Empate bajo cero

Un partido extraño se vivió en el frío estadio Centralniy del Rubin Kazan, en la 4ta fecha de la etapa de grupos de la Champions League 09-10. El rival visitante, Barcelona, vio cómo se complicaba un encuentro más allá de las inclemencias del clima (-3°C, humedad del 93%), ya que la defensa rusa hizo una labor sobresaliente al frenar en seco la ofensiva catalana.

El clima del juego transcurrió tranquilo y con la constante de los culés atacando y los rojos defendiendo. Algunas llegadas muy claras de Ibriahimovic e Iniesta que ahora se conectaron de principio a fin, fueron lo más destacado del Barça.

Rubin Kazan, que como en el primer juego le montó un cerrojo a Guardiola, logró congelar su portería y el marcador en ceros, ya que tampoco ofreció demasiado al frente. Sin embargo el resultado lo coloca en una posición cómoda para avanzar a los octavos de final de la liga de campeones y todo depende de ellos.

De igual manera el club español puede optar por la siguiente fase, siempre y cuando gane los encuentros ante Inter de Milán y Dinamo de Kiev, aunque hasta la fecha en el torneo continental no ha mostrado mayor cosa: sus actuaciones distan mucho de lo que había presentado a estas alturas el año pasado, año del triplete.

Lo cierto es que la táctica de Kurban Berdyev, ex-jugador de la Unión Soviética y actual entrenador del club, funcionó de principio a fin. Incluso mantuvo en la línea a Víctor Valdés de buena actuación y le quitó el aire a Guardiola por momentos, con una gran actuación del diez Alejandro Domínguez, aunque el control del balón fue para los visitantes de todas, todas.

Algo que también logró congelar Berdyev, fue el accionar del mejor jugador del mundo Lionel Messi. El argentino trató de comunicarse con el esférico, de imponer su tango, de demostrarle a Rusia y al mundo el nivel al que acostumbra demostrar en su club… pero no. Todo fue una muralla y dejó las cosas muy apretadas en el Grupo F, con la calificación en las manos de cada equipo, siempre y cuando ganen en las dos fechas restantes.

Así se fue la antepenúltima jornada en la etapa grupal, dejando como víctimas a aquellos que padezcan problemas cardiacos, pues los cuatro partidos restantes estarán frenéticos y con la emoción al borde del asiento. Esperemos que no defrauden al espectador, que por lo menos hoy, salió perdiendo en este empate bajo cero goles.

Comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *