Tuquita y Chelón en el Azteca

Con su peluca tricolor y una matraca forrada de estampas rascahuele, Chelón no paraba de llorar. La emoción de ser uno de los 110 mil aficionados que asistieron al Estadio Azteca era lo máximo, algo así como ser el único mexicano en un concierto de Nelson Ned en Brasil. Abrazaba y besaba a cuanto ser humano se le pusiera enfrente. Repartió autógrafos y se tomó fotografías con todos sus fans, incluso Mijares se le unió a la chilladera y ambos cantaron Soldado del amor…

La sensación de saber que vería a la Verde-ratonera calificando al Mundial se apagó por unos instantes. Un policía se acercó a Chelón para preguntarle si conocía a un tipo majadero, violento, bigotudo y harto grosero que decía ser su amigo. Pidiéndole a Mijares que le apartara su lugar, Chelón acompañó al paladín de la justicia. En el pasillo se escuchaban los gritos, casi trinos, de Tuquita.

-Suéltenme CAGAJOOOOO, les voy a romper su ma…

Corriendo al estilo Heidi, y en cámara lenta, Chelón corrió hacia los paladines de la justicia para que soltaran a su amigo. Eso sí, no dejaba de gritar con un nudo en la garganta. Lloraba de la conmoción al ver a su amigo en semejante situación.

-Señores paladines, dejen a mi amigo en paz. ¿Oyeron?, que bonito se siente decir amigo. Bueno, déjenlo. De seguro los mando Chuy Martain o Rulos Aries, pero díganles que nada ni nadie podrá callarnos… a excepción del llanto que se acumula en nuestras penas.

-Ya cállate INGADA MADRE. Suéltenme peguejos pitufos, suéltenmeeeeeeee

Tuquita se enfureció más y más, dejándose caer en el suelo para comenzar a patalear. Chelón gritaba pidiendo auxilio, exigía la presencia de un médico, pues creía que a su amigo le estaba dando un paro cardiaco.

-Auxilioooo, socorrroooooo, ayúdanos señorrrrrrrr

Un paladín tuvo bien en calmar de un macanazo a Tuquita y de explicarle a Chelón el motivo de la detención.

-Pues aquí el amigo, el Javier Alatorre del banquillo técnico, como quien dice el entrenador, pos que llega bien contento con una banda de acarreados gritando Goyaaaa, Goyaaaa, cachún…ya sabe. Y pues que no tienen permiso para entrar. Son órdenes del jefe, del que se parece a Pedro Armendáriz hijo, del que anda allá abajo con el Aguirre.

-¿Palabrio de Mariquita de todos los cielos?

-Ese mero. Ya sabe, dice que ustedes hablan mucho, que son muy revoltosos y que no pagan sus multas. No quiere que contagien a la afición con sus ideas, de hablar ni hablamos. ¿Cómo la ve mi Chelón?

Tuquita regresaba a la realidad con un enorme chichón. Chelón lo ayudó a incorporarse y lo abrazó muy fuerte.

-Nos quieren correr Tuquis.

De repente, Mijares salió corriendo y amenazó a los paladines para que dejaran en paz a Chelón y Tuquita. Les dijo que venían con él y que estaban bajo su responsabilidad. Los paladines ni mutis hicieron, dejaron al par de amigos en manos de su mecenas Mijares.

Tuquita y Chelón no pararon de apoyar a la Verde-ratonera. Insultaron gritaron, lloraron, escupieron, todo hicieron. Con el gol de Palencia, Tuquita sintió un poco de culpa por no darle la oportunidad en su equipo.

-Me doy cuenta de que ignoro a los ancianos, CAGAJO.

-No te preocupes Tuquis, yo si los quiero. Échalo a mi equipo, conmigo si juegan. Hasta ganas de llorar por la ancianidad me dan.

-Cállate INGAOOOOO.

Al final lanzaron vítores, glorias y padres nuestros a la verderatonera, que se clasificó para el Mundial. Apenas salían del coloso para ir a festejar al Ángel, cuando Mijares los alcanzó para enseñarles el contrato: a cambio de su estancia en el Azteca, ellos serían los coros en su concierto y participarían en Teletón. Cabizbajos se fueron cantando Soldado del amor…

A lo lejos Chuy Martain y Palabrio de Mariquita de todos los cielos se reían de Tuquita y Chelón.

2 comentarios

  1. Isaura viernes 16, octubre 2009 at 19:59

    ¿Mijares?, ¿Mijares?…. ¿Soldado del amor?… trátandose de los personajes que se trata sería más conveniente Roberto Carlos o algo así.

    Se me hace raro no encontrar un comment de Queta, algo tendría que decir, lo sé.

    Saludos Elías… oiga, como sugerencia, por qué no hacen una ilustración de los personajes, digo, son de ficción.

    • Elías Leonardo sábado 17, octubre 2009 at 18:38

      Isaura, el mísmisimo Mijares salva de una desgracia a este par…para adentrarlos en otra desgracia. Tu propuesta sobre Roberto Carlos es mas que atractiva y quizá aparezca con ellos cantando “Amigo”. Pues al igual que usted, extrañamos la presencia de Queta en este espacio y nos diga qué opina sobre la ayuda de Mijares. Por último, muy en cuenta tomaremos la sugerencia de la ilustración, Tuquita y Chelón se la merecen. ¿Cómo le gustaría verlos? Un saludo

Your email address will not be published. Required fields are marked *