…¡Y sigue la mata dando!

Estimados lectores, me complace informarles que se ha confirmado lo que hace algunos meses se había venido gestando. Lo que fue un bache agobiante, tóxico e hipnotizante, fue relevado por la calidad, nivel y practicidad en la Selección Mexicana de fútbol.

Desde la motivadora Copa Oro, Javier Aguirre y sus muchachos se creyeron lo que alguna vez fueron. El toque preciso, las ganas y el amor a la camiseta se reencontraron alegremente el sábado 5 en el Ricardo Saprissa de Costa Rica.

México aprovechó momentos, repartió el juego y se llevó la victoria. Costa Rica decepcionó, su gente lo abandonó y nunca entendió el partido en sí. Los dirigidos por Rodrigo Kenton desaparecieron, fueron borrados. Por momentos trataron de llegar al arco de Guillermo Ochoa, pero nunca con peligro real.

Para los mexicanos, las figuras de Giovani Dos Santos, Cuauhtémoc Blanco y Efraín Juárez fueron determinantes. Comiéndose el campo, a pasos agigantados, los tres se entendieron y complementaron, llevaron su fútbol a la colectividad y la colectividad aceptó la disposición para conformar la victoria.

Ni ratoneros, ni de cristal, los seleccionados verdes lograron quitarse fantasmas que se habían infiltrado hace algunos años. Ni siquiera los balbuceos y parloteos de los “expertos” del micrófono opacaron el 3-0.

Roberto Gómez Junco bendecía a Eriksson por haberle dado minutos a Gio, cuando en la etapa del sueco prácticamente lo crucificaba. El mismo regiomontano, crítico férreo de Nery Castillo, justificaba su llamado.

Parece ser que el camino hacia Sudáfrica está más claro ahora. No olvidemos que, en primera, no se ha calificado; en segunda, no hay que separar los pies de la tierra y; en tercera, que en el Mundial se reafirme lo que por momentos parece el desarrollo del buen fútbol.

Hay que darle su crédito al antes criticado (y me incluyo, oh sí que me incluyo) Mario Carrillo. Su estudio meticuloso (a veces exagerado) del fútbol le ha dado otro giro al esquema de Aguirre. Ahora sí, el carácter es punta de lanza de México.

Estimados lectores, pueden dormir tranquilos (si son mexicanos y no ticos). La resaca del partido ante Costa Rica le sabe a México mejor que nunca. Ahora es tercer lugar y avanza rápidamente. El miércoles deberá enfrentar el partido más difícil de los tres que restan, ante un Honduras animado y líder del Hexagonal Final de la Concacaf.

Costa Rica se acostó siendo primer lugar, y despertó en cuarto, con un posible repechaje ante Argentina.

Querido público: es cierto que debemos analizar, reflexionar sobre las acciones, buenas y malas, de la Selección (mexicana y tica). Pero dado los momentos, los tiempos de sequía y la esperanza que revive, les puedo asegurar que es hora de celebrar, por fin. Hay que brincar, abrazarse, llorar de alegría y cantar… ¡que sigue la mata dando!

FacebookTwitterWhatsAppEmail

6 comentarios

  1. Sergio Sánchez domingo 6, septiembre 2009 at 2:23

    Hola Emiliano, que bueno que hablas de Mario Carrillo y que bueno que le des su crédito poque ha sido muy importante su labor, es más, me atrevo a decir que incluso él toma algunas determinaciones tácticas sobre la marcha de un juego. Si hay alguien que sabe de mover piezas en la cancha, ese es Carrillo y se le debe reconocer. Felicidades al tri que parece tener ya su boleto a Sudáfrica. Cuídese Emiliano, saludos…

  2. Omar S domingo 6, septiembre 2009 at 14:18

    excelente definicion por parte de Mexico. Ahora les toca Honduras.. mucha potencia al ataque, no tenemos un Centeno, tenemos un Suazo, Costly, el verdugo mexicano “Pavon”.. un medio campo interesante, la vez pasada se salvaron por el platamiento defensivo de Rueda, que seguramente esto no volvera a suceder.. esperemos que gane el mejor.

  3. Emiliano Castro Sáenz domingo 6, septiembre 2009 at 22:19

    Gracias Omar por tu comentario.
    Será un partido complicado y más allá de la nacionalidad del triunfador, esperemos que se ambas escuadras se brinden, que no es poca cosa lo que se están peleando.
    Asusta la ofensiva hondureña, como puede imponer la mexicana. Dentro del Azteca sobresaldrá la explosividad que manejan ambas naciones, y el buen momento por el que pasan.
    Saludos a los catrachos.

  4. Emiliano Castro Sáenz lunes 7, septiembre 2009 at 0:06

    Así es, Sergio. No lo quería ver, de hecho estaba cerrado con la idea del ayudante incómodo. El tiempo me ha dicho que no, que Mario ha hecho su trabajo y le ha ayudado más de lo que debería a Aguirre. Es un romántico del fútbol, un tipo que estudia detalles. Bien hecho, también, lo de los muchacho que han sabido traducir las ideas Carillistas y Aguirristas.
    Ojalá y siga creciendo lo que hoy nos tiene contentos
    Saludos buen Sergio

  5. andres navarro lunes 7, septiembre 2009 at 11:18

    Emiliano tienes mucha razón hay que reconocer que muchos le echabamos a Carrillo, pero nos ha demostrado que su trabajo ha sido valioso, el hecho de tener un auxiliar que siempre te digas “Si”, no es bueno, Mario carrillo contradice a Aguirre en algunas cosas, lo cual a mucho técnicos los incomoda, gracias a la Apertura de Aguirre, estan haciendo buen equipo y lejos de agachar la cabeza ante el jefe, Carrillo le plantea sus opiniones.

  6. Emiliano Castro Sáenz martes 8, septiembre 2009 at 21:10

    Hola Andrés,
    Concuerdo contigo. Los mejores amigos, son los que siempre dicen la verdad. No sé si Aguirre y Carrillo sean amigos, pero de que se critican constructivamente y dicen lo que piensan, lo hacen.
    Hugo, a parte de su falta de estudio y autocrítica, careció o no aceptó ayudantes que en verdad le dijeran qué estaba pasando, y se aferró a Egea, de hecho sigue aferrado.
    Gracias por comentarnos, Un saludo!

Your email address will not be published. Required fields are marked *