Se regalan premios

Y que se da la noticia: Raúl Arias, el nuevo técnico de las Chivas. Después de haber descendido al Necaxa, el técnico tiene la oportunidad de dirigir de nueva cuenta en Primera División y qué mejor que a uno de los equipos más importantes del fútbol mexicano. Agarra al Guadalajara completamente muerto, con problemas internos y un dueño versátil en sus indecisiones. De entrada podemos irnos dando a la idea de que espectáculo no habrá, goles mucho menos, quizá lo que si pueda existir es orden rigurosamente táctico, por no decir canchero. En fin, Arias se sacó la lotería con llegar a un equipo grande completamente desecho y que en caso de no cumplir las expectativas puede acudir a una excusa sencilla “me dieron el equipo así”.

Querétaro ya tiene técnico en la figura de Carlos Reinoso y podría decirse que pueden estar tranquilos, aunque nomás no se ve por dónde. Previo a la llegada del Maestro se barajó el nombre de Eduardo de la Torre para tomar el timón de los Gallos Blancos. ¿Bajo qué criterio? El llamado mejor técnico del mundo, en voz de Jorge Vergara, ha pasado sin pena ni gloria tanto como técnico como directivo. Dirigió a Chivas sin logro alguno qué presumir. De su paso por Santos y Jaguares mejor ni hablar. Después fue considerado para ser el Director Deportivo de Cruz Azul, donde logró sepultar la identidad cementera colocándolos como último lugar general del torneo anterior. Con esos antecedentes el Yayo iba a ser premiado con la dirección técnica queretana, misma que se dignó a rechazar. No nos extrañe que pronto lo quieran premiar de nueva cuenta.

El más laureado y galardonado en nuestro fútbol es Ricardo La Volpe, que pese a todo siempre tiene chamba. En su palmarés como entrenador tiene un título con Atlante, autor intelectual y material del título conseguido por Toluca bajo el mando de Alberto Jorge, un subcampeonato con Atlas y una Copa de Oro con la Selección. A su paso por Guadalajara, América, Oaxtepec, Ángeles, Monterrey, Boca Juniors y Vélez Sarsfield sólo consiguió fracasos y molestia en las aficiones. Vaya, le regalaron la oportunidad de ser campeón en Boca y no quiso. No obstante, Atlas quiso premiar al técnico que alguna vez los hiciera protagonistas y le dieron la dirección técnica. En esta nueva etapa rojinegra se ha dedicado a crispar los ánimos con jugadores, recordar su etapa como seleccionador, disgustarse con la prensa… todo, menos dirigir al Atlas. No importa que haga del Atlas lo que sea, ya habrá otro equipo que lo premie. Como diría Carlos Albert “esto ya es una burla”.

Mucho se habla de resultados para la contratación de técnicos y jugadores. Nadie pone en discusión que las oportunidades tienen que volver a darse, la reivindicación siempre será positiva; pero cuando ya es excesiva la dádiva de oportunidades solventadas por fracasos hay que ponerle un hasta aquí y dar paso a la renovación (en fondo o forma). De continuar con el apapacho esquemático y repetitivo de entrenadores, circundantes en los mismos equipos, el fútbol se estanca y no progresa. Hombre, si se va a premiar que sea pareja la cosa y no se olvide a otros que tienen méritos para integrar la lista: Rubén Omar Romano, Isaac Mizrahi y José Luis Trejo.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

  1. Miguel viernes 18, septiembre 2009 at 11:41

    Sabes algo elias todo va mucho de los promotores, si eres de los favoritos tienes chamba, si no, estas fuera, creo que hay buenos entrenadores pero la baraja es my chica, todos o la mayoria tienen aciertos y errores, triunfos y fracasos, pero gente como Lavolpe, LF Tena, Arias, son futboles redundantes, que ya no ofrecen algo nuevo al espectaculo, todavia no juegan las chivas de arias y ya saben como va a jugar y pararse en el campo, entonces a que van a europa, a sudamerica??? a ver entrenamientos y partidos, y siguen jugando igual??? a que van????………….en el futbol mexicano hay muy pocos tacticos ya, que puedan dar un partido diferente al anterior casi todos juegan igual……ojala…….y salga una camada nueva de entrenadores jovenes con ideas nuevas, que los mismos equipos le inviertan en entrenadores de casa y los manden a europa a estudiar, especificamente a españa, italia, alemania, inglaterra, para mi el mejor futbol del mundo, eso es que lo falta….

    • Elías Leonardo viernes 18, septiembre 2009 at 13:29

      Miguel, hemos tenido casos de entrenadores que se van a aprender a Europa, ahí están Mario Carrillo, José Luis Trejo, el mismo Javier Aguirre. Hay otros que aún no reciben una oportunidad, tal es el caso de Ignacio Ambriz. La cuestión es que al venir a implementar lo aprendido hay algo que no hace conexión. Pues al ser torneos cortos y estar sujetos a los resultados tienen poco tiempo de llevar a cabo procesos que beneficien al fútbol. Bien dices, también hay que apoyar a jóvenes entrenadores, que si bien no cuentan con experiencia necesaria, están con ideas frescas. Respecto a los promotores, lamentablemente su presencia daña al deporte pambolero. Los intereses personales predominan sobre lo maravilloso de este deporte, pero los directivos no les ponen un freno y los jugadores caen en sus redes. Espero que todo se renueve para bien. Un saludo

Your email address will not be published. Required fields are marked *