En mi alineación, no sería titular

Definitivamente la titularidad de Miguel Sabah en el Tricolor no debe ser un tema de mucho “seso” para Javier Aguirre, pues a mi parecer, a pesar de haber sido el héroe ante Estados Unidos, es más productivo entrando de cambio que jugando los 90 minutos. Esto no quiere decir que sea un jugador de “medio pelo”, como decimos acá, pero sí considero que aún le falta ese toque de serenidad para definir en ambientes complicados, dígase un juego eliminatorio en calidad de visitante.

Recuerdo en la Copa Oro de este año disputada en los Estados Unidos, justamente a Miguel Sabah errando un tiro penal ante el equipo de Costa Rica, y aún recuerdo esa imagen de miedo en su rostro a la hora de ejecutar el penal, el cual regaló al portero tico, poniendo en riesgo la clasificación del equipo mexicano a la final de ese torneo.

El domingo anterior ante el equipo de Cruz Azul, el Morelia, donde juega Sabah, arrancó el encuentro como líder del torneo, y se esperaba la gran actuación del equipo michoacano comandado justamente por el delantero. Pero no fue así, de hecho la actuación del equipo y de Sabah en particular fue pobre y quedó a deber muchísimo a su afición.

El jugador del partido fue Emanuel Villa, y tristemente el duelo de goleadores, tan hablado durante la semana, lo ganó por mucho el argentino cementero. Faltó presencia en el eje del ataque por parte del famoso Caribeño.

Me parece que Miguel Sabah es un jugador de temperamento, y quién no lo es, me podrá usted cuestionar, sobre todo si es mexicano y sabemos que así como se achican se crecen los jugadores aztecas, pero en esta ocasión me parece que Sabah podría ser una pieza importante entrando como cambio si es que las circunstancias así lo ameritan.

Formaría así, a ver qué le parece: Guillermo Ochoa, Efraín Juárez, Ricardo Osorio, Jony Magallón, Óscar Rojas, Israel Castro, Gerardo Torrado, Giovani Dos Santos, Andrés Guardado, Cuauhtémoc Blanco, Nery Alberto Castillo.
                                           
Cuauhtémoc jugaría libre de mitad de cancha hacia adelante, sabemos que mientras rinda físicamente es un jugador determinante, sobre todo en experiencia y manejo de tiempos en la cancha.

Guardado y Giovani tendrían la tarea de atacar, y regresar siempre y cuando Israel Castro o Torrado quedaran mal parados, ejemplo un balón perdido en tres cuartos de cancha atacando el equipo mexicano.

Blanco no regresa de media cancha, esa no es su labor, es mucho más peligroso merodeando la zona defensiva tica, y además provocaría que la contención centroamericana no subiera tantas veces en el juego.

Nery Alberto Castillo jugando con libertad en punta y esperando siempre la llegada por sorpresa de Blanco o de los medios volantes, Guardado y Giovani por los extremos.

La defensa la colocaría en línea, jugando los laterales muy pendientes de los movimientos de Torrado para que esa zona de mitad del campo no quedase desprotegida cuando alguno de los volantes defensivos se incorporara al ataque. Los laterales podrían hacer la función de un volante por derecha o izquierda, y la defensa la recorrería a línea de tres cuando esto suceda.

Así jugaría ante Costa Rica, sin Sabah de inicio, claro está.

¿Usted cómo alinearía?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *