Athletic podría meter un buen susto

Han pasado 25 años desde que el Athletic Club de Bilbao levantara la última liga de su historia.  Un parpadeo ha valido a la historia, para haber dejado en el recuerdo un bicampeonato y con él, los años dorados del fútbol vasco (recordemos que el Athletic precedió a la Real Sociedad bicampeona de los ochenta).

A partir de ahí, el conjunto de San Mamés asumió un rol importante en la Liga, buscando siempre los primeros puestos.  Se mantuvo en la línea de fuego, peleando siempre por el ansiado 9° trofeo de campeón, aunque se vivieron altibajos  y en algún momento estuvo a punto del descenso.

Hoy el Athletic es dirigido por Joaquín Caparrós y los aires de triunfo han pegado en la moral de la plantilla.  Tras tres encuentros disputados, el fútbol desarrollado por los Leones da para pensar e imaginarse muchas cosas positivas.

Apenas entre semana (de la semana anterior), La Catedral de Vizcaya saboreaba el 3-0 propinado al Austria Viena en partido disputado en la UEFA Europa League.  La actuación de Fernando Llorente, el delantero prodigioso, fue de llamar la atención.  El joven de 24 años, madura al ritmo en que su equipo crece.  Ha encajado 40 dianas a lo largo de su corta carrera, de las cuales, uno ha sido para la selección, 4 en la Copa del Rey y 35 en Liga.

Junto a Llorente, hoy viven en buen nivel: el arquero Iraizoz, el diez Yeste, el buen defensor Ustaritz y, durante los dos últimos encuentros, los noveles Aketxe, Etxebarria y Munain.  Con estos recambios, Caparrós le ha devuelto al club una identidad que parecía perdida.

Si bien, las sombras del FC Barcelona y del Real Madrid son imponentes, no habrá que olvidar a otras instituciones con tanta hambre de gloria, como capacidad.  El Athletic, cuarto más ganador en la historia de España, puede asustar a quien sea.

El partido que se disputó el fin de semana, dejó marcos interesantes, y dignos de situar como contexto.  Villarreal, de recientes cambios en el banquillo (ahora son dirigidos por Ernesto Valverde), pero de temporadas pasadas muy buenas, sufrió el agobio producto de una buena organización rojiblanca.

Si lo hecho ante el Viena no había sido claro, Llorente y sus compañeros impusieron condiciones y se llevaron un partido, de resultado engañoso.  Bien podrían haber ganado al estilo Barça/Madrid, ya que el partido así lo dictó.  El balón fue propio de los Leones y del público de La Catedral, que saciado, aplaudía a sus gladiadores.  El marcador final, producto de dos errores vascos, terminó 3-2, con sabor a superioridad total de los locales.

Hoy, el conjunto histórico de Caparrós podría dar la campanada, ser el caballo negro en España, y por qué no, en Europa misma.  Es algo que merece esta institución  simbólica, que defiende los valores culturales de una comunidad, que se siente más identificada que nunca al grito de la identidad vasca de San Mamés: Con cantera y afición, no hace falta importación

2 comentarios

  1. ZUCARO martes 22, septiembre 2009 at 18:26

    de diez….
    yo no lo he visto jugar ultimamente……
    pero ya me llamò la atención…..
    buen texto

  2. Emiliano Castro Sáenz jueves 24, septiembre 2009 at 14:41

    Así es Zucaro, habrá que ver para qué tanto le alcanza… Mientras ya nos hizo quedar mal con el juego del miércoles. De todas formas, es un fútbol que gusta, que presume de jugadores canteranos, que se la rifan y estan en la pelea.
    Simplemente habrá que tomarlos en cuenta.
    Saludos, y gracias por comentar y seguir visitandonos.

Your email address will not be published. Required fields are marked *