ideal sería que el espíritu del Fair Play se respetara siempre, en cada partido, semana tras semana, pero eso no es así. Apenas hace unos días, vimos la criminal entrada de Axel Witsel del Standard de Lieja sobre Marcin Wasilewski del Anderletch, en una jugada que está muy lejos del espíritu Fair Play, y así podemos ver juego a juego en todo el mundo, en cada partido, cómo el espíritu de la regla no se respeta y que un simple apretón de manos antes y después del juego no garantiza en absoluto el juego limpio. Quizás el Fair Play está lleno de buenas intenciones, pero ponerlo en ejecución sigue siendo única y exclusivamente propio de cada conciencia.

El deporte promueve valores y éstos deberían prevalecer por encima de cualquier cosa, tristemente, y aceptando que hay muchos que sí lo hacen y lo procuran, la realidad es que la regla Fair Play aún no logra ser asimilada en la conciencia y alma de la mayoría de jugadores, árbitros, directivos, medios de comunicación y afición.

Triste,  pero es una realidad.

4 comentarios

  1. Emiliano Castro Sáenz miércoles 2, septiembre 2009 at 23:47

    Muchos piensan que aventar el balón fuera de la cancha mientras entran las asistencias, para revisar al jugador tendido, es fair play… Y luego el lesionado se incorpora como de rayo!
    Hay valores que trascienden al juego en sí, a los noventa minutos. Es un estilo de vida, que, a mi jucio, no tendría por que haberse instituido como tal; más bien nace y permanece en elbuenfútbol.

  2. Sergio Sánchez jueves 3, septiembre 2009 at 0:05

    Definitivo, ese tipo de jugadas que mencionas, son poco dignas de un jugador de futbol y la regla termina siendo sínicamente violada. Insisto, está en cada ser humano, en su rol de jugador, proyectar los valores que el juego promueve, penosamente no es así normalmente….Gracias por tu comentario Emiliano, acá andamos.

  3. niko domingo 6, septiembre 2009 at 3:11

    conseguir que haya fair play es bastante complicadillo, siempre va a haber listillos que se aprovechen.

  4. Sergio Sánchez domingo 6, septiembre 2009 at 10:40

    Hola Niko, tienez razón siempre hay jugadores que se aprovechan de ciertas situaciones y fingir una lesión, por ejemplo, es una falta al fair play y creo que eso es una constante en el futbol mundial. Ni hablar, el espíritu de la regla es extraordinario pero no es puesto en práctica casi por nadie. Habría que reflexionar al respecto. Gracias Niko por tu comentario y por visitar el sitio.

Your email address will not be published. Required fields are marked *