Adiós a River

Se confirmó. River Plate se despidió de la Copa Sudamericana sin gloria y con mucha, mucha pena, tras caer 1-0 ante Lanús, en el partido de vuelta.  Lo que se había anunciado prácticamente un mes atrás, terminó por consumarse la noche de ayer en el estadio Ciudad de Lanús (conocido también como La Fortaleza), dejando un marcador global de 3-1 a favor de los locales.

Lanús, que bien había anunciado mi compañero Jairo Martínez, juega  al fútbol asociación con una maestría y toque tan especiales… que ya quisieran muchos equipos tener.  En cambio, River y su crisis sólo aceptaron, cabizbajos, la superioridad del conjunto granate.

Sin ton ni son saltaron al terreno los dirigidos por el próximo degollado, Néstor Gorosito.  Con los pies afinados y el proyecto más firme que nunca, los once del técnico Luís Zubeldía aceptaron la superioridad que derrocharon durante los noventa minutos.

Un par de toques de Ortega y nada más.  River Plate se quedó sumido, sumiso y mezquino.  Lo de Gorosito pasa, ahora, más por la terquedad que por respetar proyectos.  Con un equipo así, debería de por lo menos agradar a la tribuna… pero no.  Simplemente juegan mal, el vestidor está fracturado y ahora se quedan marginados (de nuevo) de la gloria internacional.

Si bien ganaron el año pasado en el torneo Clausura, llevan doce años sin ganar a nivel internacional.  Siempre a la sombra de Boca (en ese sentido), y ahora de equipos como Lanús, quien no tuvo piedad y le pasó por encima.

Lanús fue superior a River PlatePara el Granate, en cambio, significa el producto de varios años de identidad futbolística.  Al ataque y con resultados.

El partido del jueves por la noche (17 de septiembre) sólo resumió la historia reciente de ambas instituciones y peor aún, dio pautas para el futuro próximo.  Para los Millonarios, todo es gris, como su uniforme.  Para el conjunto de Zubeldía, pinta más colorado que nunca (en este torneo).

En el estadio, la gente supo entender el momento: le recordó sus errores a Pipo Gorosito, refrescándole la memoria sobre quién puede más allá en el sur y quien está para despedirse.  Todo debido a las estrepitosas declaraciones del alicaído Gorosito, quien afirmaba que en el sur de la provincia de Buenos Aires eran en un 70% hinchas de Banfield y 30% de Lanús.  Los seguidores granates lo resumieron a que Pipo era 100% fracaso, del cual 70% un inútil y 30% un vago.

Ni Fabbiani, ni Buonanotte, ni nadie.  Obviamente la culpa no es achacable totalmente a l Director Técnico, los jugadores también deben sacar la cara.  Para Lanús, en cambio, funcionaron bien todos, destacando a Salvio y al autor del único gol, Sa sa Salcedo.

Lanús continúa en su andar en la Sudamericana, y próximamente se medirá contra la Liga Deportiva Universitaria de Quito.  Tampoco se deberá dormir en los laureles, ya que en el torneo local apenas goza de un peldaño más que el conjunto de Núñez (el Monumental), ubicados en la 13° posición.

"100% porciento fracaso", decían los GranatesY para las Gallinas, visitarán al Arsenal de Sarandí.  River suma 15 encuentros sin ganar fuera del Monumental.  Ese partido podría significar el despertar, aunque es complicado, sobre todo fuera de casa.  La oportunidad pasa por que Arsenal tiene las mismas unidades que los Millonarios, con cuatro.

Con todo este panorama, sólo queda reflexionar y preguntarse: ¿Podrá River regresar al plano futbolístico, luego de firmar su despedida de la Sudamericana? ¿Se irá Gorosito? ¿Lanús seguirá encendido?

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *