México semifinalista en Sudáfrica, ¡aguas!

Disculpen la osadía, pero es más que evidente que la Selección Nacional le ganará a El Salvador. Más allá de los enlaces televisivos con ese país y hacer una cobertura con el enemigo, podemos anticiparnos al sorteo de la Copa del Mundo con los equipos ya calificados y visualizar los panoramas mundialistas para México el próximo año en Sudáfrica. Si llegasen a ganar los salvadoreños este escrito no será ni siquiera un recuerdo, pero qué importa.

Un grupo favorable para México sería el conformado por Sudáfrica (cabeza de serie), Bosnia o Serbia (zona europea) y Corea del Norte (zona asiática). La incógnita para los aztecas serían los anfitriones, pues cabe recordar que con equipos africanos no tenemos muchos antecedentes, y los que hay son lamentables: 0-0 con Angola en 2006 y 1-3 con Túnez en el 78. Muy a pesar de que sea el país sede, los sudafricanos son ajenos a la genialidad futbolera africana: no tienen un nivel de juego que ponga a temblar a sus rivales.
Se les puede ganar. En tanto, a los balcánicos o equipos europeos se les juega al tú por tú y se les gana; por alguna extraña razón México pierde miedo ante este tipo de rivales: 1-0 a Croacia en 2002; y eso que nos han tocado Italia, Irlanda, Noruega, Holanda, Bélgica y Portugal en los últimos mundiales, ningunas peritas en dulce. Y bueno, Corea del Norte llega a esta copa por las concesiones de la veteranía y caducidad de otras selecciones asiáticas como Irán o Arabia Saudita, que se envejecieron en todos los sentidos y ello influye en la velocidad y ritmo físico para no aguantar la juventud coreana. Los asiáticos tampoco asustan a los nacionales: 3-1 a Corea del Sur en el 98, 3-1 a Irán en 2006. Vaya, México pasaría como primer lugar.

Panorama distinto sería si el grupo que le tocara estuviera conformado por Inglaterra (cabeza de serie), Ghana o Costa de Marfil (zona africana) y Paraguay (zona sudamericana). Sin mucho rollo y para ser concretos: contra los ingleses no hay ninguna oportunidad. No es por malinchismo o derrotismo anticipado, simplemente vean el nivel de juego que traen los británicos, que apuntan a ser campeones mundiales.

Contra los ghaneses o marfileños la cosa sería distinta, no son Sudáfrica y ellos sí traen equipos conformados por jugadores técnicamente dotados, físicamente potentes y con experiencia futbolística de primer nivel. Digo, imaginemos al Gringo Castro marcando a Drogba o incluso peleando un balón con Essien. Imagínenlo. Exacto… no hay forma. Los únicos tres puntos que México podría rescatar es contra Paraguay, un viejo conocido al que temor no le tenemos. Además está conformado por jugadores que destacan (o lo han hecho) en nuestro país y los tenemos más que identificados: Cabañas, Da Silva, Vera, Benítez, Cáceres, entre otros.

Es un hecho: México le gana a El Salvador. Pensemos en el Mundial y vayan haciendo sus quinielas para ver qué grupo nos toca. Pero antes de sufrir, imaginemos qué grupo queremos que nos toque. Les repito, si son Inglaterra, Ghana y Paraguay olvidémonos del quinto partido. Si son Sudáfrica, Serbia y Corea del Norte, aguas con México, ¡aguas! En una de esas hasta semifinales nos toca.

4 comentarios

  1. Soy Azulcrema lunes 5, octubre 2009 at 0:04

    muy futurista tu comentario :p mejor esperemos a diciembre y entonces si nos soltamos a comentar 😀

    Saludos

  2. jose antonio lunes 5, octubre 2009 at 15:59

    jejejejeje, com sueño es bueno, pero… como esta jugando la seleccion, creo qu de todas todas aguas Mexico!!, porque ni un juego ganamos… (lo siento, esa es la realidad)

    • Elías Leonardo miércoles 7, octubre 2009 at 20:42

      Bienvenido a este espacio José Antonio. Si bien es cierto que no jugamos bien, también lo es que la suerte puede jugar de nuestro lado. En una de esas nos toca Bahrein y hasta seminfinales llegamos. ¿Qué grupo te gustaría? Saludos y sigue visitándonos

Your email address will not be published. Required fields are marked *