Fue a corto plazo

Terminó. Sí, Raúl Arias ha dejado de ser el director técnico del Guadalajara en un final que se veía venir apenas segundos después de haber sido contratado. No es que presumamos de adivinos pero el agua y el aceite jamás se han mezclado y ésta era una combinación absurda ideada en la mente ociosa de Jorge Vergara que sin tener la más mínima idea de qué hacer con su equipo, apostó por un proyecto a largo plazo con un entrenador que suele permanecer muchos años en sus equipos ciertamente, pero que ninguno de esos clubes tienen las obligaciones y compromisos de las famosas Chivas.

No pretendo hacer leña del árbol caído y me queda claro que Raúl Arias no es entrenador para equipos ofensivos y de compromisos de fútbol espectáculo, pero señores, él no es culpable de haber estado en ese banco por 47 días que duró este proyecto, el más corto que recuerdo en el fútbol mexicano. Hace mes y medio Jorge Vergara opinaba que Arias era el técnico ideal para sacar al equipo de su mala racha y que la experiencia del mismo era fundamental para que eso fuera posible. Además comentó que el proyecto era a largo plazo y que Raúl tendría todo para trabajar bien con el equipo.

Hoy Arias está fuera y la razón principal, según Rafael Lebrija, director deportivo del Club, son los resultados pobres que el equipo ha obtenido durante esta gestión. Perder el clásico y apenas el domingo pasado ante Morelia, ha caído de peso en la entidad tapatía y se ha terminado el ciclo del técnico mexicano al frente del equipo.

Raúl se va y deja al Guadalajara cerca de la clasificación matemática pues su grupo es el más mediocre de todos en el torneo. Ganando sus siguientes juegos Chivas podría clasificar, hacer una buena liguilla y por qué no, ser campeón. Todo se puede en este fútbol mexicano y el torneo está diseñado para eso, para revivir muertos y premiar la mediocridad con un título obtenido en un minitorneo posterior a la temporada regular.

En palabras posteriores al suceso, el hoy técnico cesado comentó que su idea era ganar los juegos restantes y clasificarse a la liguilla pero que estaba sorprendido de la triste noticia y de la manera en que se la comunicaron la cual fue vía telefónica. Rafael Lebrija después de consultar a Jorge Vergara decidió prescindir de los servicios de Raúl Arias y José Luis Real se queda como director técnico interino de acá a que el torneo termine, lo cual puede ser en unos días si es que a mitad de semana Guadalajara no gana su partido de jornada doble.

Queda claro que contratar a Arias fue responsabilidad y error garrafal de Jorge Vergara y que desde un principio en esta gestión actuó sin el mayor criterio para contratarlo y ahora la fácil y lógica es correrlo. También ya se habla de jugadores que no jugaban en su posición y que no estaban agusto. Se habla del Venado Medina y de Ramón Morales quienes no ven acción contínua y así van saliendo a la luz todos los problemas que desde hace ya algunos años, se han venido gestando en este equipo.

El 16 de septiembre inició este proyecto y el 3 de noviembre terminó, esos son los plazos largos de Jorge Vergara quien a siete años de estar al frente de este equipo, ha acertado en muchas cosas pero hay una que nunca ha podido establecer y esa es la de tener un director técnico que perdure en el banquillo. En fin, a ver quién es el siguiente conejillo de indias.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

2 comentarios

Responder a Miguel Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *