Más dramático, imposible

Argentina logró un triunfo dramático que le permite seguir con vida en sus aspiraciones por clasificarse el Mundial de Sudáfrica. Este sábado venció por 2–1 a Perú en el Monumental de Buenos Aires y lo hizo en tiempo de descuento y con gol en fuera de lugar. Sin embargo eso es parte del fútbol y el equipo de Maradona dejará todo al último juego. Una final por así decirlo cerrando en el estadio Centenario ante Uruguay que por su parte venció a Ecuador en Quito.

Jugó mal Argentina. Lo rescatable el triunfo y nada más. Si acaso momentos buenos durante los primero 10 minutos del segundo tiempo y nada más. Higuaín recordando sus buenos tiempos en el Monumental hizo el primero y parecía que encontraban el camino correcto para terminar con un rival que no jugó a nada, que fue a no perder por goliza y que estuvo a nada, con todo y las carencias mostradas, de llevarse el punto ante Argentina.

No podía ser más dramático entre argentinos y peruanos. Ya habíamos hablado de sus historias en eliminatorias y es que este sábado todo fue dramático. El clima, la lluvia, el viento, todo se presentó para enmarcar un triunfo que no será olvidado jamás pues el empate peruano llegó a los 90 minutos, el juego estaba terminado, lo insultos estaban a la orden del día pues Hernán Rengifo les estaba eliminando en la eliminatoria.

Corrieron 92 minutos, centros y centros al área y Federico Insúa que pasa un pésimo momento mandó un zapatazo entre todos que llegó justo a los pies de Martín Palermo quien sólo chocó la pelota y la mandó al fondo. ¡Gol argentino! en fuera de lugar… no importa era gol de Martín, el eterno y milagroso Martín Palermo que le dio tres puntos a Argentina y volvió locos a los 70 mil espectadores que colmaron el estadio Monumental y a millones en toda la Argentina.

Maradona festejó como loco. Se tiró panzazos en la alberca que era ya la cancha del Monumental y se desató la locura. Valía la pena, a final de cuentas fue el gol de la esperanza, pero no hay que cegarse, Argentina jugó muy mal y ganó de milagro nuevamente ante Perú y en Buenos Aires. Quizás ya estaba escrito de esta manera, porque la historia demandaba un juego de ese dramatismo, así han sido siempre entre incas y pamperos, pero hoy Argentina sigue estando lejos del Mundial y lo digo por el pobre fútbol que demostró ante un rival con cero ambición y que con todo y eso estrelló dos pelotas en los postes. Con cero actitud de ganar Perú pudo haber eliminado este sábado a Argentina.

Uruguay, el próximo rival de la Albiceleste, ganó en Quito y está un punto por debajo de Argentina. Ecuador visitará a Chile y de ganar estará en zona de calificación directa o de repechaje dependiendo lo que hagan pamperos y charrúas.

Se juega Argentina la vida en Montevideo. Sigue sin mostrar conjunto, siguen sin pesar sus individualidades pero hoy Higuaín le respondió a Maradona y le demostró que actuando con sentido común las cosas mejoran. El problema es el tiempo, las condiciones y circunstancias que se vienen, pues ganar en Uruguay no será nada sencillo sobre todo cuando los charrúas sí muestran mejoría y armonía en su final de eliminatoria.

Peor escenario no podría presentársele a la Argentina sobre todo por el momento futbolístico que vive, pero igual para Uruguay definir ante los de Maradona no es justamente el escenario que hubiesen deseado, de eso estoy seguro.

Palermo la rompió y Argentina sigue con vida. A un juego, todo o nada ante la siempre complicada Selección Uruguaya.

El que gane pasa directo, el que pierda espera el resultado de Ecuador.

El miércoles sabremos el desenlace….

FacebookTwitterWhatsAppEmail

17 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *