Sigue siendo estudiante

Partido bien jugado en Zapopan. Estudiantes (¡cómo me choca decirles así!) perdió 1-2 con Atlas, pero ambos se fueron agradando a las, ahora sí, pobladas tribunas del 3 de Marzo.

Y si hablamos de estudiantes, tenemos que hablar de maestros. El choque también dio para el tema Herrera-La Volpe. En realidad de toda esa “escuela lavolpista” el único distinto es El Piojo, pero en fin, la prensa siempre está hambrienta de morbos y rivalidades forzados. Aún así la mayoría de los “expertos” tenían razón en una cosa: tendríamos un buen partido.

La crítica apoyaba esa teoría basándola en la “idea ofensiva de ambos técnicos”. Ahí es donde se equivocaban. La verdadera razón por la cual era previsible un juego abierto era más sencilla: a ninguno le servía un empate.

Matemática simple. Ambos equipos abrieron la jornada 11 con once puntos cada uno. ¿Qué quiere decir esto? El derrotado se mantendría con dichos puntos en el mismo número de partidos. Lógica pura: estás prácticamente eliminado.

La excepción de ubicación en un grupo, que puede ser irregular, siempre te mantiene entreabierta la puerta a la liguilla, pero aún así, llegar con once unidades al segundo tercio del campeonato, cuando menos, te baja la moral.

Así lo entendieron los técnicos y fueron por el partido. Corrijo, La Volpe lo entendió un poquito mejor. Recordemos que Marioni y Diego Jiménez estaban suspendidos por la Autónoma; Ismael Fuentes y Dárvin Chávez por Atlas. Era lógico pensar que pondrían lo mejor que tuvieran disponible desde el primer minuto. La Volpe lo hizo, Herrera no.

Atlas comenzó de medio campo hacia adelante con Luis Robles, Pacheco, Botinelli, Osorno y Zepeda. Es decir, todo. Estudiantes con Zamogilny, Elgabry, Sambueza, Cejas y Bareiro. ¿Quién falta? Rodrigo Ruiz ingresó hasta el minuto 69, justamente cuando Atlas marcó si segundo y le remontó la ventaja inicial a Tecos.

Los zapopanos están terceros en el grupo 3, a siete puntos de Cruz Azul y a nueve de Santos, y ya con un partido más. Atlas quedó poco más cómodo. Son segundo del grupo 1 a diez de Toluca, pero cuatro arriba de San Luis. Cuando menos supo a hondo respiro.

De cualquier forma les agradecemos por igual que hayan regalado una noche de buen fútbol tapatío, lo cual por cierto, no sucede a menudo.

La conclusión morbosamente lavolpista dice que Miguel Herrera sigue siendo estudiante, al menos, hasta que su directiva diga lo contrario…

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *