Yo lo atacaría y a ver qué pasa

El Barcelona sigue intratable. Pasan los juegos y el ritmo del equipo no baja. Es simplemente una máquina de hacer fútbol en todos los sentidos que le veamos. Esta noche, vencieron por goliza al Atlético de Madrid en el Camp Nou y pareciera que en el segundo tiempo bajaron el ritmo, como consintiendo a un rival que se vio sorprendido y por tal, asustado, cuando a los dos minutos ya iba perdiendo y previamente ya se había salvado de una clarísima que pegó en el poste.

Pareciera que de no ser el Madrid, que en plantilla, podemos decir, está al nivel del Barça, más no en juego aún, nadie podría detener al Barcelona. Es muy temprano para decir esto, pero este equipo sigue jugando muy bien ofensivamente al fútbol. Y hablo de la liga, no sé en Europa si haya algún valiente que lo frene. Quizás el Chelsea que el torneo pasado fue el único que lo pudo haber eliminado, pero Iniesta acabó con toda posibilidad de que eso sucediera justo en el último minuto de aquel histórico enfrentamiento. Chelsea lo atacó y lo puso en evidencia, ciertamente. Quizás algún equipo inglés, pensaría yo, que le juegue a otro ritmo y aproveche ciertas carencias defensivas, pues de que las tiene las tiene, creo yo que ese es su punto débil.

Hoy Kun y Forlán metieron gol en el Camp Nou y vimos que hay errores de marca que propician espacios para el rival, pero hay que tener la pelota e ir hacia el frente. Una de las virtudes de este Barcelona es que no presta la pelota. Se defiende atacando y además de que adelante es efectivo, te quita la oportunidad de atacarlo. Muy inteligente definitvamente lo que hace este equipo culé.

Hoy, nuevamente el Barcelona dio indicios de dominio extremo. Atlético, se suponía, era una prueba fuerte y sinceramente después del primer gol pareciera que el Atlético no tenía nada más que hacer, el juego empezó condicionado con ese golazo de Ibrahimovic que aún no luce demasiado, parece entender que acá va a jugar de otra manera y su elegante individualidad queda justo para eso, para definir en el momento exacto. Ibra hizo un golazo cacheteando la pelota a la salida del portero. La deficiente marca del Atleti nada pudo hacer ante la figura sublime del crack sueco.

El show de Messi no se hizo esperar. Pero también vino el de Dani Alves y el del Barcelona en general. Xavi cumpliendo, poniendo pases exactos, al espacio, justo cuando lo requiere el delantero, y así le puso a Messi el segundo, justo en el pecho y éste nada lento se metió hasta donde quiso e hizo el gol. De media cancha hacia adelante, dudo que haya un equipo con el juego y dominio de las acciones como el Barcelona de Guardiola.

El rival no despertó, estaba hipnotizado y quizás el fútbol de los culés cause esos efectos en los contrarios, pues a veces da la impresión de que voltean a ver el juego, que lo admiran y que lo disfrutan, ¡pero el juego del Barcelona!

Sigo creyendo que debe haber una fórmula para enfrentar y frenar a este equipo, pero dudo mucho que sea metido con tus once atrás. Si de por sí no te prestan la pelota, pues encerrado menos la vas a tener, y jugarle así a este equipo, es un suicido. No es fácil seguramente anular a todo un mecanismo ofensivo que además es preciso, casi no falla. A veces toca la perfección tocando de primera y encontrando los espacios. El talento de sus ofensivos impresiona de verdad.

La situación es que los sistemas cuando enfrentan al Barcelona son precavidos, y mientras eso sea así seguiremos viendo este tipo de resultados, que para sus fanáticos ha de ser todo un regocijo ver como Messi y compañía se dan gusto en las porterías contrarias. Ni hablar, así están dadas las circunstancias y ese no es problema del Barça.

La verdad si me han de meter cinco o más, pues mejor salgo a atacarlos y por ahí les doy una sorpresa, quizás y hasta les ando ganando. ¿No creen?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

3 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *