Les faltó Eto’o

Barcelona empató a cero contra el Inter en actividad del grupo F de la UEFA Champions League y suma así su primer punto y en calidad de visitante. Para muchos esto podría ser un excelente resultado y realmente no es malo, pero para lo que vimos hoy el estadio Giuseppe Meazza, creo que el Inter es el que se va contento.

Este Barcelona hoy ha dejado claro que es el equipo que mejor manejo de balón tiene. Qué delicia verlos tocar de un lado al otro, buscando los espacios y entrando con base en triangulaciones y paredes hasta el mismo corazón del área. Hoy no la metió pero era de llamar la atención que cada ataque del equipo culé transmitía la sensación de peligro.

Fueron 90 minutos de proponer el juego por parte de los dirigidos por Josep Guardiola. La posesión del balón inclinada a favor del Barcelona y ese tiki taka moviendo el balón, jugando al espacio y haciendo ver mal por momentos a una abultada defensiva interista que se multiplicaba para no perder las marcas, pero era casi imposible robar el balón cuando Messi, Xavi y Henrry se disponían a atacar.

El toque educado blaugrana hipnotizaba por momentos a los zagueros neroazzurri, que comandados por Walter Samuel realizaron la tarea de evitar el gol junto a su portero Julio César, más no la de  frenar a Messi y compañía. Realmente a este Barcelona sólo le faltó el gol y moralmente salió muy fortalecido del Giuseppe Meazza, dejando la impresión de estar listo para defender su título. Por cierto, desde la modalidad de Champions League, no ha habido un bicampeón del certamen.

Inter jugó a la contra. Pobre la propuesta de los italianos pero muy a su estilo intentaron hacer juego, faltó la pieza que hiciera el papel de enganche, faltó cohesión en sus filas y sobre todo, faltó ambición para ganar. Intentó sí, tímidamente, también. Si acaso los disparos de media y larga distancia, pero el Inter de este miércoles no nos permitió ver a un Samuel Eto’o dedicado a ofender, tuvo que bajar mucho, y es que no recibía el balón, tenía que auto servirse porque ni Sneijder, quien fue intermitente, tuvo un buen día. No todo fue de ese tenor en Inter, quizás Milito jugando muy en punta dio algún aviso sobre la meta de Valdés, quien tuvo una noche tranquila.

Soberbia resultó la marca de Puyol sobre Eto’o. Extraño fue ver al camerunés enfrentando al Barcelona pero siempre hubo camaradería por parte de sus ex compañeros hacia él, no así a la hora de enfrentarlo y de marcarlo de cerca, presionándolo en todo momento y Puyol fue esta noche una sombra de Eto’o cuando jugaba de ese lado.

Iniesta regresó esta noche a las canchas y lo hizo por unos minutos solamente, dejando buenas sensaciones. Este Barcelona tiene detalles fantásticos de fútbol y Messi nos enseño dónde y cómo le gusta jugar sintiéndose cómodo. Un mensaje para Maradona, que si pudo observar el juego, debió darse cuenta de lo que todos vimos esta noche en Italia.

Al final, el duelo Eto’o-Ibrahimovic no tuvo ganador. Sí da la impresión que el sueco tendrá oportunidades muy claras, pero jugando así dentro de un conjunto y dejando las florituras para ocasiones en que se puedan realizar, porque sabemos que es parte del juego de Ibra y será necesario verlo hacer ciertas jugadas que luzcan y levanten las palmas en la afición, porque el fútbol también es eso y da para eso.

Eto’o con los deseos de siempre tendrá que sacrificar mucho en lo individual para ayudar a este Inter a funcionar como equipo de media cancha hacia adelante, pues esta noche quedó claro que la costumbre de tener a Zlatan no han podido quitársela y están desperdiciando un talento como el de Eto’o, que al menos en actitud, fue el mejor del Inter la noche de este miércoles.

El juego educado del Barcelona es para disfrutarlo, lástima que no tuvo un Eto’o para reflejarlo en el marcador.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

14 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *