Un problema… de peso

La crisis de River Plate no pasa sólo por lo administrativo y deportivo exclusivamente, ahora que las cosas van mal salen a relucir todas aquellas situaciones que en un principio, el paso regular del equipo hacía pasar como desapercibidas. Para muestra, un botón.

Cristian Fabbiani apodado el Ogro, ahora es blanco de las críticas de todos los aficionados de River y es que sus casi 100 kilos de peso ahora sí son un impedimento para que su fútbol ayude al equipo.
Fabbiani desde al año pasado estaba así, no crean que es de este torneo apenas. La realidad es que cuando llegó a River tenía cierto cartel, además que en ese momento su pequeñito problema de sobrepeso, causaba gracia y hasta lo defendían.

Fabbiani inició su carrera jugando para Lanús pero se ha considerado siempre hincha de River. Tuvo un paso fugaz por el Cluj de Rumania y de ahí regresó a Newell’s de Rosario donde tuvo una etapa triunfal. Por cuestiones financieras del Club, Fabbiani fue transferido a River Plate debutando en buen momento y anotando en su segundo juego un gol a Rosario Central, equipo antagónico de Newell’s donde jugó antes. Esos detalles le dieron a la afición de River la sensación de que Fabbiani era uno de esos talentos grandes que a pesar de su figura, poco atlética, podía dar cosas buenas al equipo.

Es normal que las hinchadas contrarias le hagan mofa de su figura y muestren carteles agrediendo a su persona con base en esos aspectos de sobrepeso, pero a Fabbiani le ha dado hasta gracia que lo tomen en cuenta de esa manera, como sea están pendientes de lo que él hace y dice.
Sin embargo, la actual crisis de River ha llegado a pegar hondo en todos los hinchas que ahora ya se quejan de las condiciones físicas de Fabbiani, y es que es normal. A quién se le ocurre que un jugador de 100 kilos va a rendir en un equipo profesional. Cómo es posible que en River hayan contratado a un jugador que en toda la temporada si acaso va a jugar completo dos o tres juegos, y es que Fabbiani tiene potencia y técnica, pero su estado físico es lamentable.

No obstante con eso, ahora se habla de que el famoso Ogro de River está haciendo mal grupo. Ariel Ortega, un histórico del club y que aún sigue vigente, le aconsejó que dejara de hablar, que cerrara el pico y se pusiera a jugar, que bastante falta le hace al equipo el compromiso de sus jugadores.

Ortega, quien ha tenido problemas de alcoholismo agudos, ha sido intermitente en estos últimos meses con el equipo, pues sus problemas lo han llevado a ausentarse de los entrenamientos y de los juegos. Sin embargo ha sido un jugador ídolo, referente del equipo y que ha estado presente en las últimas glorias del club como la Copa Libertadores de 1996 que River le ganó al América de Cali. Hago esta aclaración porque si alguien tiene derecho a hablar dentro del núcleo de River, es justamente Ariel Burrito Ortega.

Al parecer Fabbiani no está muy concentrado en los problemas del equipo y ha perdido carisma entre el público de River Plate. En el último juego ante Arsenal, el reclamo fue tremendo hacia el equipo en general, pero hacia Fabbiani en gran parte. Pancartas referentes a su figura y sobrepeso no faltaron y el jugador parece tener las horas contadas en River de no acatar los reglamentos de disciplina internos del Club.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *