Cuidado, Pepe suelto

[pro-player]http://www.youtube.com/watch?v=10vGj96MJr0&feature=related[/pro-player]

Regresó a las canchas el defensor portugués del Real Madrid, Pepe. Es un jugador técnicamente aceptable, de una presencia imponente y por momentos líder en la zaga defensiva. Titular el conjunto madrileño y en la Selección Portuguesa.

Además de sus aptitudes valiosas dentro del terreno de juego, está la capacidad goleadora, el peligro que genera cuando se suma al ataque.

Pepe llegó al Madrid hace dos años, procedente del Oporto, con el que ganó dos Superligas portuguesas, una Copa y una Supercopa, de 2004 a 2007. Antes de jugar en el Estadio do Dragão, tuvo un paso ascendente en el CS Marítimo.  Para su llegada al conjunto verdirojo de Funchal, en 2001, tuvo que gravitar en varios clubes de segunda y tercera de la nación lusitana.

Sin embargo, su carrera no comenzó en las divisiones inferiores portuguesas, sino que se desarrolló, en los primeros años, en el Corinthians Alagoano, de la división del campeonato estatal de Alagoas, en Brasil.

Así, la carrera de Képler Laveran Lima Ferreira, mejor dicho, Pepe, tuvo inicio en su región Alagoas, en la ciudad natal de Maceió. Pepe, naturalizado portugués, no sólo forma parte de la elite del fútbol mundial, sino de las ingratitudes que el mismo ofrece.

Luego de casi cinco meses de inactividad con el Real Madrid, el defensor portugués vio acción el pasado sábado 26 de septiembre, y también entre semana, el miércoles 30, ante el Marsella, en la fase de grupos de la Champions League.

El origen de su inactividad, se remonta al 21 de abril de este año, en los partidos finales de la liga.  Un partido Real Madrid-Getafe, sin mayores pretensiones y aparentes consecuencias, quedó marcado en la vida del defensor portugués.

Pepe, peligro para el fútbol asociación.Sin más ni más, aparentemente, Pepe cometió un penal alevoso en contra de Javier Casquero.  Luego de la falta y antes de que el árbitro reaccionara de manera alguna, el brasileño/lusitano se olvidó de la cordura, nubló sus pensamientos y pateó furiosamente al mediocampista azulón.  La imagen es sencillamente impactante, se acordarán.

Luego se armó la trifulca, el círculo de combate y otros golpes salieron de los puños del defensor merengue. La roja terminó con las emociones del central, con la sangre que bombeaba rápidamente a su corazón confundido, violento. La roja lo sacó del estadio y de toda posibilidad de patear pelotas en el Santiago Bernabéu, al menos, durante 10 partidos oficiales.

Dicho y hecho, el plazo se cumplió y Pepe regresó a vestirse de blanco. No olvidemos que el lusitano jugó eliminatorias con su selección y algunos partidos de preparación con su club. Lo más importante aquí, es reflexionar. ¿Se volvió loco por error? ¿Fue tan sólo un momento negro en su vida y ya? ¿Debieron dejarlo en la congeladora más tiempo?

Cierto es que Pepe ha mostrado su calidad, dentro de los niveles a los que se es requerido. Que cumple cada vez que el Madrid lo requiere y por eso es titular. Pero la agresión, que pudo costar más, quedó ahora en el olvido.

No será sino hasta la fecha nueve del torneo, cuando Casquero y Getafe vuelvan al Bernabéu. Para ese entonces, Pepe ya estará más que acostumbrado al ritmo liguero y de competición del Madrid.

Pero… ¡Cuidado señores! Hay un Pepe suelto en el Real Madrid, y sobre advertencia, no hay… ¿Golpiza?

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *