Emmanuel Amunike

Ahora que estamos viendo el Mundial Sub-17 en Nigeria, me vino el recuerdo de aquel equipazo nigeriano de Estados Unidos 1994 y Atlanta 1996. Seguro que a cualquiera que vio ese equipo de inmediato se le inunda la memoria con nombres y nombres de grandes jugadores. Por ahora elegí a Emmanuel Amunike.

Antes que nada se debe hacer una aclaración, de la cual por cierto recién me enteré. Su nombre real es Amuneke, pero para no cambiar la historia de un plumazo, seguirá siendo Amunike para los amigos.

Emmanuel nació el 25 de diciembre de 1970 en Eziobodo, y fue parte de la generación dorada que ganó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos.

Debutó en 1990 con el Concord FC de su país y al año siguiente pasó al Julius Berger F.C., también nigeriano. Probó suerte en Egipto, donde llegó a uno de los grandes de África, Los Caballeros Blancos del Zamalek Sporting Club. Durante los tres años en El Cairo vivió momentos que atrajeron los ojos de varios equipos europeos. Confirmó su fútbol en la Copa del Mundo del ’94 y resultó en un contrato con el Sporting de Lisboa para la 1994-95. Curioso, pero fue hasta ese momento donde logró su primer título, una Copa portuguesa teniendo como técnico a Bobby Robson.

El técnico inglés fue enlace para llevarlo al FC Barcelona en 1997. Ahí aumentó considerablemente su palmarés, aunque las lesiones no lo dejaron jugar casi nada. Su precio fue de 3 millones de euros, era la oportunidad para brillar en uno de los más grandes de Europa. Completó apenas una temporada y la rodilla no lo dejó jugar más, tanto así que se perdió el Mudial de Francia. De cualquier forma su nombre aparece entre los ganadores de 2 ligas, 2 Copas del Rey, 1 Recopa de España y otra Recopa de Europa.

Con la Selección jugó 40 partidos y marcó 8 goles. Fue parte del equipo nigeriano del Mundial ’94 que fue eliminado en octavos de final por la Italia de Baggio, así como del equipo campeón de la Copa Africana de Naciones disputada en Túnez, también en 1994, que venció en la final 2-1 a la Zambia de Kalusha. Por cierto, los dos goles fueron de Amunike.

Su máximo logro es también el más grande triunfo del fútbol nigeriano, ser el primer país no europeo ni sudamericano en ganar la medalla dorada. Atlanta 1996 fue el primer torneo Olímpico de fútbol donde se permitió jugar a tres mayores de 23 años. Emmanuel fue uno de ellos.

Aquel equipo dirigido por Johannes Bonfrere derrotó 1-0 a Hungría y 2-0 a Japón antes de caer contra Brasil 0-1 en primera ronda. En cuartos de final eliminó a México 2-0 y se decían listos para hacer historia. La semifinal los encontró una vez más con Brasil, y ahí estaban Bebeto, Ronaldo y Rivaldo. Los brasileños, siempre favoritos, ganaban 3-1 y se enfilaban a la final. Al 78′, Víctor Ikpeba descontó con golazo de 20 metros. En el minuto final, sin tiempo para más, Kanú empató el juego y lo mandó a tiempos extra. Él mismo sentenciaría el juego a los 3 minutos del suplementario en lo que se califica como uno de los mejores partidos olímpicos de todos los tiempos.

Pero ahí no terminó la proeza. En el estadio Sanford de Georgia, ante 86 mil asistentes, Nigeria se plantó ante Argentina e hizo otro regreso espectacular. Perdían 2-1, los goles albicelestes fueron del Piojo López y Crespo. En el 74′ llegó el empate gracias a Daniel Amokachi. El juego estaba para cualquiera, y cuando todo apuntaba a la prolongación, en una jugada rápida con error de la defensa argentina, Amunike aprovechó para vencer a Cavallero y cerrar el increíble 2-3 en el último minuto. Fue ahí donde tocó la gloria como futbolista.

Intentó, sin mucho éxito, regresar a las canchas en el 2000 con Albacete, pasó por el Busan coreano y se retiró en 2004 con el Al-Wihdat de Jordania a los 33 años de edad.

Poco después de su retiro, apareció sorpresivamente en un comercial de Renault. Lo gracioso era que se representaba una especie de burla por su mal paso en España. Después de eso no se supo mucho más. Dirigió al Julius Berger desde el año pasado hasta los primeros meses del 2009.

Emmanuel Amunike, sin duda es uno de los nombres más notables de la historia del fútbol nigeriano y africano. 

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *