Reviviendo el pasado

La Sampdoria de Génova amanece este domingo como líder único del calcio. Fue hace ya muchos años, quizás 18, que el equipo genovés no brillaba tanto como ahora. Este sábado, en el estadio Luigi Ferraris, la Sampdoria venció al Inter de Milán, tetracampeón de liga, por 1–0 en partido que ciertamente el Neroazzurro dominó pero que no supo ganar y fue un fallo grave en la defensiva interistas que le abrió la puerta a Pazzini para poner el único tanto del juego y suficiente para sacar los tres puntos que dejan a la Sampdoria en la cima del futbol italiano, al momento.

Recuerdo un juego espectacular entre estos dos grandes del fútbol italiano por allá de la temporada 1990–91 si mi memoria no me es infiel, en donde la Sampdoria de Gianluca Vialli, quien había llegado procedente del Cremonese en 1984, derrotó al Inter de Milán en el Giuseppe Meazza con una actuación soberbia del todo el equipo genovés, pero en especial de Vialli y Atilio Lombardo, un jugador de cabeza calva, habilidoso y que jugaba con gran alegría de media cancha hacia al frente. En aquel equipo figuraba también Roberto Mancini, quien sería básico para la obtención del primer y único Scudetto del equipo genovés hasta la fecha.

Aquella Sampdoria ganó el Scudetto de la temporada 1990-91, y Vialli obtuvo en esa misma campaña además, el cetro de máximo goleador de la Serie A con 19 tantos, una Recopa de Europa en 1990, anotando los dos goles del triunfo por 2-0 sobre el RSC Anderlecht belga en la final, y tres Copas de Italia, en 1985, 1988 y 1989. También disputó la final de la Copa de Europa en 1992, cayendo ante el Barcelona en Wembley.

Recuerdo al Inter de los alemanes, así se les conocía. Jürgen Klinsmann, Lothar Matthäus y Andreas Brehme quienes fueron campeones del mundo con Alemania en el mundial de 1990. Era un equipazo ese Inter que tenía muchos años de no ganar un Scudetto y la Sampdoria llegó a Milán para ganarles el juego y dar ese paso decisivo para llevarse el título. A la fecha, puedo asegurar, que aquella derrota sigue doliendo en el corazón interista pues tenía la liga casi en sus manos, sin embargo aquella Sampdoria contaba con el extraordinario momento de Vialli y Lombardo, y terminaron llevándose el título.

Este sábado 26 de septiembre de 2009, Inter y Sampdoria se volvieron a ver las caras, peleando quizás no por el Scudetto pues apenas arrancó el torneo hace unas semanas, pero si por la cima de la clasificación general y nuevamente los de Génova le pegaron a los neroazzurros en un juego que al igual que aquella ocasión, el Inter hizo el gasto y el Sampdoria hizo el buen fútbol y además, los goles.
Mourinho no puede con este Inter que hoy parece tener más de un competidor directo y podría darse una situación similar a la de hace 18 años, con el mismo rival y con el mismo fantasma.

La Sampdoria hoy, de Pazzini, de Cassano y de Angelo Palombo, por mencionar algunos, es líder y espera el resultado de la Juventus quien ha vuelto al protagonismo en la Serie A.

La Sampdoria ha regresado y quiere revivir viejas glorias…

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *