Sin ambición no, señores

Además de desesperante y triste, el partido de México contra Trinidad y Tobago sitúa al país azteca en un contexto incierto con miras a Sudáfrica y su Mundial. 2-2 fue el resultado, y pudo haberlo ganado la escuadra local. Teniendo toda posibilidad de ganar un encuentro de trámite, México recordó que las cosas deben de hacerse como siempre, a pesar del ánimo esperanzador que ha dejado el paso de Javier Aguirre por el banquillo tricolor.

Por más increíble que haya sido lo ocurrido en Washington, donde los Estados Unidos terminaron empatando sobre la hora a una agradable escuadra tica, la etiqueta de lamentable no se la quita nadie al encuentro disputado en Puerto España entre caribeños y mexicanos.

Cierto es que no se jugaba nada más allá que un primer lugar, o un cierre digno en la eliminatoria tan complicada que se vivió. Sacar la casta y responder por el amor a la camiseta, podría ser un buen motivo para que se juegue bien, y sigue sin lograrse en la mente del jugador.

Es posible que no se haya querido arriesgar a nadie y simplemente cumplir con el requisito. Pero es ahí donde la planeación de México, en fútbol, se ha equivocado hoy y siempre. Llegar lejos en lo que sea que se haga empieza por la mente, por los objetivos y por lo consecuente que se es en las ideas y acciones.

México (como bien podríamos afirmar desde antes), no será campeón del mundo. Si da la sorpresa, estará llegando a cuartos de final y peor aún instalándose en semifinales. Ojalá que estas palabras tecleadas por un humilde servidor se cumplan y México saque lo que nunca ha podido demostrar (si acaso en ocasiones contadas, rayando en el olvido): carácter.

Javier Aguirre, al finalizar el compromiso, señaló que no se puede tomar como referencia el partido contra Trinidad para medir el nivel de los verdes. Y tiene razón. Lo que sí se toma como referencia es el proyecto, la ambición. ¿Realmente hay un proyecto bien estructurado, que quiere y busca ganar el Mundial?

No. Hay detrás de Aguirre y Carrillo, un buen trabajo, una motivación fundamental y un fútbol camaleónico que mejora conforme la presión se muestra, y con el presente como pieza fundamental. Pero una ambición real de ser protagonista en Sudáfrica, es improbable.

Comparar es inútil en estos casos, sobre todo si tomamos como referencia al primer mundo futbolístico. Pero vale la pena señalar que España, a pesar de estar calificado hace un buen tiempo, fue a morirse a la cancha en su último partido eliminatorio contra Bosnia. Además de las esperanzas puestas en la Furia Roja, están las exigencias y la visión que rima con ambición.

De la misma manera, Holanda dejó constancia que, a pesar de arrasar con todo lo que se le atraviesa, tiene en la mira a la victoria como objetivo.

Qué podemos esperar de una selección nacional que está en el campo, pero no transmite nada en partidos donde no está obligado a hacer nada. Si se quiere llegar lejos, hay que pensar en grande, para pensar en grande hay que actuar con calidad; y sin ambición, no se puede llegar a ningún lado, simplemente se consigue formar parte de algo que ya se ha visto antes.

5 comentarios

  1. Carlos viernes 16, octubre 2009 at 12:54

    Estoy harto de ver conformismo en la seleccion y querer confiar en la suerte, pero peor aun, de terminar siendo su victima. Soy de los que sigue pensando que futbolisticamente Mexico sigue siendo, por mucho, el mejor del area, ¿donde perdemos entonces?… en lo mental. Hay quien dice que esto es trillado, pero desafortunadamente, es la verdad, y la mejor muestra son los partidos del hexagonal, pero fue mucho mas obvio en la ultima jornada. Mexico no necesitaba ganar y solo se esforzo cuando tenia que empatar y no busco mas. EU tampoco lo necesitaba, pero queria ganar, y cuando se vio abajo por dos goles siguio luchando e igualo un partido perdido. La consecuencia: EU primer lugar y Mexico segundo.

    Hace poco comente que el problema con Mexico es la inteligencia emocional y esto refuerza mis argumentos, si buscas poco obtienes poco, si eres conformista no alcanzas nada, si no te mentalizas en un objetivo pierdes el camino, si no ejecutas 100% concentrado puedes perder todo en un parpadeo. Esto es lo que siempre le pasa a Mexico. Contra Bulgaria en 94 se penso demasiado sin hacer nada, no hubo ajustes y la presion vencio la mente de los tiradores. Ante Alemania en 98, los tuvimos en nuestras manos y no buscar detenerlos inteligentemente y solo esperarlos sin concentracion nos dejo fuera. En 2002 EU solo tenia algo bien aprendido: como jugarle a Mexico, y nosotros no supimos ser intensos inteligentemente. Y contra Argentina, otra vez se da un buen partido y victimas de querer confiar en la suerte, nos deja fuera una genialidad de un equipo que si acostumbra hacerlas.

    Hay que entender algo, la suerte NUNCA juega a favor de Mexico, entonces debemos ganar por nuestros propios meritos, futbolisticamente no nos falta mucho, lo que necesitamos es jugar siempre a tope con ambicion, disciplina y concentracion.

  2. Isaura viernes 16, octubre 2009 at 20:10

    Sergio, hola. Un poco estoy de acuerdo con Carlos, en cuanto al trabajo de lo mental, algo que ya se le nota a Palencia, por ejemplo, qué diferente forma de pararse en la cancha ahora.

    Me resulta curioso que menciones a Holanda, una selección a la que lo único que le falta es ganar el Mundial: han innovado, han sido espectaculares, disciplinados, polémicos, raros, constantes… de todo, llegan a algunas semifinales y nomás tampoco ganan.

    ¿Qué será? No es pregunta como para que la contestes, sería muy injusto dejarte ese paquetote, es como para soltarla nomás.

    Saludos

  3. Isaura viernes 16, octubre 2009 at 20:43

    Ay Emiliano, te dije Sergio.. una disculpa.

  4. soulsurvivor martes 20, octubre 2009 at 9:54

    ni Holanda ni España han ganado nada aún en los mundiales..

  5. Emiliano Castro Sáenz miércoles 21, octubre 2009 at 23:28

    Hola, les agradezco los comentarios, y quisiera pedirles una disculpa por mi ausencia.
    Carlos, Si algo nos mostraron los chicos de la Sub17 en 2005 fue coraje y ánimo. Sabían que podían y lo lograron, con el buen fútbol de pormedio. Quiere decir que sí se puede, que el país está capacitado para lograrlo, sólo falta creerlo. Gracias por seguir visitando, comentando. Un saludo.

    Alejandra, perdón! Quise decir Isaura… jajaja. Coincido a su vez con tu comentario y el de Carlos. Y a pesar de todo, Holanda no es favorito, pero deja un buen sabor de boca a todo el mundo, a sabiendas que se murieron en la línea. Claro que un campeonato mundial sería lo mejor, fabuloso. Pero pueden dormir tranquilos, pues están satisfechos en su fútbol. Sí, hay errores, pero ellos marcaron una época, un parteaguas antes y después de la Naranja Mecánica, de Cruyff.
    Y bueno, no creo que haga falta mucho tiempo para verlos con la copa en las manos. Lo que sí podemos afirmar, es que han sido campeones de la Euro.
    Saludos, gracias por tu comentario.

    Soulsurvivor: Es cierto, pero los dos han campeonado en las Eurocopas. en mundiales creo que España ha jugado un papel parecido al de México, con problemas mentales, a la hora de jugársela en grande. Pero con lo ocurrido el año pasado, las cosas son distintas. Veremos qué pasa. Y Holanda, bueno, ya lo comenté con Isaura.
    Sin embargo, la historia del balón ha premiado más a esas selecciones de garra, entrega y fantasía, que a los mismísimos campeones de las diferentes etapas en las que sobresalieron. Se aplaude más a la Holanda del 78 que a la propia Argentina (muy polémico campeón).
    En fin. Gracias por comentar y visitarnos, y esperemos que México no piense en el 5to partido, si no en cada encuentro de la primera ronda y después en cada momento que sigue. Así, sin llenarse la cabeza de ideas estorbosas, se logrará algo mejor.
    Hasta luego.

Your email address will not be published. Required fields are marked *