Lamentablemente estuvieron patéticos

Así como lo leen. En el Cronómetro de hoy, José Ramón Fernández y David Failtelson se olvidaron del periodismo que saben hacer. De por sí el programa en el que se ponen a discutir, sólo porque sí, y se contraponen los puntos por más que ambos estén de acuerdo, ya es un golpe a la moral periodística de los deportes.

Hoy las cosas se fueron al abismo desde el inicio. Joserra y toda su escuela crítica y estudiosa, dejaron en claro que a lo terco no le importa lo sustancioso ni lo creíble. Hablaron del partido del América a lo Televisa, recordando polémicas sin sentido que se daban antes en el fútbol mexicano.

David Faitelson, máximo exponente del joserraísmo, se apartaba de las disparatadas aseveraciones del mejor periodista deportivo mexicano de la historia. Así como se lee. El mejor también puede formar parte de la farándula, del show y de la porquería televisiva, si no se cuida y no obedece a sus principios.

De la exculpación arbitral sobre la pobre actuación del sábado, pasaron a remedarse mutuamente, supuestamente calentando los ánimos. Pero nada, todo era una obvia pantalla, creada desde el guión que tienen que seguir desde sus asientos, plantado por las directrices de ESPN.

Así funciona el programa Cronómetro. En un inicio con Eduardo Varela y José Alfredo Álvarez. El punto es discutir, mostrar los puntos que haya polémica real y contraponerlos. Pero cómo enfrentar a dos seguidores de la misma escuela.  No se puede, y Faitelson y Fernández lo han demostrado desde que se sientan en la mesa de discusiones.

De las burlas a sí mismos, siguieron hablando disparates.  Me duele decirlo, pero así fue.  En el tema de Montenegro, se habló de Chivas y la justicia de sus resultados.  En el tema de Guadalajara, se discutió sobre la productividad de Arias, la “superioridad” de Monterrey en el juego del sábado y en lo que viene. No estuvo tan mal, pero todo el tiempo se quejaban de que ni ven los partidos, uno a otro se tiraban bolitas que el otro bateaba, jugueteando.

Y con los árbitros se dijo que los más beneficiados eran San Luis y América… Señores, no hay que cegarse ante el poder de el Sr. Martínez, que últimamente se ha salido con la suya. Tal vez no se le puede tachar de robo a lo que ocurrió en el Estadio Hidalgo, el sábado. Porque América en verdad pateó como loco todo el encuentro, y al fin de cuentas, el silbante erró en serio un par de desiciones.

De acuerdo a la disposición para tomar todo a broma en Cronómetro (por lo menos hoy): no todo tiene que ser serio, en verdad. Pero para que un programa de análisis se convierta en circo, hay que ser profesionales, los mejores. Y lo lograron.

Lástima por ellos, que aunque se pueden dar el lujo de saltarse la barda con actuaciones como la de hoy, sí denota una pobre asimilación del trabajo. No es posible que se digan cosas así, a la ligera. Sabemos que a José Ramón, el americanismo le cala los huesos. Pero para ser honestos, esto ya trascendió de denunciante a redundante.  Ojalá y continúen con el trabajo que les conocemos, por que esto ya no nos gustó.

4 comentarios

  1. Sergio Sánchez lunes 5, octubre 2009 at 22:19

    Hola Emiliano, definitvamente este tema sigue teniendo tela de donde cortar. Ya es por demás, seguimos siendo testigos de la decadencia de los foros y espacios reflexivos para el deporte, en especial el fútbol. Ni hablar mientras nuestro fútbol no de para otras cosas, las cosas seguirán por el mismo camino, en picada total.

    Saludos Emiliano y sigo creyendo que algún día se va a imponer la cordura, la prudencia y sobre todo, el sentido común en esta clase de espacios que hoy están viciados , mas que nunca.
    Chauuu.

  2. Jairo Martínez martes 6, octubre 2009 at 12:52

    ¿Y qué tal cuando Faitelson sale vestido como de brujo? Una especie de mezcla entre Walter Mercado y la Beba Galván jaja…

  3. Emiliano Castro Sáenz martes 6, octubre 2009 at 15:24

    Jajaja, sí, lo de Walter es todavía más lamentable… O cuando aparece Varela o Pablo Viruega y se ponen las máscaras de Faitelson y Joserra.

    Algo que me chocó y olvide mencionar, es que comenzaron a hablar del Salvador, de Carlos de los Cobos y sobre si ahora sí se venía el “aztecazo”. Trillados, imprecisos, improvizados.
    Lástima.
    Ahí nos vemos

  4. el pipa martes 6, octubre 2009 at 19:23

    VAYA QUE ES CRITICABLE!!!! PERO ES PEOR CHUTARSE AL PERRO BERMUDEZ, LA JABALI SARMIENTO,AL CARA DE PERDONA VIDAS DE
    GARCIA ASPE Y AL PEOR HORROR DE TODOS….JORGITO CAMPOS,
    PA’ SU MECHA…….NI HABLAR ESPAÑOL SABE…..QUE BRUTO!!!!!!.

Your email address will not be published. Required fields are marked *