En el Calderón, la figura fue… ¡De Gea!

La sexta fecha del torneo español pudo significar la despedida de Abel Resino de la dirección técnica del Atlético de Madrid. Un partido ríspido, pero por momentos vistoso, dejó un buen sabor de boca en los aficionados que se dieron cita en el Estadio Vicente Calderón de la alicaída capital de España, Madrid (tristes por quedar fuera de la decisión del Comité Olímpico, Río será la sede).

El conjunto colchonero se encontraba (y todavía no hay que cantar victoria) sumido en la mediocridad del fondo de la tabla liguera, y sin victorias en lo que va del año futbolístico.  Ni la Champions League, ha sido amable con el Atleti, que tampoco ha podido sacar tres puntos, en los dos juegos que ha disputado.

Fue hasta el sábado (3 de octubre) que el Calderón se vistió de gloria, en el partido correspondiente a la sexta fecha, contra el Zaragoza.  Al principio tomó el balón el local y por medio de un riflazo de Jurado,  inalcanzable para Carrizo, se puso en ventaja.  Ya en el segundo tiempo, tras una falta inventada por el silbante Pérez Burrull, Antonio López conectó un zurdazo que le dio el segundo tanto a los dirigidos por Resino.

El propio Resino estaba sentenciándose a sí mismo: sacó al Kun Agüero y Reyes no logró encajar en el ritmo del partido, aunque en los minutos finales fue sinónimo de peligro.  Otro error del árbitro Burrull fue capitalizado por la certeza de los visitantes.  El Brasileño Ewerthon encajó el penal que, en esa ocasión, no pudo detener el arquero (antes había fallado el Zaragoza una oportunidad similar).

Así las cosas, se detuvieron en 2-1 favor Atlético de Madrid.  Lo interesante del partido, más allá de los destellos de buen fútbol, fue el accionar del arquero novato y canterano colchonero David De Gea.

El joven, de apenas 18 años, logró imponerse en todo momento, haciendo olvidar al titular Sergio Asenjo (quien está jugando el Mundial sub-20 de Egipto) y al primer suplente Roberto Gago (que se lesionó la pierna en el juego de media semana contra Oporto).  De Gea debutó el miércoles 30 de septiembre, en el Estadio Do Dragao, al minuto ’26, tras la lesión de Roberto.  En ese partido, De Gea recibió los dos goles de los locales.

Contra Zaragoza brilló y se llevó la noche.  Detuvo un penal, atajó numerosos disparos y sacó la casta, que tanto necesitó y necesita el Atlético.  Ni las buenas jugadas de Agüero, ni el corazón de Forlán (que lo dejó todo, una vez más), ni el talento de Maxi, que estuvo activo durante el partido.

El futuro bajo los tres palos, le ha llegado pronto a los once de Resino.  Si bien Asenjo es un tipo de calidad, con mucha disposición y un talento nato para la portería, hay un hombre preparado en la camiseta número 43, que puede saltar ante cualquier eventualidad.

El que un arquero se rife noventa minutos, no habla bien del resto del equipo.  Sin embargo, lo del Atleti pasó más por un encuentro bravo y complicado contra Zaragoza, donde ambos tuvieron llegadas interesantes y opciones claras, que supo capitalizar mejor el once rojiblanco.  Lo que sí es posible rescatar, es que la figura de la noche fue, ampliamente, el joven y talentoso David De Gea.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *