Agarren a Arias

Las espectaculares Chivas de Raúl Arias pisarán la cancha del Azteca para confirmar su poderío ofensivo, y de paso darle una repasada de goles a las Águilas. Un implacable Omar Bravo será el encargado de dirigir al escuadrón tapatío, que tiene como sello auténtico masacrar las porterías rivales. Sin duda, Memo Ochoa no se dará abasto sacando balones de su portería. En tanto, Aquivaldo y Valenzuela pedirán clemencia al Guadalajara con el fin de evitar una mayor tragedia. (Disculpen los aficionados chivas, pero con Arias en el banquillo se vale soñar.)

No tardará la declaración que señale al América como el equipo obligado a ganar por ser local. Guadalajara se deslinda de cualquier responsabilidad desde este momento porque sabe que echarle la presión al otro le resulta ventajoso. Arias sabe que si bien su equipo no logra la meta de perforar 30 veces la portería americanista, con un tanto se da más que por satisfecho. La propuesta del Rebaño el próximo domingo podremos ir adelantándola: nada de ofensivo, todos atrás y un gol a balón parado. Jugarán a no ganar, confiados en que la diosa fortuna les brinde la oportunidad de un error águila y matar al fútbol con el sello de la casa: un gol.

En el América no se quedan atrás. Las palabras de Michel Bauer, en el sentido de que está prohibido el intercambio de playeras con jugadores rojiblancos, pusieron a temblar hasta los postes. Cualquier jugador que llegue al América de antemano sabe que eso no debe suceder, por lo que está de sobra la advertencia. Aunque viéndolo bien, no está mal que se los recuerden. También debería prohibirse el saludo de manos o verbal entre los jugadores de ambos equipos. Como dijo Pavel Pardo: “el respeto se pierde en la cancha”.

Ojalá América proponga lo que Chivas no hará y sea irrespetuoso con un sistema defensivo, aburrido y sin tintes de un Clásico. Ojalá que Cabañas y compañía impidan el homicidio de la pasión que el Guadalajara planteará en la cancha, que con goles le devuelvan el valor a un partido tan desestimado y condescendiente en los últimos años. Además, es momento de que las Águilas se venguen de aquel 5-0.

De no ser así, la falta de respeto se daría por parte de las Chivas y Arias será el encargado de insultar a la historia, al odio deportivo, a la pasión y al fútbol que rodea a estos dos equipos, al Clásico de Clásicos. Así que si eres chiva, amas a tu equipo y quieres que se le gane al América… agarra a Arias, ruégale para que no dirija por esta única ocasión.

4 comentarios

  1. Carlos jueves 22, octubre 2009 at 10:43

    Me parece exagerado asegurar que Chivas no aportara nada para que haya un buen futbol, y encima pedirle al America que se encargue de esa responsabilidad cuando tampoco han mostrado un gran futbol, mucho menos en fechas recientes. Si bien es cierto que ya se ve el “sello Arias” en el juego de Chivas, no ha sido lo que se veia en San Luis, ya no digamos en Necaxa, ademas, Jesus Ramirez tampoco ha sido un predicador del futbol ofensivo. De hecho aqui mismo hubo articulo de Sergio Sanchez hablando incluso de haber despedido ya al tecnico americanista, precisamente por no ser ambicioso ni propositivo. Me queda claro que son dos personas diferentes con opiniones diferentes, pero creo que los argumentos planteados referente a cada equipo no son suficientes para colocar indiscutiblemente a uno por encima del otro, en lo que a propuesta futbolistica se refiere.

    Ahora bien, esto es un clasico y la emocion se vive, los planteamientos seran definidos previamente al partido, sin embargo, en la cancha el hecho de vivir este juego puede causar que la pasion se imponga sobre la mesura. Soy optimista y creo que esto ultimo pasara con los dos equipos.

    Saludos…

    • Elías Leonardo jueves 22, octubre 2009 at 18:52

      Carlos, gracias por el comentario. En efecto Sergio y un servidor somos de opiniones diferentes. Imagina que pensaramos igual, pues no habria cabida al debate. Si bien es cierto que critico el sistema Arias, también lo es que no le echo porras al equipo de Jesús Ramírez, menos a él. Lo que digo es que el América cuenta con más ventaja por ser local y por jugar contra un equipo con inoperancia ofensiva, reflejada en los jugadores, pero teniendo como autor intelectual a Arias. Como dices en el último párrafo: esto es un clásico y la pasión se vive. Qué mejor que comenzar así y escuchando opiniones contrarias a las que se vierten aquí. Un saludo y esperemos que por el bien del fútbol América y Chivas jueguen bien.

  2. lachi lopez jueves 22, octubre 2009 at 13:19

    La verdad que los augurios son pesimistas, Arias una persona que le gusta tener a los delanteros en la banca, y Chucho Ramirez, tratando de jugar al clasico contragolpe, siempre tratando de protegerse, pues enciendanle una vela al gol

    • Elías Leonardo jueves 22, octubre 2009 at 18:54

      Iachi, no es que los augurios sean pesimistas, los equipos así lo han planteado. El sello Arias se define por la ausencia de ofensiva, y a mi parecer Jesús Ramírez plantea una táctica en ocasiones temerosa de anotar para no perder. Me gusta tu propuesta y contagiemos a los demás para que se enciendan millones de velas en favor del gol. Un saludo

Your email address will not be published. Required fields are marked *