Gringo Castro, un mal actor

Parece que no hacen nada, pero son de gran relevancia: los actores de reparto.

A la hora de elegir qué película ver nos basamos en el título, el nombre del director o de los actores principales. Sin embargo, hay otros elementos necesarios que no son tenidos en cuenta ya sea por desconocimiento o porque no nos importan. Tal es el caso de los actores de reparto, de quienes se puede pensar que están ahí nada más para hacerla de relleno. No es así.

Su rol cobra mayor importancia cuando sobre ellos recae la responsabilidad de enaltecer la figura del protagonista, ser el enganche perfecto de la trama o para darle un peso a las acciones dramáticas. Un caso es Joe Pesci, quien ha figurado en varios filmes como actor de reparto y ha ayudado a consolidar la carrera de actores y directores. Basta recordar su personaje en Toro Salvaje, película dirigida por Martin Scorsese en donde interpreta al hermano de Jack La Motta, magistralmente actuado por Robert de Niro. Esa aparición fue básica para que De Niro emprendiera un camino exitoso con la obtención del Oscar al mejor actor.

En México, qué sería de Pedro Infante si no hubiera contado con el respaldo de Fernando Soto Mantequilla, el gordito cómico que permitió al de Guamuchil lucirse con personajes que lo llevaron a encumbrarse como actor.

Haciendo una analogía con el fútbol sucede una situación similar con aquellos jugadores que están detrás de las estrellas. Futbolistas que parecieran pasar inadvertidos, pero que son indispensables en el terreno de juego.

Independientemente de sus capacidades individuales, el lucimiento de Messi en la cancha del Nou Camp en gran medida se debe al trabajo que realiza Xavi en el medio campo. El español juega para el equipo sabiendo que debe hacer hasta lo imposible por lograr que Messi se desenvuelva en la cancha. Si a esto se le agrega que adelante cuenta con el apoyo de Henry, el especialista en jalar la marca y dejarle el camino libre al estilo del argentino. Lo anterior no tendría cabida sin el punto de partida proveniente desde el orden en la defensa con Puyol, Alves y Márquez; la visión de campo es control fundamental.

Caso similar se puede observar en la selección alemana. Muchos se han de cuestionar por qué Podolski no mete goles. La respuesta es que Podolski es el encargado de poner orden en la delantera y generar incertidumbre al rival para que Klose u otro jugador encuentren el camino libre para marcar en la portería contraria. Por lo general el crédito se lo lleva el que hace los goles, pero mención también merecen los jugadores que los propician.

Es probable que lo anterior no tenga mucha ciencia, como si fuera algo ordinario y rutinario en los esquemas tácticos. No obstante, hay equipos o jugadores que no lo asimilan. Cito el ejemplo de José Antonio Castro, que nomás no tiene idea de lo que se debe hacer en la cancha. Jugando con la Selección no aporta nada. Jugando con Tigres no aporta nada. Es inexplicable que un lateral no ubique cuál es su función. Más allá de lo que el técnico le pida, están las ganas de jugar, de hacer algo por el propio amor al fútbol. Castro no sube, jamás pasa la media cancha: no centra, no recupera balones, no marca, no mete la pierna, no estorba al esquema táctico contrario. Su presencia en la cancha no contribuye al lucimiento de sus compañeros ni a la generación de juego.

Con la calificación al Mundial, México comienza un nuevo proceso. Esperemos que se convoque a los jugadores que merecen estar en Sudáfrica. Aguirre le ha dado la oportunidad a grandes talentos que fungen con creces como grandes actores de reparto. Ahí están Efraín Juárez, Israel Castro, Johny Magallón. Mientras tanto cabe hacer la pregunta: ¿a qué juega el Gringo Castro? ¿Cuál en su rol dentro de la película verde-ratonera? ¿Por qué Aguirre se empeña en hacerlo aparecer en pantalla? Afortunadamente para el Gringo Castro también existen los videohomes: ahí puede desenvolver de forma adecuada sus pésimas dotes como actor, sea de reparto o protagónico, porque no tendrá un balón como elemento dramático.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

14 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *