John Aldridge

Seguimos con otro honorable miembro de esta sección. Es turno de recordar a un delantero formidable, tal vez no tan afamado, pero eficaz como el mejor: John Aldridge.

John Williams Aldridge nació en Liverpool un 18 de septiembre de 1958. Si lo recuerdan vistiendo una camiseta nacional fue con la de Irlanda, y es que Aldo tenía ascendencia irlandesa y finalmente optó por jugar con aquel país.

Comenzó jugando al fútbol en la zona de Merseyside, para el South Liverpool FC, un humilde pero prestigioso equipo de la ciudad, de donde surgieron otros grandes como Peter Houghton y Jimmy Case. Aldridge, ya como profesional, de 1979 a 1984 jugó para el Newport County AFC galés, con el que sumó 90 goles en 213 partidos. Ahí logró un ascenso y una Copa de Gales, lo que les permitió ir a la Recopa de Europa en 1980, en la cual se colaron hasta los cuartos de final. Sin duda las páginas más gloriosas en la larga historia de Los Exiliados.

El 21 de marzo de 1984 firmó por 78,000 libras esterlinas con el Oxford United FC de la Tercera División inglesa (en ese entonces sí era la tercera categoría). Debutó el 7 de abril, entrando de cambio, visitando y venciendo 1-0 al Wallsal FC en el Fellows Park. Su primer gol lo convirtió en un triunfo 5-0 contra Bolton Wanderers el 20 de abril.

Con Oxford llegó hasta la Primera División, máxima categoría del fútbol inglés. Durante su paso por Segunda, se convirtió en el primer jugador de 19 años en marcar 30 goles o más en esa categoría. Ya en Primera, terminó tercero en la tabla de goleo. En total anotó 90 goles en 141 partidos vistiendo esta camiseta, ganó una Copa de la Liga y recibió su primer llamado con la Selección. En esta ocasión también vivió la etapa más gloriosa en los 116 años del club.

Lo mejor estaría por venir. Llegó a un grande. En el ’87 se puso la camiseta dle Liverpool FC, y llegaba con la presión de tomar el puesto de un histórico, Ian Rush, quien se fue a la Juventus. Aldridge no dejó que nadie extrañara a Ian, marcó en los 9 primeros partidos de la liga, finalizando el año con 26. En esa temporada los Reds se llevaron la liga inglesa.

Por supuesto no todo es gloria, ese mismo año Dave Beasant le detuvo un penal en la final de la FA Cup contra Wimbledon FC, en Wembley, y perdieron 1-0. Mal momento para errar su primer pénalti con la camiseta del Liverpool.

Al año siguiente Ian Rush volvió de Turín y formó dupla con Aldo, quien tomaría revancha del penal errado y haría los dos goles con los que el Liverpool derrotó al Wimbledon en la Charity Shield (hoy Community). En total marcó 63 goles en 104 partidos durante su estancia en Anfield. Ganó una liga, una copa y dos Charity Shield, versión inglesa de la Supercopa.

Para la siguiente temporada, la 1989-90, Aldridge viajó a San Sebastián para unirse a la Real Sociedad por un millón de libras. En algunos textos se puede leer que fue el primer jugador extranjero en jugar para la Real, pero lo cierto es que sólo fue el primero desde los años 60. En los inicios del club, cuando se le conocía como Club Ciclista, llegaron algunos británicos como Simmons o McGuinness. Su primer partido con los vascos fue, en el antiguo Atocha, contra Osasuna. Sólo se quedó dos años, pero tuvo una estancia generosa, anotó 40 veces en 75 juegos.

Se cuenta que su familia nunca se adaptó a la vida española, por lo que en 1991 regresó a Merseyside para jugar con el tercer equipo de la ciudad de Liverpool, el Tranmere Rovers FC de la Segunda División (un año después First Division), con el que anotó 40 goles sólo en su primer año, récord que se mantiene hasta nuestros días. Fue su último equipo y vieron a un Aldridge pleno y exitoso, anotó 138 goles en 242 partidos. En 1996 le ofrecieron la dirección técnica, por lo que hizo de jugador y entrenador hasta 1998, año en que dejó definitivamente el fútbol. Se mantendría tres temporadas dirigiendo a los Super White, hasta que en 2001 renunció al cargo dejando al equipo en una situación muy comprometida que terminó en el descenso.

Con la Selección de los Boys in Green debutó el 26 de marzo de 1986, aunque tardó más de 20 partidos en anotar. Anotó 19 goles en 69 juegos y participó en la Euro de 1998, y los Mundiales de 1990 y 1994.

Por cierto, tal vez recuerden que fue John Aldridge el jugador irlandés que armó toda una escena antes de ingresar al campo, en el partido México-Irlanda de Estados Unidos 1994. Aldridge se molestó porque al momento del cambio, por alguna inexplicable razón, el cuarto árbitro no le permitió ingresar, siendo que a su compañero sí. Tuvo que esperar algunos minutos hasta que el balón abandonara nuevamente el campo. Mientras tanto, Aldo se cansó se insultar y reclamar al juez, diciéndole que era un estúpido y un tramposo. Más abajo está el video, donde claramente se logra entender: «You twat. You dickhead. Three minutes! You fuckin’ cheat«. Por cierto, él anotó el descuento irlandés en aquel 2-1.

En fin, John Aldridge hoy es comentarista en varios medios de la zona de Merseyside. Es dueño de un pub en Liverpool que lleva por nombre Aldo’s Place. Participó en un concurso de la tv irlandesa llamado Charity You’re A Star, en el que personajes famosos cantaban para recaudar fondos destinados a obras sociales.

John Aldridge, un jugador carismático y con una capacidad goleadora como pocos en la historia. 476 goles en 889 partidos lo convierten en el mejor goleador de la segunda mitad del siglo XX en todo el territorio británico. 

FacebookTwitterWhatsAppEmail

7 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *