Entre el periodismo y la carcajada

Es viernes, ya pasó la fecha FIFA con todas sus repercusiones, y estamos a unas cuantas horas de retomar las ligas alrededor del mundo. Es buen momento para algo menos serio, yo diría, casi humorístico.

Seguro que quienes acostumbran ver y escuchar cuanto programa deportivo hay en televisión y radio, les sobran anécdotas de ridículos y bloopers de los periodistas, comentaristas o conductores. En México nos sobran ejemplos, al menos yo tengo a Orvañanos como un serio exponente al que difícilmente se puede igualar a nivel mundial. Les propongo, entonces, recopilar imborrables momentos de comicidad y humor involuntario en el periodismo deportivo. Y para empezar les voy a sugerir una joya argentina, allá por octubre 2007.

Esto ocurrió en TyC Sports, un canal de televisión argentino dedicado a los deportes. En México se puede ver por Cablevisión, aunque hasta donde sabía, sigue dentro de los paquetes no básicos. Sea como sea, aún no ha tenido el alcance de otros como Fox Sports o ESPN.

Probablemente no todos identifican el programa y sus protagonistas, así que les platico que se llama Estudio Fútbol, una mesa de debate con notas y entrevistas. El conductor principal es Alejandro Fabri, el tipo de pelo cano sentado al centro. Por cierto, y es un detalle que nutre la carcajada, él siempre se mantiene sereno y al margen de toda discusión que llegue a los gritos. Modera y calma las pasiones de los demás. El otro involucrado se llama Horacio Pagani, quien no tiene pierde, es el calvo con barba. Periodista del Clarín, defensor eterno de Riquelme y un tanto cascarrabias.

En este programa no son raras las discusiones, pero sí que Fabri se engache con alguna. Aún así, rara vez llegan al insulto o la descalificación. Lo que tenemos aquí es una discusión que apenas segundos después daba la impresión que llegaba a las trompadas. Gritos, manotazos, insultos y una que otra cosita que seguro se tenían guardada de tiempo atrás. Uno de esos momentos inolvidables que no pueden escapársele a YouTube.

Más allá del tema en discusión, que por ahí a muchos por estas tierras les puede sonar ajeno, es una escena imperdible que nos deja, cuando menos, una tremenda vergüenza ajena… 

5 comentarios

  1. Sergio Sánchez viernes 11, septiembre 2009 at 18:09

    Jajajajaja, no imagino a Alarcón y Orvañanos en una de estas. Aunque no es para aplaudirles, creo que en nuestros programas deportivos “light” falta mucha pasión y encuentros de ideas , no puede ser que todos estén de acuerdo en todo aunque puede darse que en ciertos temas haya igualdad de ideas. En fin, lo más cercano a esto son las broncas de Jose Ramón con Jesús Martínez, del Pachuca no?? jajajajaja, byee.

  2. Jairo Martínez viernes 11, septiembre 2009 at 18:24

    Como recuerdo burlón está buenísimo. Ya como discusión frente a cámaras es una vergüenza. Aunque dentro de lo malo hay que decir que mínimo discutían de periodismo, y no como Bermúdez y Orvañanos que peleaban en vivo por ver quién estaba menos panzón jaja

  3. Emiliano Castro Sáenz sábado 12, septiembre 2009 at 0:13

    jajaja! Muy bueno…
    Recuerdo también a Marín y Faitelson peleando en Los Protagonistas, se levantó André, y le palmeó la espalda a David, buenísimo.
    Y qué tal la discusión entre el ruso Brailovsky con José Ramón, sobre que los futbolistas no son inteligentes… O el mismo ruso peleándose con Albert en la radio, ya ni salieron al aire, despúes, por una semana!
    Que vivan estos momentos…
    Saludos

  4. zucaro martes 15, septiembre 2009 at 19:47

    Yo recuerdo al “Ruso” y a Carlos Albert entrando en calor en pleno aire de ESPN radio Formula….

    o uno de tv azteca.. creo Medrano….. No marcan una falta en favor de morelia y en contra del América, (claro siempre con supuestos) y dice literalmente “Archundia se comio el pito”, su compañero de narración lo único que puede hacer es reirse….

    y esos dos se me vienen a la mente

  5. Jairo Martínez miércoles 16, septiembre 2009 at 1:41

    Ah cómo no! me acuerdo perfecto.. en realidad era Emilio Fernando Alonso, pero sí.. tal cual lo de Archundia..

Your email address will not be published. Required fields are marked *