711 y contando…

Tanto se ha comentado del posible fin de la carrera de Raúl González y la realidad es que sigue vigente, metiendo goles y rompiendo récords del equipo. Cada partido que el 7 juega prácticamente está rompiendo marcas tanto de participaciones con la camiseta blanca como en el apartado de goles en Liga española y UEFA Champions League, en lo que al Real Madrid corresponde.

Todos los reconocimientos son especiales por la gente que me ayuda, mi familia que siempre está a mi lado y por los que confían en mí” : Raúl González

Este sábado 17 de octubre, los merengues vencieron por 4-2 al Valladolid y Raúl fue el personaje principal de principio a fin. Antes del juego recibió de manos de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, un trofeo conmemorativo a las 711 participaciones con la camiseta blanca, superando las 710 de Manolo Sanchís, las cuales convierten a Raúl, en el jugador del Club con más partidos jugados en la historia.

El encuentro que ganó el Madrid tuvo como protagonista principal al eterno Raúl, quien hizo dos tantos y ante la ausencia de Ronaldo por lesión, y Kaká quien inició en la banca, fue el 7 blanco el alma, corazón y espíritu de un equipo que sigue sin mostrar conjunto y que se vio apresurado en los minutos finales.

Tratar el tema en este espacio es mero homenaje a un jugador que a pesar de las adversidades, realidades y actualidades del equipo, sigue siendo el personaje mítico para la afición que hoy más que nunca, exige a sus nuevas figuras el máximo rendimiento, ese que a Raúl lo ha catapultado como uno de los mejores de toda la historia en la entidad blanca.

Que ya es un veterano, que no tiene cabida en el once titular o que pertenece ya a los jugadores de un nivel abajo del término galáctico, es redundar en algo que semana a semana Raúl asimila y convierte en fortaleza para hacer de cada una de sus presentaciones con los merengues algo especial. Raúl González metió dos goles la noche que fue homenajeado y al final tuvo la humildad de decir que solamente empujó el balón al fondo.

No suele fallar a su público y salió minutos antes no porque le faltase aire o la piernas no le respondieran, sino para ser ovacionado por una afición que este sábado asistió al Bernabéu para ser testigo de una hazaña más del consentido, de su jugador favorito, del eterno Raúl, que incluso estando en la banca como este torneo le ha tocado sufrir, sigue demostrando grandeza y profesionalismo.

A sus 32 años lleva coleccionados más de 300 goles con el Real Madrid, superando a Alfredo Di Stéfano y convirtiéndolo en el máximo goleador del equipo en la historia. Ahora superando los 710 partidos de Sanchís y con deseos grandes de volver a ganarlo todo en Europa. Si Raúl lo desea, seguro peleará por ello.

711 partidos y contando….

2 comentarios

  1. M. Damián lunes 26, octubre 2009 at 10:28

    Así las cosas, aunque yo ya estoy cansado de verle anotar goles no ha habido un sólo delantero de millones de euros que lo siente eternamente y que pese más. Raúl es un ídolo, hay días en que el y Casillas ganan los partidos solos. Aunque gente de su propio club -y él lo sabe y no le importa- lo prefiera en Turquía, por ejemplo.

  2. Sergio Sánchez lunes 26, octubre 2009 at 11:00

    Hola M. Damián, que tal. Los torneos pasan y Raúl sigue siendo el jugador “franquicia” por así decirlo. Es alarmante que lleguen jugadores de elite mundial y que Raúl siga definiendo, más que juegos, un carácter para portar la camiseta del Real Madrid.

    Creo que esto ya es por demás. Apenas el miércoles pasado ante el Milan, Raúl les gritaba a todos en el campo pues ya tenían los brazos cruzados o en la cintura después del segundo gol y aún quedaba tiempo.

    Creo que esto va más por entender lo que es jugar en el Real Madrid y eso Raúl y Casillas lo tienen en la sangre, quizás esa sea la diferencia ¿no creés?

    Gracias Damián por tu comentario y por visitar el sitio, acá seguimos.
    Chauu

Your email address will not be published. Required fields are marked *