Pikolín debe ir a Sudáfrica

No es Superman, no es un halcón, no es Baresi… ¡es el Pikolín! Apenas dijo Javier Aguirre que con el fin de las eliminatorias comienza un nuevo proceso mundialista, el canto de las sirenas no se hizo esperar. Con las palabras de siempre, futbolistas prometen trabajar duro para gustar al entrenador nacional y ser considerados para el Mundial de 2010. El argumento es por demás conocido: es el sueño de todo jugador.

Uno de los primeros en apuntarse fue Marco Palacios, Pikolín, que sentenció echarle todas las ganas para portar la playera de la Selección nacional en Sudáfrica. Nadie demerita sus sueños ni voluntades, por el contrario, son dignas de reconocer. Incluso me atrevería a decir que en una de esas sí va al Mundial. Digo, si se convoca a José Antonio Castro, Hugo Ayala, Ismael Rodríguez y Juan Carlos Valenzuela, el Pikolín también merece una oportunidad.

Sabemos que no posee el físico de Salcido, el recorrido de Osorio, la técnica y elegancia de Márquez, la ubicación de Magallón y la experiencia europea de Moreno. Sin embargo, puede aprovechar que Márquez desaparece o ensucia los momentos en que más se le necesita: se hace expulsar, comete penales o se lesiona. Una vacante, y puesto digno de ocupar, quedaría libre para el Pikolín. Claro, antes tendría que competirle a Leobardo López, que regresa de una lesión y ha comprobado ser jugador de nivel mundialista.

Ojalá Pikolín vaya a Sudáfrica y le toque marcar a alguno de los siguientes jugadores: Drogba, Rooney, Del Piero, Fernando Torres, Lionel Messi, Kaká, Van Nistelrooy, Klose. Venga Pikolín, tú puedes. Debes ir a Sudáfrica y mostrar lo que es un verdadero central.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

15 comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *