Vuelve la polémica: Naturalizados

Los naturalizados ha sido un tema recurrente en el fútbol mexicano, tanto que llegó a ser el tema por excelencia de los medios durante muchos meses, le dieron vueltas y lo único que nos comunicaban eran sus puntos de vista timoratos, pero nadie se atrevía a decir la verdad, a decir lo que sentía y con las palabras que deseaban. Todos, mediante una diplomacia absurda comentaban que si eran naturalizados tenían derecho, y otros, la gran mayoría, decían que no les parecía adecuado porque se le quitaba el sitio a un jugador mexicano.

¿Entonces, el naturalizado es mexicano o no es mexicano? ¿O hay naturalizados más mexicanos que otros?

El día de ayer, jueves 10 de septiembre, surgió en los medios de comunicación, directamente en ESPN en el programa de José Ramón, el tema de que Alfredo Moreno y Daniel Hachita Ludueña, serían tomados en cuenta para jugar en la Selección nacional mexicana. Estos dos jugadores son nacidos en Argentina pero naturalizados mexicanos, al menos Moreno ya y Ludueña está en el último proceso del trámite.

Hagamos un poco de historia. En el 2001, cuando Javier Aguirre toma la Selección nacional, se empieza a hablar de este tema, que en ese año fue como una bomba, pero como era el Vasco, en ese momento consentido de la afición, se le dio el beneficio de la duda. Para el Mundial del 2002 en Corea–Japón, Gabriel Caballero, argentino de nacimiento, reforzó al equipo nacional y no pasó absolutamente nada.

Después de eso y el fracaso en la Copa del Mundo, vino La Volpe al quite y el tema naturalizados era ya un escándalo. Sí, el entrenador argentino parecía que dirigir a una selección de mexicanos le daba como pena, y quiso meter a cuanto naturalizado aparecía, esto con el pretexto de que en la parte de definición, o sea, del gol, no había un jugador mexicano de nacimiento que tuviera capacidades técnicas y control mental para definir en escenarios complicados.

Sólo que a este señor La Volpe se le olvidó seleccionar al mejor jugador mexicano de todos los tiempos y ese es Cuauhtémoc Blanco, pequeño gran detalle. Quiso suplir su necedad y capricho con jugadores naturalizados que si lo pensamos bien, son meras víctimas de los caprichos de unos cuantos, pero al mismo tiempo forman parte del asunto.

Se reclamó que muchos de los naturalizados sólo les interesaba jugar un Mundial y con México podrían hacerlo, máxime si La Volpe era el seleccionador, pues estaba claro que para él los mexicanos no tenían el talento necesario para definir jugadas de gol ni para crear en medio del campo. En cierta manera tenía razón, pero los modos y las formas utilizadas por él no eran las correctas.

Se llevó a Sinha, buen jugador, brasileño de nacimiento, y al Guille Franco, argentino de nacimiento. Al final la Selección hizo el mismo papel de siempre, eso sí, perdiendo de manera heroica ante Argentina, en lo que La Volpe catalogó el mejor partido de México en la historia de los mundiales. En lo personal, me pareció que México opuso resistencia durante 60 minutos y después fue un monólogo pampero hasta los tiempos extra. Se jugó con cuatro laterales, dos de ellos volantes, según esto, pero no pasó nada fuera de lo normal, perdimos.

Por cierto, con excepción del primer juego donde Sinha marcó un gol y puso otro ante Irán, ni él ni Guille tuvieron una actuación sobresaliente, así como Omar Bravo y otros nacionales nacidos en México que terminaron hundidos en sus propios errores y basta recordar el penal que erró Bravo ante Portugal. ¡Terrible!

Vino Hugo Sánchez, quien criticó a La Volpe durante años por el tema y cuando llegó dijo que todos tienen derecho pues son mexicanos…

Actualmente, ese personaje que inició todo esto, hablo de Javier Aguirre, estaría, de ser cierta esta situación, seleccionando a dos jugadores más no nacidos en México, pero que tienen derechos y obligaciones como cualquiera de nosotros los que nacimos acá. Basta ver si los llega a llamar, claro está.

El tema de por si es picante en nuestro país, un país nacionalista por donde se le vea y que parece no estar muy dispuesto a recibir jugadores no nacidos en México aunque legalmente sean mexicanos.

Personalmente y sólo como punto de vista para compartir, yo estoy de acuerdo con que la Selección cuente con naturalizados. Me parece que el fútbol actual debe superar este tipo de situaciones. Incluso decir que siempre y cuando dejen aprendizaje los naturalizados me parece absurdo, ¿por qué calificarlos diferente si antes de ser naturalizados son futbolistas profesionales?

En fin, es un tema polémico que incluso mueve cuestiones culturales, pues un pueblo tradicional como el mexicano quiere que su Selección sea de puros mexicanos, y cuando se les dice que los naturalizados son mexicanos como cualquier otro, la respuesta es no, rotundo.

Y si no me creen que este asunto es cultural, pregúnteles a los seguidores del Guadalajara, el equipo más popular del país, por qué le van a las famosas Chivas, y verán que la respuesta del 99.9 por ciento es la misma: “porque es el único equipo que juega con puros mexicanos”.

Lo digo con el mayor de los respetos para la afición más grande del país, que quede claro.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

13 comentarios

  1. soulsurvivor domingo 13, septiembre 2009 at 10:45

    Lo siento. Es ridículo. La Constitución Política nos dice que somos mexicanos por nacimiento o por naturaización.

    No dice que los “naturalizados” son menos mexicanos que los de nacimiento.

    Basta de vacas sagradas. Basta de visión obtusa que frene el desarrollo.

  2. Sergio Sánchez domingo 13, septiembre 2009 at 11:56

    Hola soulsurvivor, sabes es un tema que a los mexicanos nos ha costado trabajo asimilar, en lo personal no le veo el problema, naturalizados o no, somos mexicanos y así se les debe tratar. La exigencia al jugador prefesional debe ser la misma por el hecho de ser profesional y no por su lugar de nacimiento, siento yo.

    Gracias soulsurvivor por tu comentario y por visitar el sitio, acá le seguimos, chauu.

  3. Carlos lunes 14, septiembre 2009 at 11:43

    Yo pienso que tampoco debemos cerrar totalmente las puertas a los naturalizados, a mi solo me gustaria que se cumplieran tres puntos:
    1. Que no se les convoque a causa de un “malinchismo disfrazado”.
    2. Que el naturalizado sea alguien que realmente haya mostrado cariño por este pais, uno puede darse cuenta si es espontaneo y de corazon, no precisamente los besos exagerados ni desgarrarse la camiseta son muestras reales; y
    3. Que realmente haga diferencia en la seleccion y aporte mas que un jugador mexicano de nacimiento. No tiene caso llamar a alguien que no demuestra mas en la seleccion que un nacido en Mexico de la misma posicion (Lucas Ayala, Leandro, Caballero).

  4. soulsurvivor lunes 14, septiembre 2009 at 12:01

    “cerrar totalmente”.. hazme el favor..

    No se debe cerrar de ninguna manera. Los 3 puntos que señalas deben aplicar para TODOS y no sólo para los naturalizados..

  5. Sergio Sánchez lunes 14, septiembre 2009 at 14:15

    Insisto que es cuestión de ubicar bien en la Federación Mexicana la postura sobre este tema, Nosotros podemos debatirlo toda la vida y quizas no nos pondremos de acuerdo, porque unos nos recargamos más en el aspecto cultural y otros vamos más con lo que oficial y legalmente debe aplicarse.

    Sin embargo yo al menos, sí grité el gol de Zinha en el mundal y los del Guille Franco en la eliminatoria o aquel de Vuosso ante Canadá que por cierto nos tiene casi en el mundial pues si ese gol no entraba, México no calificaba.

    ¿Ustedes que opinan?

    Gracias por los comentarios y por visitar el sitio, acá seguimos.

  6. GUSPACO lunes 14, septiembre 2009 at 23:28

    Estoy de acuerdo con Sergio en relación al punto al que hace referencia de Lavolpe, Sinha ha demostrado ser un jugador diferente en su posición tanto en su equipo como en selección nacional, pero en el caso del Guille Lavolpe lo llamó para cubrir la ausencia de Cuauhtemoc.
    Ciertamente el tema en discusión es de debate por lo que se pueden presentar múltiples opiniones al respecto, lo que si es cierto es que México sigue careciendo de jugadores que sean pensantes ya que desde el rétiro de Ramón Ramirez, García Aspe y Benjamin Galindo nadie ha sido capaz de llenar ese hueco y como ejemplo tenemos a Luis Perez, el Bofo Bautista y no hay más de ese nível, esa es la razón principal de la vigencia de Cuauhtemoc Blanco, nadie ha sido capáz de ponerse unos zapatos de ese tamaño.
    Lo que es más que obvio es que los naturalizados son llamados para cubrir o disfrazar las malas decisiones de los federativos que han ocasionado que no se asista a los mundiales en ninguna de las categorías “SUB” lo que de paso ocasiona por enésima ocasión que se pierdan generaciones valiosisímas de jugadores juveniles y después se pregunten ¿Donde están los campeones sub-17? La respuesta es simple: perdidos en la mediocridad que identifica al jugoso negocio de nuestro balompié nacional .

    G R A C I A S .

  7. Sergio Sánchez lunes 14, septiembre 2009 at 23:53

    Guspaco, que tal, me parece muy atinado tu comentario en verdad. Creo que los chicos sub 17 campeones del mundo, han sido en parte víctimas de todo el entonro turbio de nuestro futbol. Y en efecto, la vigencia de Blanco obedece a la carencia absoluta de un juagdor que piense en la mitad del campo y que controlen las emociones, sin embargo al igual que hace 8 años Blanco está sacando el bote a flote y Aguirre llevará al tri al mundial.

    Lamentablemente desde Ramírez, Galindo y Aspe, no han salido otros jugadores similares, de ahí que se apueste a jugadores naturalizados que tengan ciertos talentos que los Directores Técnico no ven en los jugadores surgidos de fuerzas básicas porque simplemente no los tienen o no están preparados para jugar a alto nivel.

    Ahora que Sinha, Guille, Caballero y los demás den resultado o no, ya es otro asunto siento yo.

    Gracias Guspaco por tu comentario y por visitar el sitio, en verdad gracias.

  8. Carlos martes 15, septiembre 2009 at 11:25

    soulsurvivor creo que deberias aprender a leer y a ubicar los contextos, para empezar cuando hablo de no cerrar totalmente es precisamente porque me refiero a los tres puntos que, en mi muy particular opinion, deben ser cubiertos, en caso contrario no deben tener cabida en la seleccion y ahi cerrarles las puertas. Ahora, mis tres puntos no son para mexicanos de nacimiento, el contexto en que los menciono es exclusivamente para naturalizados, o se llaman mexicanos por malinchismo?… un mexicano mejor que otro mexicano?, eso es por obviedad, no?… cariño por el pais?, tal vez este pueda revisarse, pero tambien es una obviedad, ahi esta el gringo castillo como mejor ejemplo de que obviamente se aplica.

    Coincido en que el problema no son en si los naturalizados, sino las carencias que sufre nuestro futbol, y la polemica se desata cuando ni siquiera el llamado de estos jugadores logra sanar esas necesidades, o bien, cuando llaman a jugadores irrelevantes, como Leandro o Lucas Ayala, siendo que hay muchos jugadores de esas posiciones que son nacidos en Mexico, por lo cual gente de este tipo sobra en la seleccion.

    En lo personal, me parece que el unico naturalizado que hasta el momento ha cumplido con todo lo necesario para ser llamado es Sinha, tan es asi, que varios medios han insistido recientemente que merece ser convocado. Yo si quisiera verlo con la verde y creo que ayudaria muchisimo.

  9. soulsurvivor martes 15, septiembre 2009 at 11:50

    hola Carlos.. creo que estás cayendo en el error de separarlos nuevamente.

    Para mí son mexicanos o no son mexicanos. Así de simple. No existen medios mexicanos. Es como el caso de los hermanos. No existen medios hermanos. O el caso de un hijo adoptado. No por ser adoptado tiene menos privilegios o más obligaciones. Es un problema de concepto y de derecho.

    Leandro es muchísimo mejor futbolista que Gerardo Torrado, por ejemplo. Es campeón actualmente (y estaba en sus mejores condiciones cuando fue convocado). Ahí tienes a Lucas Ayala, que es mucho mejor que el borracho del Venado Medina.

  10. Yeral Sanchez jueves 1, octubre 2009 at 4:13

    Ludueña esta bien para que saquen a tanto maleta como torrado que tiene las patas chuecas no sabe ni dar un pase a cinco metros que zoquete

  11. Sergio Sánchez jueves 1, octubre 2009 at 9:42

    Hola Yeral bienvenido al BUENFÚTBOL* . Ludueña es buen jugador. Creo que ha demostrado en México su valor como tal y será cuestión de Aguirre llamarlo o no, pero para como están los llamados en la selección actualmente bien lo podrían probar en un amistoso como mero trámite y mandarlo a la grande. El problema es que no solo Torrado es que falla pases a cinco metros, son varios!!!!

    Por otro lado, el trámite para naturalizarse aún no lo termina el famoso “hachita” habrá que ver cuando eso suceda, si Aguirre lo prubea pues ya sería de cara al mundial prácticamente, dudo mucho que en lo que resta de eliminatoria le de la oportunidad a Moreno o a Ludueña.

    Saludos Yeral, gracias por tu comentario y por visitar el sitio, acá seguimios, chauuu.

  12. papas fritas jueves 1, octubre 2009 at 12:06

    se les olvida que todo esto es un negocio, por que no se le invierte a un mexicano? porque no hacen los torneos largos? para que es la concachampions? no es mejor la sudamericana?P por que no bajar el limite de extranjeros para que el mexicano crezca. cuantos delanteros extranjeros tiene el america. el santos, atlas ,jaguares, etc.. porque no permitir solamente 4 y uno por posicion, del, med, def,por, para que salgan mas mexicanos. porque no mandar en campamento a europa a mexicanos con cualidades. esto es un negocio.

  13. Sergio Sánchez jueves 1, octubre 2009 at 12:29

    Hola papas fritas bienvenido al BUENFÚTBOL*, sabes creo que este tema tiene muchas maneras de enfocarse. Como tu dices hay que darle oportunidades a mexicanos pero el problema, siento yo, es que ni siquiera se trabaja bien en fuerzas básicas.

    Fuera de Chivas que hoy es el equipo que más produce y que su historia así lo demanda y Pumas que siempre ha caracterizado su esencia por eso, pero que a últimos años ha bajado mucho, no hay más. Esto es un problema de fondo, ojalá y se hiciera así para obtener jugadores desde edades tempranas con carácter para vestir una camiseta nacional.

    En cuanto a los naturalizados, para mí son elegibles. No estoy en contra de que se cuente con ellos pero lo que yo espero es que tanto naturalizados como nacidos en México, por así indicarlo, demuestren que tienen con qué vestir una camiseta nacional, porque tampoco los nacidos en México lo demuestran papas fritas y ese es el probelma.

    Ayer vimos Néstor Calderón jugar ante Colombia y dio pena y este juego para esos chavos, Esqueda, Calderón, Chicharito, Arellano, Corona……….., era para mostrarse por más amistoso que fuese, en fin, yo veo poca calidad en muchos de los futbolistas mexicanos, Torrado, Márquez, Omar Bravo y ponganle los nombres que quieran, siempre han quedado a deber en el TRI y esa, nos guste o no, es la razón de este tema tan polémico.

    Papas fritas muchas gracias por tu comentario, sabemos que este espacio siempre está abierto para debatir, charlar y polemizar y que bueno que hayas expuesto tu punto de vista tan interesante. Te esperamos siempre por acá y seguimos en esto, chauuu

Your email address will not be published. Required fields are marked *