Lenguas y plumas letales… de hombres

El domingo pasado en DeporTV, Luis García se refirió al juego de Tigres como pobre y lamentable. Tiene toda la razón, absolutamente toda. Y las cosas se tienen que decir así, nada de que “algo pasa en ese equipo”, “es una mala racha”, “quizá no han encontrado el funcionamiento adecuado”; tal como se hace en otras televisoras escudando comentarios en la “objetividad”. ¿Qué mejor objetividad que decir las cosas como son y sin payasadas sobradas? Díganme ustedes qué narración es esa de “ahí viene el pa, el pe, el pi, el po”, ni mencionar el nombre del susodicho.

En TV Azteca lo tienen muy claro Martinoli y Luis García, que podrán parecer exagerados pero van al grano. Leer a Carlos Albert en La Afición y verlo (o escucharlo) en Fútbol Picante es un agasajo. Para algunos Albert es intolerancia enfundada en un micrófono, y puede que sí, pero de que no tiene pelos en la lengua NO los tiene. Hay que ver su relación amor-odio con La Volpe, al que siempre ha criticado y del que dijo que tras haber dirigido a la Selección se dedicaría a saquear a cualquier club que requiriera sus servicios. ¡Y así ha sido! Albert no se ha equivocado y sabe defender la libertad de expresión, por lo menos de su expresión, con comentarios atinados y reales.

Rafael Ocampo y Gerardo Velázquez de León son otros dos casos de expresión total que no han tenido cabida en televisión abierta por sus comentarios y opiniones. Si bien es cierto que han tenido espacio en canales como el 40, 34 y 28, no les son suficientes. Ellos pueden hablar bien del funcionamiento de un equipo, como pueden criticarlo y mostrarle de cuál pie cojea; no creen en la condescendencia. Afortunadamente tienen su opinión en otros medios y no necesitan de la televisión abierta.

Insisto en que un talento desperdiciado en Televisa es Hugo Salcedo. El chavo le sabe al fútbol nacional e internacional: tiene idea de alineaciones, historia, antecedentes y sistemas tácticos. Algo que se supone que deberían conocer muchos, pero muchos de sus compañeros y nomás no. Bueno, la cosa es que Salcedo puede con el paquete. Basta ver su aparición en el programa SóloDFutbol con una sección donde muestra los 10 mejores goles del fin de semana. En su top aparecen goles de la liga local como de ligas mundiales y él los califica de acuerdo a la elaboración del mismo, es decir que se pone a verlos y analizarlos. Dicha situación enoja a Miguel Gurwitz, que considera como golazo a todo tiro que provenga fuera del área, no así el anotado por el juego de conjunto; que sí rescata y valora Salcedo. Esto demuestra que Televisa no cree ni apuesta por la renovación en lo que a fútbol se refiere.

Y bueno, mención aparte merecen José Ramón Fernández, David Faitelson y Rafael Puente, comentaristas de otro nivel que deben ser referentes en la crítica y narración futbolera. Los dos primeros por la ira, empuje, fuerza, agresividad y provocación que lanzan con sus palabras, sin tapujos y sin miedo. El segundo porque posee una elegancia que algunos quisieran para ser sutil en su manera de ver las fallas en el fútbol y hacerlas ver sin temor.
Pero reitero que el maestro y el mejor narrador de fútbol frente al micrófono, que además de todo es un caballero preocupado por brindar narraciones de calidad y no pa pe pi, sigue siendo Emilio Fernando Alonso; que tuvo la suerte de narrar cinco goles de Monarcas y hacernos ver que sigue más vivo que nunca. Esa voz y ese estilo sólo usted Don Emilio Fernando Alonso.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

4 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *