Domenech, los astros dicen: Repechaje

No hay de otra, Raymond Domenech y su equipo ya deben pensar en el repechaje.

Francia está segundo en el grupo 7 con 15 puntos, a cuatro del líder Serbia. De ocho partidos disputados, los serbios suman 6 victorias, un empate y una derrota. Los franceses apenas han ganado cuatro, y aunque únicamente perdieron una vez, los tres empates les costaron puntos valiosos, como el doloroso 1-1 con Rumania en el Stade de France en septiembre de este año.

Aún así, un punto fundamental fue el que sacaron en Belgrado en su más reciente encuentro, el 9 de septiembre, lo que les permite tener hoy una vaga esperanza de calificar directamente, pero sobre todo sacarle un puntito más de distancia a Austria.

En el fútbol todo puede pasar, pero en esta ocasión hasta los astros le darán la espalda a Domenech si es que piensa conseguir su boleto directo. Radomir Antić y su tropa necesitan una victoria para calificar. Sus partidos no son complicados, reciben a Rumania y visitan a Lituania, que entre los dos no suman los puntos serbios. Esto quiere decir que este mismo sábado pueden sellar su pasaporte en el Pequeño Maracaná, el estadio Estrella Roja, en caso de vencer a los Tricolorii, quienes para su desgracia, con Razvan Lucescu al mando y Adrian Mutu en la ofensiva, no pudieron sostener una eliminatoria como los rumanos esperaban.

La desventaja francesa es la balanza que los mandará a repechaje, porque en teoría no deberá tener problemas en sacar sus últimos seis puntos. Francia jugará como local sus dos encuentros, primero en el Stade du Roudourou, casa del club En Avant de Guingamp, contra las muy débiles Islas Faroe, y cierran en Saint-Denis contra una eliminada Austria, quien llegará con dicha condición siempre y cuando los galos ganen el sábado.

Preparémonos pues para la jornada europea, con muchas interrogantes por resolver, y otras definiciones, como ésta del grupo 7, sólo para confirmarse.

Serbia irá directo a Sudáfrica y Francia deberá jugar dos partidos más en el repechaje. Esto, que Domenech sabe mejor que nadie, ni los astros lo pueden modificar.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *