Ahora sí, ganó el mejor

¿Cuántas veces escuchamos aquello de “que gane el mejor”? Es un frase o deseo que se dice a la ligera y rara vez se cumple.

No digo que todos los ganadores sean injustos, digo que muy pocas veces podemos ver un partido con dos equipos agotando sus recursos en busca del resultado. Donde realmente jueguen a su máximo nivel y todo se defina por ese extra de eficacia o calidad que alguien añada a su actuación.

Recién vimos un Argentina-Brasil que decepcionó por el flojo nivel de los locales. En la final de la pasada Champions sucedió algo similar, todos suponían un juego épico y al final quedó la sensación de que el Manchester la dejó ir sin pelearla demasiado. Y ya ni decir de los juegos entre equipos desiguales, donde más allá del ganador, lo usual es ver un equipo tirado atrás evitando ser goleado, buscando “lo que sea” en algún ataque aislado.

Hoy, en cambio, podemos decir que en Stamford Bridge ganó el mejor, y no como sucede casi siempre que gana “el menos malo”, o “el que tuvo más suerte”, o “el que se encontró un gol”.

Vimos dos equipos fuertes, serios, que juegan bien. Chelsea y Porto enseñaron el alto nivel que el fútbol puede alcanzar. Dos equipos que salieron a llevarse los tres puntos, a buscar la portería rival, a defender en toda la cancha, a tratar bien la pelota y a respetar al espectador. Sí, porque el respeto sólo se entiende como calidad, y la calidad del juego fue total.

Imposible definir la figura del partido. Anelka lleva ventaja por marcar el único gol, pero los arqueros tuvieron una noche espectacular. Cech y Helton, diferentes uno del otro (el brasileño, por cierto, no con las mejores credenciales), sacaron cuanto pudieron. Fueron los responsables de que no viéramos más goles. Dicen que cuando los porteros son las figuras es que hubo fallas defensivas. Aquí no. Carvalho y Terry, perfectos; Bruno Alves y Rolando, también.

Entre los mediocampistas covivieron hombres de gran técnica que no sufrieron lo mojado del campo. Lampard, Ballack, Essien, Hulk, Fredy Guarín, Cebolla Rodríguez… en fin. Dieron una clase de cómo circular el balón, cómo encontrar espacios y cómo causar peligro desde todas las zonas de la cancha. Y adelante fue lo mismo, cada ofensiva iba acompañada de 5 o 6 hombres. La verdad, un deleite de buen fútbol.

Todas las derrotas duelen, pero Jesualdo Ferreira tendrá que irse muy tranquilo con su equipo. Hizo de todo y además lo hizo bien. Simplemente en esta ocasión se encontraron con un equipo que también rozó la perfección y aprovechó una jugada de gol, por cierto, la más complicada de todas. Poco a poco se nota la mano de Ancelotti, ya vemos un Chelsea más osado, más ambicioso.

Así debe ser el fútbol, ir por todo y buscar el partido del minuto uno al noventa. Si esto se cumple, sí se puede decir que ganó el mejor, como ahora.

3 comentarios

  1. Mauricio miércoles 16, septiembre 2009 at 4:06

    Me gusto mucho el Porto. Creo q en este grupo pasa primero el chelsea y segundo los portugueses, q ademas tienen una notable influencia suramericana. Me gusto mi compatriota Guarin y el lateral uruguayo de apellido italiano, q ahora no recuerdo. Por el chelsea Lampard, Cole y Carvalho estuvieron bien, pero se nota la ausencia del q para mi es el mejor delantero del mundo: Drogba

  2. Jairo Martínez miércoles 16, septiembre 2009 at 15:54

    No sé si Porto va a clasificar, lo que sí sé es que después de ver el partido seguramente los de Atlético de Madrid se preocuparon bastante. El uruguayo que mencionas es Jorge Fucile, y comparto, dio un partidazo. Guarín fue de los tres mejores del partido. Recuerdo que hace 2 o 3 años lo vi sólo un partido en Boca y me gustó bastante.. luego le perdí la pista en Francia. Para mí que este es su año…

  3. Mauricio jueves 17, septiembre 2009 at 15:48

    si, entre el atletico y el porto anda el segundo puesto, pero me decanto por el Porto porque parece q tienen a un entrenador q sabe, y un plan de juego definido. El entrenador del Atletico es lamentable y el equipo juega solo a lo q salga en el momento. Dado q no son el Brasil del 82 improvisar tanto no es buena idea.

Your email address will not be published. Required fields are marked *