Lo van a “salar”

Uno de los males del fútbol mexicano que se ha acentuado durante los últimos años es la manera en que los medios “inflan” a los jugadores, a tal grado que dicha práctica comunicativa termina siendo negativa para la figura en cuestión.

Llama la atención en particular, la manera en que los comentaristas de TV Azteca suelen escudriñar en los sentimientos de la gente, hablando maravillas de jugadores que se transmiten por su televisora y en especial del Cruz Azul, equipo que toman como bandera para contraponerse a los equipos de Televisa, empresa competencia.

La situación puede llegar a ser conflictiva para el jugador, porque mientras se habla de él todo es bueno y es promoción para el mismo, pero cuando éste, por una u otra manera no llega a trascender como los comunicólogos lo realzan, el jugador termina perdiendo en todos los aspectos.

Hoy, el enamorado de los comentaristas de TV Azteca es Emanuel Villa, delantero argentino que llegó a México para Atlas, jugó para Tecos, fue a Europa al Derby County y regresó sin pena ni gloria para jugar en Cruz Azul.

El famoso Tito Villa, como se le conoce en el medio, actualmente está sobresaliendo en la liga mexicana con el Cruz Azul, sus goles han despertado la ilusión en la afición cementera y se está mostrando como un jugador importante para el equipo.

Apenas hace unos días, en el noticiario nocturno Los Protagonistas, transmitido diariamente por TV Azteca, André Marín, con ese tono de voz tan característico que utiliza cuando alaba a algún jugador, comentó que era Emanuel Villa el mejor jugador de la liga y la mejor contratación hasta el momento.

Curiosamente y durante algunos años ya consecutivos, los comentaristas de Azteca han “inflado” a jugadores celestes, y parece que lo único que provocan es que el jugador se “sale”, como vulgarmente se dice, padezca de mala suerte y termine fracasando.

Casos hay varios y ahí les van. Cuántas veces no escuchamos decir a André Marín: “Señor Delgado, señor Delgado, está rompiendo la liga este argentino”.

También lo escuché decir: “Si Chelito llega así a la liguilla, cuidado con Cruz Azul señores, cuidado con Cruz Azul, porque este hombre viene dispuesto a ser campeón con la Máquina“.

Y qué decir de César Villaluz, un jugador mexicano de condiciones buenas pero que se quedó en promesa, y hasta este momento, siendo honestos, en Cruz Azul no ha hecho nada importante. Villaluz fue enaltecido durante meses por los comentaristas, y recuerdo a Marín diciendo textualmente: “Villaluz es un chaparrón inalcanzable, es el futuro del fútbol mexicano junto a Giovani y Vela”.  Hasta hoy, César Villaluz, tristemente, ha dejado de ser ese chaparrón inalcanzable.

Señores, esta no es una columna de crítica negativa o burla para los comentaristas de TV Azteca, aunque muchos piensen que así lo es. La intención no es esa, pero señalo las cosas como son y porque los tonos en que se dicen le dan más peso a los comentarios que uno hace. La presente, es simplemente un llamado a la prudencia, a la cordura, porque jugadores como Emanuel Villa, que están haciendo bien las cosas en México, deben tener tiempo para demostrar toda su calidad. Tito Villa es un delantero de esos que da gusto ver, lucha todo el juego y va por buen camino, he de ser honesto. Además le hace bien a la liga un jugador que venga a darle a Cruz Azul una cara distinta en el ataque, pero calma, hay que dejar de “inflar” a los jugadores porque si no ganan nada, sobre todo jugando en Cruz Azul, la decepción es mayor y eso sólo le afecta al jugador.

César Chelito Delgado se fue con más pena que gloria y hasta este momento no ha brillado en Europa por duro que esto suene. Chelito se fue desinflado del fútbol mexicano, se fue hecho trizas y se fue por dignidad, porque el mejor jugador de Cruz Azul durante muchos años, décadas quizás, según André Marín y compañía, simplemente no ganó nada.

Emanuel Villa tiene mucho que ganar en Cruz Azul, pero decir que es la mejor contratación o que es el jugador de jugadores en el fútbol mexicano, es exagerar, aunque el señor Villa tenga condiciones para serlo, yo no lo dudo, es un gran futbolista, pero calma señores, calma.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *