Ahora o nunca, jóvenes

El reciente llamado de Enrique Esqueda a la Selección Nacional, ha sido motivo de muchas opiniones en torno a este jugador que su fama lo ubica como un “fallador” nato, aunque tiene otras características que podrían ser de utilidad para Javier Aguirre.

Enrique Esqueda es el típico jugador que falla tanto que llega a ser muy peligroso, pues siempre está en las jugadas de gol, el problema es que falla como aquel Luis Miguel Salvador que se llegó a ganar el apodo de Fallador, pero este jugador tiene algunos detalles interesantes en cuanto a su fútbol.

En lo personal no me parece adecuado su llamado, creo que la camiseta nacional, por más devaluada que esté no debe abaratarse, pero en México ser seleccionado es normal, es cosa de todos los días y cualquiera puede vestir la casaca verde, eso es una realidad, triste pero realidad al fin.

Quisiera sustentar de alguna manera el llamado de Esqueda, pues le he visto hacer jugadas interesantes y que no a cualquiera le veo intentar. Eso es algo que rescato de este jugador, que intenta hacer las jugadas y que aunque en muchas ocasiones suele caer incluso, en el oso, la madurez y experiencia que vaya adoptando en los juegos internacionales puede beneficiarle mucho en el aspecto de seguridad.

No es que defienda a ultranza el fútbol de Esqueda, pero si han de estar probando jugadores que en México ya es una tradición, pues que prueben a todos. ¿Por qué no? El llamado de Esqueda a los últimos  juegos eliminatorios obedece quizás a ideas futuristas y que si lo pensamos bien, en México no hay jugadores que hagan dos o tres regates o que intenten un túnel, y menos enganchar la pelota y hacer una jugada vistosa, si acaso Gio y este muchacho que al menos se anima y de repente le salen.

Vi jugar a la maravilla del Toluca, Néstor Calderón y me dio tristeza verlo apagado, escondido y sé que el domingo en la liga local seguro se discute un golazo o hará jugadas sensacionales, pero en el Tri, ni siquiera se animó y llegó comentando que «se había sentido muy bien y que hizo lo mejor posible para mostrarse al entrenador…». Usted dirá si le gustó la actuación del famoso Avión, pero a ese jugador hay que apoyarlo y llamarlo más ocasiones porque tiene fútbol y lo ha demostrado y quizás sientan que la responsabilidad recae sobre ellos desde ahora y no debe ser así.

Arellano,  Chicharito Hernández y Jonathan Dos Santos, me parecen muy buenos, deben participar más con la Verde y son esos jóvenes los que ya deberían estar jugando, pero les falta un proceso por cumplir y es que en México los jóvenes de entre 18 y 24 años que empiezan bien suelen tener baches grandes porque no son bien llevados, se inflan, los inflan y se van al carajo quedándose en eternas promesas o grandes fracasados.

En fin, sugiero no juzgar a jóvenes como Esqueda o Calderón. Vayámonos acostumbrándonos a verlos seguido. Es su tiempo, es su momento, es ahora que tienen que jugar y sentir lo que es vestir una camiseta nacional. Ojalá se llenen de emoción, de motivación y que no, desde ahora, se les encasille como ineptos o malos jugadores, porque no lo son.

Los oswaldos ya no deben regresar a pesar de que hay campañas a favor del guardameta mexicano pero ya pasó su tiempo y debemos evolucionar en estos aspectos. Se sigue hablando de Torrado que sigue sin dar nada en el Tri, de Cuauhtémoc que es indispensable al parecer, de Pável que si regresa o no. En fin, el fútbol nacional debe renovarse y si ha de ser ya, pues que así sea pero en serio.

Luego nos enojamos porque le hablan a los no nacidos en México y no entendemos por qué llaman a éste o a aquel. Ojo, para aquellos que no quieran naturalizados en el Tri, acá hay jóvenes que quieren, que tienen ganas y que ciertamente les falta mucho camino y experiencia por ganar. No los entierren por estos juegos, son una opción desde ya y es que si ahora no los impulsan, entonces ¿cuándo?

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *